Las claves para elaborar un plan de trading

El plan de trading es la hoja de ruta para operar y hay que diseñarlo correctamente y seguirlo a rajatabla

Los recientes episodios de alta volatilidad desencadenada por el ruido asociado al foro Wallstreetbets de Reddit han puesto de manifiesto la necesidad de que los inversores cuenten con una hoja de ruta apropiada para navegar por el mercado.

Esta brújula es lo que se conoce como plan de trading. Si ya es necesario en los contextos normales de mercado, en los entornos de volatilidad extrema se vuelve imprescindible.

Publicidad

El cerebro humano no está preparado para las pérdidas, pero estas forman parte de la realidad diaria de los traders, que muchas veces se dejan guiar por sus emociones y terminan por perder sus cuentas.

Factores a tener en cuenta

Factores como la euforia, el miedo, la frustración o el exceso de confianza son los grandes enemigos emocionales de los inversores.

Por esto, el trader necesita saber de antemano en qué condiciones va a abrir una operación y cómo o cuándo tiene que cerrarla.

Publicidad
Publicidad

Y las instrucciones para hacerlo correctamente son las que recoge el plan de trading. La idea es recopilar por escrito una serie de reglas de obligado cumplimiento con el objetivo de «preservar el capital», apunta José Luis Herrera, analista de Banco BIG.

Por supuesto, debe incluir una «adecuada gestión del riesgo», lo que impedirá asumir un tamaño excesivo en la cartera que pueda conducir a pérdidas todavía más grandes, añade este experto.

El plan de trading debe llevar una adecuada gestión del riesgo que impida asumir grandes posiciones

No se trata de suprimir la volatilidad, que en sí misma no es mala, sino de adaptar la operativa a los contextos de más turbulencias, que muchas veces son los más rentables pero también los más peligrosos.

Como apunta Josep Codina, analista de la revista INVERSIÓN, el plan de trading es una forma útil de «adquirir unos hábitos y rutinas que se interiorizan para reducir al mínimo el riesgo de tomar decisiones emocionales durante la operativa».

Por ejemplo, el plan de trading debe especificar claramente en qué punto se habrá cumplido el objetivo de beneficios y toca cerrar la posición.

Publicidad

Asumir pérdidas

O al contrario, cuándo es hora de asumir las pérdidas porque la entrada era equivocada. Todo debe estar milimétricamente planificado.

«Cuando las cosas van bien quizás nos parezcan un tanto ridículas tantas reglas y tanto control del riesgo, pero si van mal, todo el mundo se arrepiente de no tenerlas», apunta Daniel Pernas, director de DPS Trading.

Este último aspecto es fundamental, pues no solo se trata de definir el mapa por el que se moverán los traders sino de desplegar una adecuada gestión monetaria que proteja el capital.

De acuerdo con los expertos consultados, estos son los puntos imprescindibles que debe recoger un plan de trading. 

Publicidad

1. Marco temporal

Antes de lanzarse al mercado, los traders deben definir en qué marco temporal van a operar. Por ejemplo, no es lo mismo plantear estrategias intradía con gráficos de cinco minutos que operaciones a varias semanas con temporalidades más amplias.

Esta primera elección determinará otras decisiones muy relevantes, como la colocación de los stops de pérdidas. En realidad, no hay un marco temporal mejor que otro, todos tienen sus ventajas y sus inconvenientes.

«Lo recomendable es elegir el que mejor se adapte a nuestras circunstancias personales», apunta Pernas. Si el trader tiene tiempo no tendría mucho sentido ser intradiario, en cambio si la paciencia no es una virtud, quizás el largo plazo no sea adecuado.

2. Activos a operar

El universo de elección que proporcionan las plataformas de trading es muy extenso, lo que obliga de nuevo a ser selectivos.

Acciones, materias primas, divisas, índices, futuros o CFD son algunos de los activos entre los que habrá que elegir.

Publicidad

Cada uno demandará una estrategia distinta, por lo que no tiene sentido ir alternando entre todos.

