La esencia del análisis técnico

Los cruces de medias resultan imprescindibles para el trading y representan la esencia del análisis técnico. Estas son sus claves

Entre todo el arsenal del que disponen los traders para certificar en qué dirección ha cambiado la tendencia, los cruces de medias son una de las herramientas más empleadas en trading.

Representan la esencia del análisis técnico propiamente dicho, ya que a diferencia del “chartismo”, estos cruces se obtienen de la aplicación de fórmulas matemáticas y estadísticas a los precios y el volumen negociado.

Publicidad

El indicador más utilizado es la media móvil, que se construye con datos de precios de un periodo determinado. Por ejemplo, las últimas cincuenta sesiones.

Por su propia naturaleza, son índices retardados, y a diferencia de un doble suelo o un patrón de cabeza y hombros, que anticipan el cambio de tendencia, la media móvil reacciona cuando este cambio ya se ha producido, y lo ratifica. Por eso, es un indicador seguidor y no líder.

El periodo de cálculo, esencial para un buen trading

Un factor a tener en cuenta con las medias móviles es el periodo de cálculo. Cuanto mayor sea, más datos se necesitan y mayor será el retraso.

Por el contrario, a menor plazo, mejor seguirá al precio, aunque sus movimientos serán mucho más bruscos, menos suavizados, y proporcionará mayor cantidad de señales falsas. Normalmente, las medias con periodos de cálculo comprendidos entre 3 y 21 días se consideran de corto plazo, hasta 150 días de medio plazo y a partir de aquí y se habla de largo plazo.

Publicidad
Publicidad

Para determinar la tendencia a largo plazo de un activo, la media más seguida es la de 200 sesiones. Se puede calcular con cualquier marco temporal. Por ejemplo,  en gráficos de 5 minutos para las operaciones intradía, o con datos diarios para otros tipos de trading.

Señales a través del precio

La manera más simple de operar con una media consiste en buscar señales a través del precio. Es decir, cuando la cotización cierra por encima de la media se produce una señal de compra, y si cierre por debajo hay señal de venta.

Los inversores que operen a muy corto plazo, tendrán que utilizar medias cortas, pero en este caso, existe el riesgo de que haya demasiadas señales falsas. Este riesgo se multiplica en mercados laterales.

“Utilizar las medias de forma pura con el simple corte del precio no suele ser lo más habitual porque genera muchas señales falsas, sobre todo si se trabaja con periodos cortos. Esto es así porque no se consigue filtrar el ruido”, explica Josep Codina, analista de INVERSION.

En periodos más largos, “el retraso que puede llevar la media restará efectividad en la anticipación, pero generará mayor fiabilidad”, recalca Codina. En este sentido, la estrella absoluta es la media de 200 sesiones, empleada para rastrear tendencias de largo plazo. “Funciona como un reloj”, añade Roberto Moro, analista técnico de la firma robertomoro.com.

Publicidad

El problema de los filtros

Para evitar el problema de las señales falsas, muchos traders esperan que el precio cruce la media en un determinado porcentaje para dar validez a la señal. La clave consiste en elegir bien el porcentaje.

Otra técnica consiste en emplear filtros de tiempo, es decir, esperar dos o tres días para dar validez a la señal. Los cruces de medias con el precio que conviene vigilar son los de 10, 20, 50 100 y 200 sesiones, dependiendo de los plazos en los que opere.

El problema que plantean estos filtros, según explica Codina,  es que “son complicados de fijar y varían mucho en función del tipo de activo” sobre el que se opere.

Cuando se aplica un porcentaje sobre la media como filtro, en realidad se genera una banda cuyos límites activan la entrada o salida en el mercado. “Cuando usamos estas bandas, lo que hacemos es entrar y salir más tarde, por lo que se reduce el beneficio de las buenas operaciones”, añade Codina.

Publicidad

En su opinión, hay que valorar si esto compensa a cambio de eliminar las señales falsas. Esta idea de retardo también la comparte Moro cuando dice que las medias en general son indicadores “demasiado atrasados”, salvo por la excepción de la media de 200 sesiones.

Trading: La esencia del análisis técnico | Autor del artículo: José Jiménez
Señales falsas en la cotización de Banco Santander

Los cruces de medias

Todos estos problemas se pueden tratar mejor con el empleo de los cruces de medias. El método que más se utiliza es el cruce de dos medias de distinto periodo, una corta y otra larga. En las operaciones a corto plazo se suele emplear las medidas de 8 y 21 sesiones.

Cuando la primera (corta) cruza al alza la segunda (larga), se produce una señal de compra. Y a la inversa. Estos periodos son simplemente indicativos, puesto que cada trader utilizará las medias que mejor se adapten a su estilo, siempre y cuando entre ambas exista la suficiente separación.

Para los inversores que busquen entradas a medio y largo plazo, lo más habitual consiste en emplear una media de 50 sesiones y otra de 200 sesiones. Cuando la primera corta al alza la segunda, se produce lo que se conoce como “cruce dorado” y se genera una de las señales de compra más buscadas por los inversores.

Movimientos más suavizados

“La ortodoxia dice que es una señal de que el mercado entra en una tendencia alcista de medio plazo de forma sostenida, ya que son medias con periodos que trabajan el fondo del mercado y al alza nos marcan esta situación”, recuerda Codina.

El caso contrario, cuando la media de 50 sesiones corta a la baja a la media de 200 sesiones, es lo que se conoce como ‘cruce de la muerte’ y tiene importantes implicaciones bajistas.

Publicidad

Al representar movimientos tendenciales a medio y largo plazo, estos cruces suelen ser utilizados como referencia incluso para los inversores que no son amantes del análisis técnico, ya que presentan escaso ruido y generan movimientos muy suavizados.

No obstante, Codina explica que “justo en los periodos de corte, las probabilidades de que pueda darse un falso cruce o que se gire el precio a las pocas sesiones existen”. Por eso, es necesario analizar con detalle las pendientes con las que producen los cortes.

Trading: La esencia del análisis técnico | Autor del artículo: José Jiménez
Cruce dorado y cruce de la muerte en el S&P500

La utilidad de las medias móviles

Las fuentes consultadas por INVERSIÓN reconocen que las medias móviles son uno de los indicadores más populares en el trading. Pero como todas las herramientas, no suponen la verdad absoluta.

“Son una herramienta útil que debe formar parte de nuestro arsenal, bien como plan o como sistema para generar señales, pero como todos los otros indicadores no podemos pretender que sean infalibles”, advierte Codina.

Funcionan bien cuando el precio está en tendencia pero pierden efectividad en los periodos laterales. Muchos inversores las emplean como soportes o resistencias dinámicos, por lo que su ruptura al alza o a la baja puede desencadenar fuertes oscilaciones de los precios.

A la hora de operar, Codina sugiere abrir el abanico y utilizar como mínimo dos medias y analizar sus cruces, para detectar mejor las posibles señales falsas, especialmente en los plazos cortos. Otra utilidad que tienen las medias es la de aplicarlas sobre otros indicadores para reducir su ruido y facilitar la operativa.

En portada
Publicidad
Noticias de