El DAX 40 recoge el testigo del IBEX 35

Bayer, Adidas, Allianz o Siemens son algunos de los gigantes alemanes que presentarán sus cuentas trimestrales. Indicadores como el ZEW y el IPC marcarán la agenda

La temporada de resultados en el IBEX 35 apura sus últimos días pero no así las del resto de bolsas europeas.

Esta cogen el relevo algunas de las mayores compañías de Alemania como la farmacéutica Bayer, el grupo textil Adidas o la tecnológica Siemens, todas cotizadas del renombrado DAX 40.

Las cuentas servirán como termómetro de la marcha de la industria alemana, referencia de Europa, en un contexto marcado por los precios récord de los precios de combustibles y energía o la crisis de suministros que afecta con especial crudeza a sectores de peso.

Bayer volverá a beneficios tras las provisiones

La más tempranera será la farmacéutica germana, que presentó pérdidas en el primer semestre de 246 millones. Pese a que entre enero y marzo obtuvo un beneficio neto superior a los 2.000 millones, Bayer informó en agosto que tuvo que volver a provisionar 3.500 millones de euros para continuar con los litigios pendientes en los Estados Unidos por el caso del glifosato.

Así, el consenso consultado por finanzas.com estima que la compañía ganará unos 760 millones en el tercer trimestre; una vuelta en términos interanuales después de que perdiera 450 millones en el mismo tramo de 2020.

Publicidad

Adidas dará a conocer sus cuentas el miércoles. La firma de ropa deportiva seguirá la senda de la primera mitad de año, en la que ganó 955 millones tras perder más de 260 un año antes.

Publicidad

Las ventas se dispararon hasta superar los 10.000 millones, mientras que el panel prevé que solo en el último trimestre superen los 5.800. Supondrá, no obstante, un ligero retroceso frente al tercer trimestre del año pasado, en el que superó los 6.000 millones. 

Allianz también presentará el miércoles. En el primer semestre, la aseguradora disparó sus beneficios en un 60 por ciento respecto a 2020 hasta los 4.800 millones a pesar del impacto de las catástrofes climáticas acaecidas en Alemania y las regiones colindantes.

Para el trimestre, los analistas esperan que sus beneficios superen los 2.000 millones, aunque no existe mucha expectación. “No esperamos que los resultados sean un gran catalizador para las acciones siendo el nuevo anuncio de la estrategia para los próximos años en diciembre”, señala el último informe de Deutsche Bank sobre la compañía.

Las previsiones sobre el beneficio por acción (bpa), uno de los apartados que mirarán de cerca los inversores, será de 4,72 euros frente a los más de 5 euros del mismo trimestre del año pasado.

Las tecnológicas y la crisis de suministro

Varias de las grandes tecnológicas alemanas estarán en el foco debido a los problemas derivados de la pandemia que afectan a la cadena de suministros.

Siemens ganará 1.200 millones en el trimestre según las estimaciones del panel, pero la cifra quedará por debajo de los trimestres anteriores tras ganar unos 5.000 millones en la primera mitad de año.

Publicidad

“Esperamos un buen final, la demanda se ha mantenido fuerte, con los problemas de la cadena de suministro en su mayoría manejables. La clave está en la guía para 2022, que esperamos que refleje la elevada incertidumbre actual, especialmente en cuanto a la demanda de China”, apuntan los analistas de JP Morgan.

Infineon, referencia en la fabricación de semiconductores -uno de los mercados más afectados por la pandemia- disparó su beneficio entre enero y junio en un 172 por ciento respecto a 2020. Ganó más de 700 millones, mientras que el consenso estima que ahora obtendrá un beneficio de 245. No obstante, la empresa también genera preocupación de cara al futuro.

“A medida que el crecimiento de las ventas se desacelera, nos preocupa que pueda ver una presión en los márgenes si los costes se mantienen elevados”, explican en Bloomberg Intelligence.

Publicidad

“Los primeros resultados de sectores como el industrial, químico o el tecnológico ya muestran un tono mixto y el enfoque cambia hacia la capacidad de aumentar los precios”, detallan.

La confianza y la inflación de telón de fondo

Por otra parte, se conocerán a lo largo de la semana dos indicadores de importancia, el índice ZEW de confianza inversora y la inflación.

La valoración de la situación actual, uno de los componentes clave del ZEW, cayó en más de 10 puntos en octubre respecto al mes anterior. El desplome se ralentizará, pero el consenso recogido apunta a un nuevo descenso hasta los 18 puntos.

Respecto al índice de precios al consumo (IPC), los analistas esperan que se mantenga en el 4,5 por ciento interanual.

Las señales de alerta aumentan, sin embargo, tras conocer la caída de la producción industrial en septiembre del 1,3 por ciento, tres décimas más de lo esperado. “Dato negativo,. Las disrupciones en la cadena de suministro, la escasez de semiconductores y los rebrotes de Covid en Asia están impactando con fuerza al sector industrial y se refleja en el indicador”, valoraron en Bankinter.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de