3. Entrada en el mercado

El trader tiene que tener claro en qué se basa su estrategia. De nuevo, ningún método es mejor que otro.

Se puede operar por retrocesos de Fibonacci, Ondas de Elliott, figuras chartistas, osciladores, ruptura de soportes y resistencias, etc.

De nuevo, hay que ceñirse al plan. Lo que no tiene sentido es empezar planteando una estrategia y si el mercado no da la razón, intentar mantener la operación con otra distinta.

4. Gestión de la posición

El plan de trading debe especificar las instrucciones para gestionar correctamente la posición. Esta apreciación es particularmente importante en lo que se refiere a la colocación del stop de pérdidas.

En sentido estricto, son un seguro, y como tal, tienen un coste que puede terminar por comerse los beneficios. El stop ideal sería aquel que mantuviera al trader en la operación con un riesgo asumible y no se activara en las correcciones aleatorias del mercado.

Pero llegar a él no es sencillo. Si está muy ceñido al precio, limitará más las pérdidas pero también saltará con más frecuencia.

Si se coloca más alejado, proporcionará mayores rendimientos pero a costa de asumir más riesgo. Lo importante es recoger en el plan cómo se fijará este límite de pérdidas.

5. Salida del mercado

Por supuesto, una correcta gestión de la posición implicará igualmente definir claramente el objetivo de beneficios. Y en cuanto se alcance, cerrar la posición.

Cuanto menos tiempo se esté expuesto al mercado, mucho mejor. La gran tentación que tienen todos los traders es dejar abierta la posición una vez que ha ido a su favor.

El stop de pérdidas es crítico y su nivel de colocación debe estar recogido en el plan de trading

Esta estrategia raras veces suele funcionar, salvo que se abra mucho el precio en rango y se coloque el stop en el punto de ‘breakeven’, es decir, donde ya no hay pérdidas.

De esta forma se evitan los números rojos, aunque los expertos consultados tienen claro que la mejor opción es ceñirse al plan de trading y cerrar la posición una vez alcanzado el objetivo definido.

6. El diario de trading

Un último elemento a tener en cuenta es el diario de trading, que será la base para estudiar las operaciones a posteriori.

Debe recoger a qué precio se hizo la entrada, a qué hora, qué tamaño tenía la posición, con qué objetivo, con qué nivel de stop y con qué resultado.

Además, hay que hacerlo con todas las operaciones, en particular con las perdedoras, pues es el método más fi able para detectar los errores.

Tampoco se trata de seguir un registro contable exhaustivo, esa no es la intención, pero si es preciso recopilar toda la información básica.

Por eso, es frecuente acompañarlo de algún pantallazo de la operación, además de registrar todo en una hoja de cálculo, aunque incluso hay varias aplicaciones que se pueden descargar en una tableta para facilitar la tarea.

Lo importante es incorporar el diario de trading como una rutina más del plan. «Resulta básico, imprescindible, es la mejor manera que tenemos para llevar el control de nuestra metodología pero no sólo hay que reflejar los aspectos numéricos sino también los emocionales», apunta Josep Codina.

El diario de trading es muy útil en operaciones intradía o planteadas con varios días de duración

En este sentido, Daniel Pernas añade que el diario de trading resulta especialmente útil «si estamos hablando de trading intradía o de operaciones swing con varios días de duración, ya que estamos tomando decisiones con mayor periodicidad y es más complicado seguir el plan».

Finalmente, para que todo tenga sentido, no basta con tener un plan bien diseñado, pues la clave es seguirlo sin dudar. El problema es que son muchas las tentaciones para saltárselo.

Es cierto que con la experiencia, los traders pueden convencerse de que «algunas pocas veces, las reglas se pueden romper», dice Codina, pero su recomendación no puede ser más nítida.

«El plan hay que seguirlo a rajatabla». Para ello, recalca Pernas, «debemos adaptar el plan a nuestra personalidad y ser conscientes de nuestras emociones al operar. «Y en caso de saltarnos el plan es vital parar, reflexionar y tomar medidas para que no vuelva a suceder», remacha Pernas. 

En portada
Publicidad
Noticias de