La tregua entre Abengoa y los minoritarios se rompe por los consejeros

El nombramiento de una ex de la CNMV como nueva consejera de Abengoa desentierra el hacha de guerra en los accionistas minoritarios y el consejo de administración

La sindicatura de accionistas minoritarios de AbengoaAbengoashares, que aglutina al 21,5% del capital social, decidió calmar sus acciones contra el consejo de administración de la sociedad en pro de que la oferta presentada junto con los Amodio y Ultramar llegase a buen puerto, pero los tiempos de paz parecen haber acabado. 

El abandono del grupo Caabsa, propiedad de los hermanos mexicanos, de su puja por la sevillana en el día en que la sociedad anunció también una remodelación de su pequeña cúpula hizo que los pequeños inversores capitaneados por Clemente Fernández volviesen a la carga. 

Publicidad

El detonante fue el nombramiento de Cristina Vidal como consejera, pues estos accionistas consideran que no tiene validez y que se ha producido ignorando la Ley de Sociedades de Capital. Argumentan que su nuevo puesto es incompatible por su antiguo cargo. 

De la CNMV a Abengoa 

Y es que Vidal fue Jefa de Sanciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el supervisor tiene abierta contra la compañía una investigación y sanción. Además, estos inversores añaden que trabajó para el despacho Ramón y Cajal que es uno de los de referencia para el Banco Santander

La entidad presidida por Ana Botín es el acreedor principal de Abengoa y comandó a los acreedores y al pool bancario en las negociaciones con la compañía para presentar el plan de rescate del 6 de agosto, denominado “Operación Vellocino", que no llegó a buen puerto. 

Publicidad

Abengoashares siempre señaló al Santander como uno de los “culpables principales y líderes de dejar a los accionistas sin participación alguna en la nueva sociedad”, señalan siempre los pequeños inversores. 

Publicidad

Los consejeros, quebradero de cabeza de Abengoa 

En la misma comunicación de Abengoa a la CNMV sobre el nombramiento de Vidal como consejera tras la dimisión hace meses de Jordi Sarriás, también se informaba de una nueva salida, la de la única consejera de la multinacional, Margarida de la Riva Smith

De la Riva es, a su vez, cuñada del exvicepresidente de Coca Cola Company y exportavoz económico de Ciudadanos en el Congreso, Marcos de Quinto, que fue nombrado como candidato a la presidencia de Abengoa por los minoritarios y encargado de negociar un nuevo acuerdo. 

De Quinto no logró auparse como presidente por un bloqueo del entonces líder de la sociedad, Gonzalo Urquijo, pero sí se puso a negociar con los acreedores un nuevo pacto para los minoritarios, pero esto lo rechazaron 

La entrada de Clemente Fernández 

Tras este rechazo, De Quinto desparece de la escena y entra en juego Clemente Fernández, expresidente de Amper y muy activo en este tipo de situaciones (ahora busca una alternativa para Sniace). 

Fernández era el nuevo candidato a la presidencia en la junta de accionistas que se celebró el 23 de diciembre de 2020 y donde se nombraría a De la Riva, Sarriás y Juan Pablo López-Bravo, como nuevos consejeros. 

Estos propondrían como presidente a Fernández y uno de ellos dimitiría para que se produjese el nombramiento, pero esto no ocurrió. Sarriás y López-Bravo se postularon como líderes y De la Riva decantó la balanza por el presidente actual, López-Bravo. 

Publicidad

Abengoashares quiere junta extraordinaria accionistas 

Tras esto, Clemente comienza a buscar un socio industrial para lanzar una oferta por la compañía concretada con los Amodio y UltraMar, mientras que la dirección de la multinacional, tras anunciar concurso de acreedores, presenta una oferta de la mano de TerraMar. 

TerraMar ya ha formalizado su oferta vinculante y tras la retirada de los Amodio Fernández y Ultramar buscan nuevos socios para entrar en la compañía, pero el ex de Amper ha dado un paso más al pedirle a sus abogados personales que este jueves soliciten ante notario una junta extraordinaria de accionistas. 

El objetivo es el mismo que en las anteriores ocasiones, hacerse con el control de la sociedad para comandar él el devenir de la situación de liquidación, pues da por rotas las relaciones con López-Bravo. 

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de