Revista Inversión

Los planes de pensiones rescatan a 14.000 familias

Los partícipes afectados por un ERTE y por cese de actividad recuperaron 25 millones de euros de sus fondos de pensiones

Los efectos de la crisis económica desatada por la pandemia cada vez son más preocupantes. A una caída del PIB, que este año puede alcanzar el 15 por ciento, se suma una subida de la tasa de paro que podría llegar al 23,6 por ciento en diciembre, según pronostica el Banco de España.

Previendo este oscuro escenario, el Gobierno aprobó en marzo una serie de medidas para dotar de liquidez a los más perjudicados por la crisis, informa la revista INVERSIÓN en su número de esta semana. Puede suscribirse desde 3 euros por semana o acudir a su quiosco (4 euros).

Una de ellas fue permitir a los afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y a autónomos que se vieron obligados a cesar su actividad rescatar parte del capital acumulado en sus planes de pensiones privados.

Este nuevo supuesto excepcional de liquidez para los partícipes de planes de pensiones, impulsado desde la revista INVERSIÓN, lo han aprovechado más de 14.000 familias que han rescatado un total de 25 millones de euros, según fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Estos 14.000 expedientes suponen un 71 por ciento de los presentados.

En principio, el Gobierno se resistió a aprobar esta disposición, pero pocas semanas después rectificó al comprobar cómo crecía el número de trabajadores inmersos en un ERTE, que ya rozan los tres millones.

Mejor de lo esperado

Los expertos consideran que permitir a los partícipes el acceso al dinero acumulado en sus planes de pensiones ha sido «una buena medida y muy coherente» tras el menoscabo que el Covid-19 ha generado en muchas economías domésticas y empresariales.

No obstante, esperaban que su aceptación iba a ser menor debido a que los planes de pensiones no están muy extendidos entre los colectivos que pueden verse inmersos en un ERTE.

«Esta medida ha sido una solución momentánea a una situación económica preocupante y ha supuesto una tabla de salvación a la que se han agarrado los partícipes. En un primer momento, la previsión era que no se iban a producir muchos rescates, pero a medida que se ha ampliado el estado de alarma, se han producido retrasos en el cobro de los ERTE y alargado los ceses de actividad los rescates van en aumento», afirma Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (Ocopen).

Y esta cifra puede crecer, ya que los afectados por ERTE tienen de plazo hasta septiembre para liquidar sus planes.

Hasta ahora solo se podía acceder al ahorro acumulado en un plan de pensiones en determinados supuestos excepcionales como enfermedad grave, invalidez, paro de larga duración y para evitar el desahucio. No obstante, a partir de 2025 se podrán rescatar una vez pasados 10 años de su primera aportación.

Impuestos

El volumen rescatado podría haber sido mayor, pero su tributación ha supuesto un freno para muchos partícipes.

Los planes tributan en la base general del IRPF como rentas del trabajo, la parte más cara del impuesto, a un tipo que en la escala estatal oscila entre el 19 y el 45 por ciento en función de los ingresos y rentas.

¿Qué más leer?

El Gobierno rectifica y permite el rescate de los planes de pensiones

Esto ha llevado a numerosos ahorradores a analizar si les era imprescindible recurrir al ahorro de su plan o podían cubrir sus necesidades de liquidez con otros ahorros que tributan menos, como los acumulados en fondos de inversión, depósitos o cuentas corrientes, que lo hacen en la base del ahorro donde el tipo impositivo es menor, oscila entre un 19 y un 23 por cierto.

Finalmente, muchos se decantaron por estos dejando intacto el patrimonio capitalizado en sus planes.

Vender en pérdidas

Otra de las causas que ha moderado los rescates ha sido la caída de rentabilidad del 5,4 por ciento que han experimentado los planes de pensiones en el primer trimestre del año debido a la corrección de valor en sus carteras producida por el desplome histórico de las bolsas causado por el coronavirus. Muchos partícipes han optado por no vender en pérdidas y esperar una remontada.

A juicio de Paula Satrústegui, directora del área de Planificación Financiera y Patrimonial de Abante, «si el partícipe cree que su plan de pensiones es bueno y consistente, con margen de recuperación, y posee otros ahorros es conveniente que acuda a ellos y así deja tiempo para que se recupere su plan. Además, se ahorraría pagar los impuestos por el rescate».

 

Suscríbase a la revista INVERSIÓN desde 3 euros por semana o acuda a su quiosco (4 euros).

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses

¿Qué más leer?