Renta variable

El rebote del petróleo impulsa a Wall Street

El Dow Jones crece el 1,8%, el S&P 500 aumenta un 1,95% y el Nasdaq se anota un 2,1%

¿Comprar, vender o mantener tras una caída como esta?

El optimismo llega a Wall Street tras varias jornadas en negativo. Los tres principales índices de la Bolsa de Nueva York suben alrededor de un 2% en la apertura gracias al rebote del 16,4% que experimentó este miércoles el petróleo tipo Texas. No obstante, los productores todavía deben hacer frente a los problemas de almacenamiento.

Por indicadores, el Dow Jones crecía el 1,8%, hasta los 23.435 puntos, impulsado por grandes cotizadas como Intel, que ascendía casi un 5%, y también por las petroleras Exxon y Chevron, que tras días de pérdidas por la crisis del crudo, incrementaban su valor este miércoles un 4,6% y un 4%, respectivamente. Solo Caterpillar y Walmart anotaban ligeras pérdidas.

El índice S&P 500 aumentaba un 1,95%, hasta los 2.789 puntos, mientras que el selectivo Nasdaq se anotaba un 2,1%, quedándose en torno a los 8.440 puntos.

¿Qué más leer?

El Brent sucumbe a los precios en negativo

El mercado del oro negro parece coger aire y motiva a los accionistas a comprar. El barril de Texas se vende a 13,48 dólares tras cerrar la sesión del martes con un desplome del 43,47%. En los contratos futuros del para entrega en junio, el nuevo mes de referencia, el crudo sumaba 1,91 dólares con respecto a la sesión previa del martes.

Con ganas de buenas noticias, el parqué neoyorquino también recibió con entusiasmo la aprobación en el Senado del paquete de estímulos valorado en 484.000 millones de dólares para paliar los efectos de la crisis de coronavirus en pequeños negocios, mejorar los medios en los hospitales y aumentar la capacidad de testeo contra el patógeno

Vista puesta en la reapertura

Los inversores también esperan que las medidas de reapertura de la economía empiecen a tener efecto, aunque se muestran preocupados por el impacto negativo que pueda tener la falta de actividad en ciertos sectores durante un periodo prolongado de tiempo.

Este parón de la economía se refleja en los resultados empresariales. Compañías de consumo como Heineken se vieron obligadas a cancelar su dividendo, mientras que Kering, empresa que comercializa marcas de lujo, aseguró que no ve una recuperación en Estados Unidos o Europa antes de al menos junio o julio después de que cayeran las ventas de su marca insignia Gucci.

¿Qué más leer?

Leve optimismo en Wall Street ante la idea de un nuevo plan de ayudas

En cambio, Netflix reflejó en sus cuentas que es la gran ganadora de la pandemia. En la presentación de este martes anunció que en el primer trimestre del año ganó 709 millones de dólares, el doble de los 344 millones conseguidos en el mismo período del año pasado.

En otros mercados, el oro subía a 1.730,60 dólares la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años ascendía hasta el 0,595 % y el dólar perdía terreno ante el euro, con un cambio de 1,085. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.