Renta variable

Coronavirus. Los bancos tumban al IBEX y descuentan que el BCE será mucho más agresivo

El IBEX 35 vuelve a sufrir fuertes caídas, lastrado hoy los bancos y la posibilidad de que el BCE rebaje más los tipos de interés para mitigar el impacto del coronavirus

Bolsa de Madrid

No hay descanso para la bolsa española. Después de encajar ayer el mayor desplome desde el Brexit, el IBEX 35 vuelve a cotizar esta mañana con caídas que rondan el 1,4%, lo que deja al selectivo por debajo de los 9.400 puntos, ya en zona de soportes críticos.

En Europa, las cosas tampoco va mucho mejor, y las caídas de índices como Dax, EuroStoxx50 o Cac no van más allá del 0,8%, mientras que el Ftse Mib italiano se deja el 1,1%. 

Esta mañana, son los bancos los que se llevan el mayor castigo, en especial Bankia y el Sabadell, que corrigen más del 3%, seguidos por Bankinter y Caixabank, que se dejan más del 2%. Entre las grandes entidades, el Santander y BBVA retroceden en torno al 1,5%. El sector bancario español en su conjunto pierde cerca del 1,5%.

El temor a la extensión del coronavirus y a su impacto en la economía global está detrás de esta jornada negra que viven las entidades financieras. En este entorno, lo que está pasando es que hay más miedo sobre el ciclo económico y están “aumentando de forma notable las probabilidades de que sigan bajando los tipos de interés”, dice Natalia Aguirre, directora de Análisis de Renta 4 Banco, lo que es negativo para los bancos.

 La cuestión gira en torno a las expectativas y la percepción de que el BCE no va a tener más remedio que recortar el precio del dinero

Es decir, toda la cuestión gira en torno a las expectativas y la percepción de que el BCE no va a tener más remedio que recortar el precio del dinero. “Los tipos bajos durante un tiempo lo teníamos ya, pero es que ahora el mercado está descontadno incluso tipos más bajos durante más tiempo”, recuerda Aguirre.

Los bonos avisan

A modo de ejemplo, la TIR del bono de Estados Unidos a diez años, de referencia en el mercado mundial de renta fija, está por debajo de 1,4%, lo que son mínimos del 2016. Además, el rendimiento del bono alemán a diez años, el conocido como "bund" y de referencia en Europa, se sitúa por debajo del -0,50 % por primera vez desde octubre de 2019.

La cuestión no es que sea la mortalidad, sino que se está viendo que la enfermedad se expande. Esta situación no se contemplaba el viernes pasado, pero en poco más de un fin de semana, la expansión del COVID-19 en Corea del Sur, Irán e Italia ha hecho saltar todas las alarmas. De hecho, la OMS ha advertido a todos los países de que deben estar preparados para una pandemia.

Sobre esta evolución de los bonos, los inversores están dando una clara señal de que el coronavirus “tendrá un impacto negativo significativo y no transitorio en el crecimiento”, según explican los analistas de Unigestion.

Riesgo de recesión

Las expectativas de que el BCE se ve obligado a ejecutar una política monetaria más expansiva y agresiva tienen que ver con que el riego de recesión se ha multiplicado. La consultora Oxford Economics calcula que el impacto de una eventual pandemia derivada del brote actual tendría un coste para la economía global de 1,1 billones de dólares.

Tanto Estados Unidos como las economías de la zona euro sufrirían recesiones en el primer semestre de 2020, lo que generaría una contracción “corta pero muy intensa” en la economía mundial.

Quien sí está ya al borde de la recesión es Italia, donde el PIB se contrajo el 0,3% en el último trimestre. El Norte del país supone un tercio del PIB, pero ahora está prácticamente paralizado por culpa del coronavirus. De hecho, el Gobierno ha empezado a tomar medidas para blindar económicamente al país contra el coronavirus.

Todas estas derivadas son las que están presionando a la baja sobre las expectativas de los tipos de interés en la zona euro. Claro que otra cosa es que esta orientación  más expansiva de la política monetaria sirva para algo. Y hay quien lo pone en duda.

Así, Drew Matus, estratega jefe de mercados de MetLife Investment, cree que la política monetaria por sí sola probablemente sería insuficiente. “Creo que esto no se puede resolver con tasas de interés”, dice a Bloomberg Televisión. “Las personas están preocupadas por sus familias, por su salud: 25 puntos básicos no hacen que salgan y gasten más”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses