Los fondos bajistas entran a saco en CAF y Talgo

Los fondos GSA Capital Partners y Citadel Advisors entran en CAF y Talgo tras su mal año bursátil y los problemas generados en el sector por la inflación de costes

Los fondos de inversión bajistas echaron sus redes sobre el sector ferroviario español y abrieron posiciones cortas prácticamente al alimón contra dos de los gigantes del sector, CAF y Talgo.

Los desafíos que enfrenta el sector con la inflación de costes y los cuellos de botella en las cadenas de suministro animaron a los hedge funs a especular con las caídas en bolsa de ambos fabricantes.

Publicidad

En concreto, el fondo GSA Capital Partners acaba de desvelar una posición corta de 627.000 acciones en Talgo, por un valor de mercado de 1,6 millones de euros, equivalentes al 0,5 por ciento de su capital, según los registros de la CNMV.

En paralelo, Citadel Advisors tomó cortos en CAF por 178.260 acciones, que suponen 5,13 millones de euros o el 0,52 por ciento del capital.

Bajistas consumados

Citadel Advisors es un bajista consumado en la bolsa española y uno de los inversores más activos en corto. Actualmente, tiene operaciones a la baja en Enagás (0,5 por ciento) y Técnicas Reunidas (0,59 por ciento).

Además, a través de Citadel Advisors Europe, este fondo tiene en cortos el 3,74 por ciento de Audax Renovables y el 1,2 por ciento de Sacyr.

Publicidad
Publicidad

En el caso de GSA Capital Partners, sus cortos sobre Talgo son los únicos que por ahora tiene abiertos en la bolsa española. Se trata de un fondo londinense especializado en inversiones cuantitativas y sistemas automatizados de trading.

CAF y Talgo, dos valores de capa caída

El aterrizaje de los fondos bajistas en CAF y Talgo no es casualidad, dado el mediocre comportamiento de ambos valores en bolsa y las perspectivas complicadas que se esperan para el sector en la recta final del año por culpa de la inflación.

Lo cierto es que el mercado lleva tiempo barajando una posible opa de CAF sobre Talgo, pero la operación se enfrío este año por culpa de la inflación de costes, según explicaron a finanzas.com en fuentes del mercado.

Los 2,5 euros en los que cotiza Talgo ahora mismo hacen imposible pensar que el fondo Trilantic vaya a colocar su participación. En el mercado se especulaba con que las cuentas saldrían con un precio superior a los 5 euros, prácticamente el doble del valor de cotización actual de Talgo.

Perdido el catalizador de las operaciones corporativas, el comportamiento bursátil de ambos gigantes deja mucho que desear. En lo que llevamos de año, Talgo pierde en el parqué más de un 50 por ciento, mientras que CAF se deja el 21 por ciento.

Publicidad

Resultados discretos

Los últimos resultados presentados por Talgo a finales de julio quedaron por debajo lo que esperaban los analistas, lo que obligó a la compañía a recortar sus guías de negocio. Además, el grupo se juega el 25 por ciento de su capitalización en el pleito que mantiene con Renfe.

La cuestión es que los problemas en las cadenas de suministro están impactando en el ritmo de ejecución de los contratos, lo que “afectará negativamente a los ingresos del grupo”, dijo César Sánchez-Grande, director de análisis en Renta 4 Banco.

En el caso de CAF, los resultados del primer semestre también mostraron una fuerte caída del margen ebitda de 1,5 puntos, hasta el 7 por ciento, cuando el consenso de analistas esperaba ver un margen del 7,4 por ciento.

La compañía no pudo sortear el impacto de la inflación en los salarios y los materiales. Además, la falta de componentes también impactó con fuerza a Solaris, la filial fabricante de autobuses.

Publicidad

Débiles perspectivas técnicas

Desde el punto de vista técnico, las acciones de Talgo están en mínimos históricos desde su salida a bolsa, cotizando en los 2,5 euros.

“La pérdida de los 2,85 euros, nivel que suponía el mínimo relevante anterior, aceleró las caídas el pasado mes de julio”, dijo a finanzas.com José Luis Herrera, analista en Banco BIG.

Ahora, cualquier intento de remontada pasa por superar esos 2,85 euros, que son la resistencia más relevante. Por abajo, al estar el valor en caída libre y ser todo un terreno desconocido, no se pueden identificar soportes.

Del mismo modo, “CAF está teniendo un comportamiento bastante errático en bolsa, que está poniendo a prueba la directriz alcista de largo plazo”, añadió Herrera.

A corto plazo, necesita superar los 31 euros para que disminuyan los riesgos bajistas y por abajo, la zona a vigilar es el soporte de los 24 euros.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de