Empresas del continuo

La nueva dirección de Abengoa se alinea con Urquijo

El nuevo consejo de Abengoa rompe con el dictamen de los minoritarios, lo que facilita la consecución de la reestructuración pactada entre los acreedores y Gonzalo Urquijo

El presidente de de Abenewco1, Gonzalo Urquijo.

La decisión de Abengoa de nombrar presidente a Juan Pablo-López Bravo y dejar fuera a Clemente Fernández, el elegido por los minoritarios, supone seguir adelante con el pacto logrado entre la anterior cabeza visible de Abengoashares, Marcos de Quinto, y la multinacional.

¿Qué más leer?

De Quinto acepta la oferta para el regreso de Urquijo al frente de Abengoa

Por tanto, Gonzalo Urquijo seguirá como líder de Abenewco 1, sociedad receptora del rescate, y podrá sacar adelante su ‘operación Villocino’ a cambio de canjear las acciones de los pequeños inversores inferiores a 150.000 euros por obligaciones con un interés del 12%.

La jugada pilla por sorpresa al 55% de los accionistas de Abengoashares que estimaban que uno de los nuevos consejeros dimitiría para dar entrada como presidente a Clemente Fernández y que este iniciase la maniobra para desalojar al equipo de Urquijo de Abenewco1.

Sin temor a las consecuencias legales

López-Bravo, Margarida Simth y Jordi Sarriá apuestan por seguir las líneas trazadas pese a ser conscientes, según pudo saber finanzas.com, de las posibles repercusiones legales que tenía “ir en contra” de lo votado por la plataforma que les colocó como candidatos.

¿Qué más leer?

Urquijo da por bueno el acuerdo de Abengoa y lo envía a la CNMV

Así, Verónica Vargas, también de Abengoashares, entraría como consejera de Abenewco 1 para “vigilar” que se cumpla el pacto de De Quinto. Con ello, la vieja Abengoa desaparece y los accionistas se quedan sin una participación directa en el nuevo grupo resultante.

El mejor ejemplo de las intenciones de la dirección es que sus miembros no se presentaron a una reunión convocada por Fernández en la que se debía trazar el plan a seguir una vez fuese nombrado presidente del grupo sevillano.

La ruptura de Abengoshares complica las reclamaciones

Es más, el nuevo secretario de la sociedad, Mario Pestaña, es un íntimo de Ignacio Trillo, la mano derecha de De Quinto en las negociaciones y quien también apoyo la oferta capitaneada por el Santander de la mano de los fondos KKR y BlueMontain.

¿Qué más leer?

La unión de los minoritarios de Abengoa se rompe antes de la junta

Ante este giro de los acontecimientos, un escenario que no era descartable tal y como ha ido informando finanzas.com, los inversores díscolos deben agruparse de nuevo si quieren reclamar ante la empresa o la justicia la decisión del consejo.

La división de la plataforma que les dio cobijo, Abengoashares, supuso su ruptura y ello complica las peticiones de responsabilidades empresariales o legales y allana el camino para la consecución del plan de viabilidad anunciado el 6 de agosto.

Con la mirada puesta en el ICO y Cesce

Los minoritarios se plantean convocar una nueva junta extraordinaria o acudir a la justicia, mientras que la compañía ya mira a los organismos públicos para firmar las ayudas una vez que han blindado al consejo de Abenewco 1.

Según el plan de reestructuración, el ICO aportaría entre 200 y 250 millones de euros con el apoyo de toda la banca del IBEX 35, salvo el Sabadell, y también intervendría otra sociedad accionista exterior, Crédit Agricole.

¿Qué más leer?

Los minoritarios de Abengoa toman el control de la compañía

Por su parte, Cesce entraría en la operación con avales de hasta 300 millones para lograr un montante final de unos 550 millones de euros. La cifra del ICO valía por los hasta 30 millones de euros que, en un principio, iba a aportar la Junta de Andalucía.

Desde Abengoashares siempre han insistido que el montante total sería de 230 millones del ICO y 20 millones de la junta y que la entrada del organismo público estaba condicionada a la participación del Gobierno andaluz.

El ejecutivo de Juanma Moreno sigue negando su participación alegando siempre que no posee instrumentos jurídicos para validarla y por ello desde la empresa buscaban nuevas vías a través de los acreedores y la banca que ya han puesto más de 1.000 millones de euros sobre la mesa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.