Trading. Claves para exprimir las franjas horarias más rentables

Los mercados dejan pautas temporales cada día que es posible aprovechar para optimizar el trading

En los mercados financieros existen una serie de pautas temporales que se repiten de manera constante, incluso a diario y todavía más en medio de una pandemia como la del coronavirus. Aprovecharlas es la clave para optimizar el trading.

La crisis sanitaria tumbó las bolsas pero luego desató uno de los rebotes más potentes de los últimos años y dio alas a algunos activos concretos, como el euro.

Que los mercados repiten periódicamente su comportamiento es algo que saben muy bien los traders. Precisamente, una de sus decisiones más críticas pasa por elegir las franjas temporales más rentables.

Lo normal es que las bolsas vean desde el arranque dos tipos de movimientos distintos. Las pautas tendenciales que marcan el movimiento de los precios a largo plazo y las reacciones contra esa tendencia, generalmente más pequeñas.

La estrategia es aprovechar la volatilidad

La regla general es operar los momentos de mayor actividad para tratar de exprimir ambas tendencias. La volatilidad, que siempre es sinónimo de riesgo, se convierte en estos casos en el mayor aliado.

Como explican los analistas de IG, “en las aperturas y antes de los cierres es donde se toman las mayores decisiones de inversión, por lo que es cuando mayor volatilidad suele haber”.

Publicidad
Publicidad

Es más, “cuando convergen todos los mercados, Europa con los Estados Unidos, a partir de las tres y media de la tarde y hasta las cuatro y media, es cuando más movimiento hay en los índices”, recalca José Luis Herrera, analista de Banco BIG.

Aprovechar las micro tendencias en el DAX

La apertura del mercado de contado europeo, entre las nueve y las diez de la mañana, es la que suele ofrecer los movimientos más importantes del día. Y el índice más operado es el DAX alemán.

Hasta hace dos años, el DAX dejaba oportunidades desde las ocho de la mañana, momento en el que abría y comenzaba a descontar la sesión en Wall Street.

Pero actualmente, el selectivo alemán tiene mercado nocturno, con lo que prácticamente han desaparecido los huecos de apertura que permitían hacer operaciones rentables.

Por eso, Carlos Galán, CEO de escueladetrading.es, recomienda para operar este índice esperar a las nueve de la mañana.

Publicidad

Lo habitual es “dejar correr diez o quince minutos para detectar las primeras micro tendencias, ya que a fin de cuentas son las que operamos haciendo trading”, apunta.

Wall Street entra en escena

Desde las once de la mañana, la actividad en las bolsas europeas se reduce notablemente y los mercados suelen dejar muy pocas oportunidades, salvo que haya algún dato macro o noticia relevante.

Pero todo vuelve a activarse a partir de las dos y media de la tarde, una hora antes de que abra la Bolsa de Nueva York.

“Durante la sesión de los Estados Unidos y desde una hora antes de la apertura hasta una hora después suelen ser los momentos donde más movimiento hay y las franjas más utilizadas por los inversores intradía y scalpers”, recuerdan en IG.

Publicidad

Tras abrir Wall Street, de tres y media a cuatro menos cuarto se suele crear la primera micro tendencia.

Y entre las cuatro menos cuarto y las cuatro menos diez suele aparecer otra pequeña tendencia en contra de la que se ha formado desde la apertura, según apunta Galán, para posteriormente retomar la tendencia inicial.  

El cierre del IBEX 35 no suele congregar mucha actividad

La siguiente ventana a tener en cuenta es a partir de las cinco de la tarde, cuando las bolsas europeas se preparan para bajar el telón.

Se trata de un momento en el que el mercado suele hacer una tendencia a la contra pero “también es cierto que se vuelve más complicado”, apunta Galán. El problema es que a estas alturas las bolsas tienen ya casi todo descontado.

En el caso de la bolsa española, Herrera recuerda que el IBEX 35 suele definir bien su movimiento desde primera hora de la mañana y cuando abre Wall Street.

Publicidad

Por eso, el cierre del selectivo nacional “no suele congregar muchas operaciones”, apunta el experto de Banco BIG.

El tramo final de Nueva York ofrece una nueva oportunidad

Desde el cierre de Europa la actividad del mercado vuelve a contraerse pero a partir de las ocho de las tardes los índices se animan de nuevo con el cierre de Wall Street, que es a las diez de la noche. Se trata casi “de una segunda apertura”, resume Galán.  

Desde esta hora y hasta aproximadamente las nueve y media de la noche se ven buenos movimientos tendenciales pero es a partir de la media hora final cuando se dispara la volatilidad y aparecen las pequeñas reacciones contra tendencia.

Incluso el horario de madrugada ofrece oportunidades, pues es a partir de la dos de la mañana cuando la bolsa de Japón y el yen desarrollan su máxima actividad, recuerda Herrera.

Todas estas franjas hay que tomarlas con la máxima precaución, pues los traders consultados insisten en que no son una norma fija, especialmente en los momentos más volátiles o afectados por las noticias.

En portada
Publicidad
Noticias de