La Junta celebra reducción de su deuda en tres décimas pero pide financiación

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, ha celebrado hoy la reducción de la deuda viva de la Comunidad en el tercer trimestre del año en tres décimas porcentuales, del 20,1 al 19,8 por ciento del PIB, aunque ha reivindicado la necesidad de contar con más financiación.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Marcos ha destacado que la Comunidad se coloca "entre las más saneadas del país", aunque ha insistido en que los procesos de endeudamiento de las autonomías están aparejados al "déficit de financiación" que sufren por el modelo vigente.

Marcos ha reivindicado que la Junta mantiene la calidad en los servicios esenciales de educación, sanidad y servicios sociales pese a la reducción de la deuda y el déficit.

En un comunicado, la Junta de Castilla y León se ha referido a los datos publicados hoy por el Banco de España y que colocan a la Comunidad como la octava más saneada del país y "evidencian que se consolida el amplio diferencial de 4,8 puntos entre la ratio castellana y leonesa de endeudamiento y la media de las autonomías, que se cifra en el 24,6 por ciento".

La deuda viva de Castilla y León ascendía al cierre de septiembre a 10.910 millones de euros, una cantidad que representa el 4 por ciento del pasivo del total de las autonomías, que se eleva a 271.980 millones de acuerdo con el Sistema Europeo de Cuentas (SEC) cuyos datos ha aportado el Ejecutivo autonómico.

La estadística del supervisor bancario refleja que el endeudamiento de la Comunidad ha retrocedido entre julio y septiembre un 0,78 % en la comparativa con el trimestre precedente -86 millones de euros en cifras absolutas-.

La Junta de Castilla y León ha remarcado que su "esfuerzo de reducción es sensiblemente mayor al anotado por el conjunto de las autonomías, donde la rebaja media ha sido del 0,31 % -841 millones-".

En el cómputo del endeudamiento de Castilla y León que realiza el Banco de España se incluyen en primer lugar los créditos con cargo al Fondo de Facilidad Financiera (FFF) que la Junta formalizó en 2015 por importe de 2.053 millones de euros.

Otro de los conceptos que suma el organismo regulador son las operaciones de 'factoring' sin recurso, es decir, la cesión a instituciones financieras de algunos créditos comerciales frente a las administraciones públicas -que suman 338 millones-, y los préstamos para proyectos de colaboración público-privada -que agregan 299 millones-.

La deuda viva atribuida a Castilla y León al cierre del tercer trimestre incorpora también una partida de 439 millones, que es consecuencia de los préstamos formalizados por la Junta para apoyar a las empresas -financiados en su mayoría por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) -, por los que retornan a la arcas autonómicas tanto el capital como los intereses correspondientes.

El comunicado del Ejecutivo autonómico ensalza también que, en términos interanuales, Castilla y León ha sido la segunda autonomía que más ha contenido el crecimiento de la deuda -el 3,9%-, sólo superada por Galicia, mientras que la media nacional se colocó en el 7,26 por ciento.

Sobre la titularidad de los 10.910 millones que alcanza la deuda viva de la Comunidad, el 94 por ciento corresponde a la Administración; el 5 por ciento recae en las universidades y entes públicos de derecho privado y sólo el 1 por ciento es responsabilidad de las empresas públicas, que alcanzaron hasta septiembre los 167 millones de euros de deuda.EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.