Renta variable

El Brent sucumbe a los precios en negativo

El Brent cede ante la presión bajista del mercado y marca su mínimo en dos décadas

El Brent encadena tres sesiones de pérdidas por los precios en negativo del West Texas

El Brent sucumbe a los precios en negativo que marcó el barril de tipo West Texas (WTI) y, pese a resistir mejor que el crudo de referencia en los Estados Unidos, la presión hace mucha mella en el Brent marcando su mínimo de 21 años.

¿Qué más leer?

Los productores de petróleo pagarán por deshacerse del excedente

Los futuros de los barriles para venta en junio, que arrancaron este martes, llegaron a caer más un 12% lo que supuso bajar hasta los 17 dólares. Es la tercera jornada consecutiva que el Brent, la referencia para el Viejo Continente, registra caídas de calado.

Bien es cierto que el lunes resistió los envites que llevaron al petróleo de los Estados Unidos a ceder más de un 300% con los productores pagando 40 dólares por cada barril del que se desprendían y cedió un 8,94% hasta los 25,57 dólares, pero el martes se desató la presión bajista.

En la segunda sesión de la semana, con la vista puesta en la colocación de barriles para junio, el Brent registró su peor sesión del año al hundirse un 24,40% y perder los 20 dólares por barril al cerrar en 19,33 dólares.

Ahora, se va a niveles del siglo pasado cuando en 1998/1999 también se sufrió un exceso de oferta y falta de demanda, aunque ni parecido al actual.

Precios bajos permanentes

Los indicios apuntan a que estos niveles en los precios están para quedarse. La falta de almacenamiento fue el detonante de un cúmulo de circunstancias que desencadenaron en los precios negativos del WTI.

¿Qué más leer?

Trump desoye al petróleo y colapsa las reservas nacionales

La demanda está prácticamente suprimida para este curso y no solo el coronavirus la dio un golpe mortal, la disputa entre Arabia Saudí y Rusia que derivó en la guerra de precios fue otro testarazo demoledor para el mercado de petróleo mundial.

La propagación del coronavirus a nivel mundial con los Estados Unidos como epicentro actual indica que mientras la primera potencia económica mundial no funcione a pleno rendimiento es difícil que el crudo se recupere.

El West Texas recupera terreno al calor de la petición de Donald Trump a los departamentos de Energía y del Tesoro de elaborar un plan de rescate para el sector con el que salvaguardar a las compañías de las quiebras.

¿Qué más leer?

Arabia Saudí mueve ficha tras el desplome del petróleo

Así, el WTI tuvo un rebote del 126% tras entrar en negativo el martes y el barril se colocó sobre los diez dólares. Este miércoles las subidas continúan y se revaloriza cerca del 15% por lo que supera los 11 dólares. Eso sí, la situación puede ser puntual.

El histórico del sector Pierre Andurand fue de los primeros en avisar que el WTI caminaba directo a precios en negativo y ahora avisa que de nuevo podríamos ver esos registros.

Los fondos y bróker, tocados

El mayor fondo de petróleo del mundo, el United States Oil Fund (USO), recibió aportaciones de 1.600 millones de dólares la semana pasada, pero ahora paraliza su expansión al ceder más de un 40% en una sesión.

Uno de los grandes en inversión en petróleo, Interactive Brokers, comunicó una pérdida de 88 millones de dólares por las posiciones largas de sus clientes por los vencimientos de las ventas en mayo del WTI.

Se acumulan las promesas sobre el crudo

La propuesta de Trump para rescatar al sector no es la única de las últimas dos sesiones. La propia Comisión de Ferrocarriles de Texas, la organización que controla el crudo en el país pese a su nombre, pospone su decisión de imponer cuotas a la producción de crudo.

Arabia Saudí y varios países aliados miembros de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) estudian cómo adelantar, lo máximo posible, el recorte de producción de crudo fijado para mayo, los famosos 9,7 millones de barriles que ahora parecer ser ya papel mojado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.