Los minoritarios de Abengoa y Ultramar buscan un sustituto para los Amodio

Abengoashares y Ultramar sondean por separado a nuevos socios industriales para lanzar nuevas ofertas por Abengoa sin contar con los Amodio

La decisión del grupo Caabsa, propiedad de los hermanos mexicanos Amodio, de retirarse de la puja por Abengoa provoca que los otros dos actores de esta oferta, Ultramar y la sindicatura de accionistas de la compañía, Abengoashares, busquen sustitutos para rearmar la ofensiva por la sevillana. 

La plataforma de accionistas y Ultramar, según pudo saber finanzas.com por fuentes conocedoras de este hecho, trabajan por separado para encontrar un nuevo socio industrial pues descartan que los Amodio realicen un nuevo intento por hacerse con el control de la compañía de ingeniería. 

Publicidad

Una nueva oferta de los Amodio, Ultramar y los minotarios por Abengoa es difícil de ejecutar, hay muchos factores en contra para ellos en estos momentos”. Esta es la frase que más se repite entre las fuentes consultadas por finanzas.com sobre la decisión de los dueños de OHL de suspender “temporalmente” su plan de rescate. 

Fuentes próximas a la compañía, y también personas cercanas al círculo negociador de los hermanos mexicanos, apuntan a los mismos “riesgos” que “echan para atrás” a los mexicanos que pasan desde el apoyo del consejo de administración a la oferta de TerraMar a la presión de fechas por parte del administrador concursal, la ejecución de proyectos, los litigios o las garantías y avales. 

En la conjunción de esta lista, los propietarios del grupo Caabsa y sus socios de Ultramar dictaminaron que la auditoría encargada a Pérez Llorca, con apoyo de KPMG, y sus conversaciones con los diferentes implicados en el rescate afloraban “más dudas que certezas en la viabilidad de Abengoa”. 

Publicidad

La retirada “total” aún no está consensuada 

“Los factores en su contra hacen difícil que planteen un nuevo intento, pero la decisión de retirada total aún no está tomada”, señalan fuentes implicadas en la oferta. 

Pese a ello, estos inversores no se encuentran “cómodos” con las “peticiones” del consejo de administración de Abengoa y los acreedores. Un hecho que, sumado a la situación financiera del grupo, hacen que Caabsa y Ultramar entiendan que estos dos actores principales en la reestructuración “prefieren la oferta de TerraMar”. 

Publicidad

Este fondo estadounidense ya ha presentado una oferta vinculante que no difiere en demasía con la otra opción pues ambas inyectarían 200 millones de euros a la compañía donde se incluye una ampliación de capital de 50 millones de euros para hacerse con Abenewco1, la futura matriz, y repartir el 30% restante del capital social a los acreedores. 

Abengoashares busca una junta extraordinaria 

Las dos opciones contemplaban un rescate de la SEPI de 249 millones de euros, hasta 230 millones en créditos del ICO y hasta 300 millones en avales de Cesce, pero los Amodio sí contaban con los accionistas minoritarios en su oferta. 

El 70% del capital social se repartiría a partes iguales entre los dos fondos y los accionistas minoritarios que acudirían a la ampliación de capital con 25 millones de euros repartidos en dos rondas. 

Ahora, la decisión de los Amodio es un “jarro de agua fría que la sindicatura de accionistas Abengoashares no se esperaba. Se conocían las dificultades del proceso, pero se confiaba en que los Amodio siguiesen adelante”, explican desde esta plataforma que aglutina al 21,5% del accionariado de la multinacional. 

Publicidad

Clemente Fernández, cabeza visible de estos inversores y en su momento candidato a la presidencia de la ingeniera, ha movilizado a sus abogados personales para solicitar este jueves ante notario una junta extraordinaria de accionistas donde explicar la posición de los pequeños inversores ante esta situación. 

La presión del administrador concursal 

El grupo Caabsa “tampoco entiende por qué el administrador concursal mete presión para presentar la oferta”, explican fuentes de la negociación y añade que Guillermo Ramos, el encargado de este proceso, lleva “varias semanas” pidiendo las ofertas vinculantes. 

Este viernes concluye el plazo logrado por Abengoa para que los acreedores alargasen el vencimiento de deudas y de ahí que Ramos “presionase” para recibir las ofertas y avanzar así en su trabajo en declarar la empresa en funcionamiento o avanzar en la liquidación

Pero, tal y como adelantó finanzas.com, los ofertantes liderados por la familia mexicana no entendían esta petición por hechos “como que ya se ha perdido la cuenta de las veces que se han anunciado prórrogas desde agosto y, además, tampoco ocurriría nada si la sociedad entra en concurso para presentar una oferta después”. 

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de