Trading

¿Cómo funcionan realmente los brókers online?

La regulación, el apalancamiento, las garantías o las cuentas demo. Todas las claves para entender cómo funcionan los brókers online

¿Cómo funcionan realmente los brókers online?

El mundo de la inversión experimentó un cambio drástico con la llegada de Internet, que impulsó el desarrollo de los brókers online. En España se hicieron pronto muy populares y a finales de 2010, los gigantes europeos operaban a pleno rendimiento.

Enarbolando la bandera de las comisiones bajas y el acceso a miles de activos financieros, supieron hacerse un hueco en un mercado dominado hasta entonces por los grandes bancos. Y hoy en día son actores habituales en el sector.

¿Qué es un bróker online?

Como sucede con los bancos, el bróker online es simplemente un intermediario financiero sujeto a una determinada regulación. En el caso de España, estas normas son las que establece la CNMV, en cuyos ficheros deben estar registrados.

Para los brókers extranjeros, el registro en el regulador de cada país de origen también es indispensable. Y en ambos casos, los brókers han de someterse a la regulación de la ESMA (European Securties and Market Autorithy) a nivel europeo.

La regulación ayuda a evitar abusos

Un bróker se puede elegir por distintos criterios pero la regulación que cumplen siempre debería ser uno de ellos, pues lo que está en juego es la seguridad del dinero.

Es importante, ya que supone “protección al cliente y seguridad de que cualquier arbitrariedad por parte del bróker va a ser auditada y/o solucionada, para evitar abusos o estafas”, dice José Luis Herrera, trader y analista independiente.

La regulación supone protección al cliente y seguridad de que cualquier arbitrariedad

Lo mínimo que “tenemos que comprobar antes de abrir una cuenta es que el broker este regulado, es la única manera de estar protegidos ante cualquier incidencia”, añade Carlos Galán, CEO de scalping.es.

Todos los años, la CNMV alerta de más de 100 chiringuitos financieros, por lo que es imprescindible redoblar la vigilancia para no caer en estafas.

¿Qué tipos de brókers online existen?

Los brokers online pueden ser de dos tipos, los creadores de mercado (market makers) y los que no tienen tal condición.

En los primeros, las operaciones realizadas por los inversores no se hacen de forma directa en el mercado sino en la mesa del propio bróker. En el segundo, las operaciones van directas al mercado.

Será arbitrario por parte del propio bróker creador de mercado cómo gestione el riesgo de dichas operaciones. Es decir, las puede cubrir o no.

La polémica rodea a los creadores de mercado

Y aquí hay mucha polémica. Lo cierto es que existe la creencia de que el bróker puede estar tentado a ir contra el cliente, en el sentido de que “si el cliente pierde, el bróker gana”.

Herrera opina que “no supone ninguna diferencia a efectos prácticos para el inversor”, en la medida en que el creador de mercado puede hacer coberturas. Todo lo contrario piensa Galán, cuando señala que “lo que ganes o pierdas va en contra o a favor del bróker”.

Vigilar los costes ocultos es importante

Más allá de esta polémica, lo que sí debe aportar el bróker online es confianza respecto a los reembolsos futuros del dinero y transparencia en las operaciones.

Por eso, añade Herrera, es importante que no haya “costes ocultos”, deslizamientos (slippage) en las ejecuciones, recotizaciones o comisiones abusivas.   

El producto estrella de los brókers online es el CFD o contrato por diferencias

El producto estrella de los brókers online es el llamado contrato por diferencias o CFD. Muchos ofrecen acciones tradicionales o incluso fondos de inversión, pero no alcanzan la popularidad del CFD. Por eso, es importante conocer las comisiones que suelen cargar.

¿Cómo funcionan las comisiones en un bróker online?

En los CFD, el cargo habitual por comisiones es el ‘spread’ o diferencial entre el precio de cotización en mercado y el que aplica el bróker al abrir el contrato.

El ‘spread’ dependerá del tipo de instrumento en el que se invierta, en función sobre todo de la liquidez del mismo. Cuanto más pequeño sea, menor será el coste de hacer una operación.

Los más competitivos suelen tener un spread de un punto, lo que se traduce en un euro por contrato de CFD por entrar y otro por salir.

Hay que buscar una cotización estable en el CFD

Una precaución recomendable, explica Galán, es comprobar que “el CFD tenga una cotización estable” y los más próxima a la cotización del futuro que tiene como activo subyacente.

En este caso, reflejará mejor el equilibrio entre las fuerzas de oferta y demanda del mercado, con lo que resultará más adecuado para los clientes.

La cuenta demo es útil hasta un determinado momento

Otro elemento con el que los clientes deben conocer es con la cuenta demo, que permite operar en un entorno simulado pero idéntico al real. Prácticamente todos los brókers online la ofrecen. Y de nuevo suscita polémica.

Es innegable que su uso permite conocer la plataforma de cada bróker, lo que minimiza el riesgo de cometer errores.

Sin embargo, recuerda Herrera, los detractores de las cuentas demo suelen argumentar que el “dinero virtual” suprime las emociones propias de la operativa en el trading con dinero real. Sin embargo, el factor emocional es uno de los aspectos más importantes del trading.

Por eso, Galán sostiene que la cuenta demo es útil hasta un determinado momento, porque al final, “cuándo realmente se aprende de verdad es con dinero real”, al entrar en juego la psicología.

La ESMA desplegó una regulación para evitar el exceso de apalancamiento

Dado que los CFD no dejan de ser productos complejos, la ESMA decidió en 2018 modificar la regulación para proteger a los inversores.

Así, las nuevas normas clasificaron a los clientes en dos grandes grupos, profesionales y minoristas. Para estos últimos, creó una protección ilimitada ante posibles saldos negativos y limitó sus niveles de apalancamiento.

Por ejemplo, en las divisas mayores, el máximo apalancamiento permitido es de 30:1, con la obligación de depositar una garantía del 3,3%. En índices es de 20:1 y un margen del 5%.

Así funciona el apalancamiento

El apalancamiento consiste en tomar una posición por una cantidad determinada de dinero, pero solo exponiendo una pequeña parte de este total.

Por ejemplo, un apalancamiento de 100:1 significa que si abre una operación de 100.000 euros con 1.000 euros, el cliente solo pone 1.000 euros y el bróker el resto, según explican en Admiral Markets.

El margen es la cantidad que el bróker va a retener en la cuenta como garantía de la operación. En el ejemplo anterior retendría el 1% o 1.000 euros.

Todo está enfocado para proteger al inversor

En definitiva, todos estos elementos configuran un ecosistema inversor muy particular que es necesario dominar para reducir al máximo las probabilidades de una operativa con pérdidas. 

La apuesta de la ESMA para proteger a los inversores minoristas ha sido fuerte, pero igual de contudente ha resultado la reacción de los brókers. La formación y la atención al cliente son hoy una piedra angular para los líderes del sector. 

Como recuerda Herrera, "existe una regulación para amparar y proteger al inversor, en aras de evitar que haya abusos y escándalos que han surgido tiempo atrás". 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses