Apple y su deuda o la ventana a la rentabilidad sin atisbo de fallo

Los bonos de Apple bajan y brindan la oportunidad de conseguir una rentabilidad muy segura

Apple va como un tiro en el mercado de renta variable, espacio en el que ha aumentado el valor de sus acciones un 36,22 por ciento hasta unos 176 dólares que superan el precio objetivo del consenso, y del que parece difícil que vaya a bajar pese a problemas en el horizonte como una demanda colectiva de sus accionistas, o la reducción en la producción de su iPhone 13.

Los inversores que quieran contar con la empresa de la manzana en sus carteras, no obstante, pueden mirar al mercado de renta fija para obtener una rentabilidad que si bien no será desproporcionada, es una de las apuestas más seguras que se pueden realizar.

Publicidad

"La mejora de la calificación refleja la excepcionalidad de Apple, que esperamos siga creciendo en los próximos dos o tres años"

Raj Joshi, Moody's

El 21 de diciembre, Moody's actualizó la nota asignada a la deuda de Apple de Aa1 para convertirla en Aaa, que en términos escolares podría compararse a elevar su calificación de 9,5 a 10.

Y pese a ello, algunos de los bonos de deuda emitidos por Apple han bajado sus precios por debajo del valor nominal durante este año — empujados hacia abajo por el interés mayoritario del capital en las acciones de la empresa, y abriendo una ventana de oportunidad para conseguir rentabilidad en unos valores sin atisbo de fallo en el horizonte.

APPLE INC (AAPL)APPLE INC (AAPL)

-0,40-0,23 %
174,15

Publicidad

Apple emite deuda sin cargo de conciencia

De acuerdo a los cálculos realizados por Bloomberg Intelligence, Apple tiene cerca de 125.000 de dólares en su balance de deuda, de los cuales 118.000 millones corresponden a emisiones de bonos.

La solvencia de sus cuentas, sin embargo, con cerca de 191.000 millones de liquidez en cartera, unido a la confianza de los acreedores en sus perspectivas de futuro, hacen que la compañía pueda afrontar los pagos de su deuda sin grandes riesgos.

Publicidad

El analista de Moody's, Raj Joshi, explica en la valoración del nuevo rating asignado a la empresa que "la mejora de la calificación de Apple a Aaa refleja la excepcional liquidez de la empresa, sus sólidos beneficios, que esperamos sigan creciendo en los próximos 2 o 3 años, y su sólido perfil empresarial".

Desde Nasdaq también indican que "Apple tiene una deuda neta de solo 0,50 veces su ebitda, lo que sugiere que podría aumentar el apalancamiento sin sudar". Se destaca, asimismo, que "a pesar de tener deuda neta, Apple recibió más en intereses durante los últimos doce meses de lo que tuvo que pagar".

Nuevas emisiones en el horizonte

La compañía, además, ha seguido demostrando su apetito por seguir financiándose a través de deuda, como demostró con una emisión de deuda por valor de 6.500 millones de dólares en el mercado estadounidense durante el pasado mes de julio.

"Aunque no necesita más efectivo, la posibilidad de ampliar la duración de la deuda y reducir los costes medios de los intereses probablemente tiente a la empresa a obtener más deuda", explican desde Bloomberg Intelligence.

Publicidad

Añaden que "los cupones de su oferta más reciente fueron del 1,4 al 2,85 por ciento, y los ingresos se destinaron principalmente a aumentar la rentabilidad de los accionistas".

El informe también augura que la emisión de deuda del sector tecnológico americano puede alcanzar los 20.000 millones de dólares en 2022 "pese a contar con miles de millones de dólares en efectivo", con el objetivo de iniciar programas de recompra de acciones o realizar fusiones y adquisiciones financiadas con deuda.

Pequeñas mejoras en la rentabilidad inicial del cupón

Como se mencionaba anteriormente, algunos de los múltiples bonos emitidos por Apple han seguido una trayectoria inversa a sus pujantes acciones.

Los bonos emitidos en 2020 con un interés del 2,55 por ciento y vencimiento en 2060, por ejemplo, han bajado cerca de un 9 por ciento este año, cayendo de los 100 dólares hasta los 93,38 dólares actuales, que se traducen en un rendimiento del 2,7 por ciento.

Publicidad

Otros bonos emitidos en agosto de 2020 que vencen en 2050 y pagan un cupón del 2,4 por ciento han seguido una trayectoria similar, corrigiendo su precio desde el valor nominal de 100 dólares hasta los 92,97 dólares, ofreciendo así un rendimiento del 2,58 por ciento.

Unos bonos con una rentabilidad menor, pero ilustrativos de esta tendencia en los instrumentos financieros de la compañía son los US037833DU14 que cotizan en la Bolsa de Luxemburgo, con un cupón del 1,65 por ciento y cuyo vencimiento es en 2030.

Hace exactamente un año, estos bonos se situaban en 102,55 dólares, mientras que ahora cotizan a 97,8 dólares, dejando una rentabilidad del 1,68 por ciento.

En portada
Publicidad
Noticias de