Economía.- Bonet ve la salida de Cataluña de la UE "un despropósito" y acusa a Puigdemont de hacer el ridículo

Avisa de que volverá a plantear el cambio de domicilio social de Freixenet si no se respeta el orden constitucional tras el 21D: "Si se complicase el futuro, ya veríamos"

Avisa de que volverá a plantear el cambio de domicilio social de Freixenet si no se respeta el orden constitucional tras el 21D: "Si se complicase el futuro, ya veríamos"

BRUSELAS, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente de Freixenet, José Luis Bonet, ha acusado este lunes al expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de hacer "el ridículo" en Bélgica y ha tachado de "esperpento" su propuesta de someter a referéndum la salida de Cataluña de la Unión Europea.

"Eso es un despropósito del presidente Puigdemont, espero que no tenga nada que ver con el clima de Bélgica, pues ha perdido los remos. Solo lo podría entender si quisiera hacer daño a la gente porque, evidentemente, salir de la Unión Europea sería hacer daño a la gente", ha asegurado Bonet en una rueda de prensa en Bruselas, al ser preguntado por la idea de Puigdemont de consultar a los catalanes si quieren seguir perteneciendo a la Unión o no.

Bonet ha admitido que "hay que respetar a las personas" y ha asegurado que Puigdemont "es muy libre de estar aquí y decir lo que quiera, pasearse", pero ha considerado que hace "el ridículo" en Bélgica. "Pero la gente allí (en Cataluña) no creo que le haga demasiado caso", ha asegurado.

"El presidente (de la Generalitat, Josep) Tarradellas decía que lo último que debería hacer un político es el ridículo. Comparto lo que decía el presidente Tarradellas y ese sí que era listo", ha remachado, cuando se le ha preguntado cómo valoraría la estancia de expresidente de la Generalitat en Bruselas.

El presidente de Freixenet ha asegurado que no tiene "intención" reunirse con Puigdemont en Bruselas, aunque no se negaría "a hablar con él" y "le saludaría" si le viera. "Me puedo considerar amigo como persona" pese a que sus pensamientos sobre el proceso independentista están "en las antípodas". "Entiendo que no sabe dónde está. Intentaré convencerle siempre que pueda", ha dicho.

Bonet ha avisado de que "los daños principales" del proceso soberanista han sido "para Cataluña" y ha considerado que si la crisis catalana puede recortar "cinco décimas" al PIB español, en el caso del catalán, "evidentemente más" y ha insistido en que el daño a la marca para Barcelona y Cataluña "es muy grave".

"Es curioso que estas personas que dicen que aman a Cataluña le hagan tanto daño. No lo entiendo", ha subrayado, dejando claro que el procés también ha hecho daño "a España" y "a Europa".

Al ser preguntado si cree que se pueda dar vuelta atrás en este daño, el presidente de Freixenet ha asegurado que el daño es "reversible", "recuperable" pero "va a ser complicado" la vuelta de las empresas que ya "han salido" de Cataluña. "Les cuesta mucho", ha avisado, especialmente en el caso de las empresas financieras, para las que es "fundamental estar dentro de la UE".

"Si se complicase el futuro, ya veríamos. Sería un mal asunto", ha admitido, insistiendo en que si las fuerzas independendistas "siguieran por ese camino, esto sería muy malo". "Espero que no. Soy un optimista", ha dicho, dejando claro que los catalanes son gente "sensata", aunque ha admitido que ve "con cierto recelo" a la propuesta de PDeCAT y ERC de defender la independencia desde la vía legal dado "la que han armado", que "no es una cosa menor". "Siempre hay que dar segundas oportunidades", ha dicho con todo.

Respecto a si el proceso soberanista tendrá un impacto negativo en los resultados de Freixenet este año, Bonet ha confiado en que "no" toda vez que el 80% de su negocio "está fuera de España" aunque el mes de octubre, que ha calificado de "octubre negro", fue "malo" para la empresa. "Ha hecho mucho daño", ha denunciado sobre el proceso soberanista.

"Uno no puede declarar la independencia alegremente y menos sin apoyos", ha criticado, acusando al ex Govern de "abuso de poder" y criticando su "error de cálculo monumental". "Se han equivocado en todo (..) No tenían nada preparado", ha afeado, recordando que desde el Govern aseguraron que "todo el mundo" fuera estaría "a favor" de la independencia de Cataluña y "ni uno" lo ha apoyado, que no se irían ninguna empresa y "ya vamos por 2.700) y que no había discrepancias dentro de Cataluña, cuando "un millón de catalanes" han salido con las banderas españolas a la calle.

"Las empresas se han ido porque quieren estar en la Unión Europea fundamentalmente", ha asegurado el presidente de Freixenet, que ha insistido en que "lo sensato" es una Cataluña "dentro de España y dentro de Europa".

En este contexto, las elecciones en Cataluña el próximo 21 de diciembre "van a ser muy importantes". "Ahí si el pueblo de Cataluña va a hablar desde la democracia", ha recalcado, criticando la "movilización" del 1 de octubre durante la consulta soberanista, que ha dejado claro no que "un referéndum ni ninguna votación democrática".

"Se restableció el orden constitucional y entonces decidimos seguir en Cataluña y esperar que esto fuera por el buen camino", ha recordado, dejando claro que "evidentemente si el día 21 de diciembre hubiera un resultado que no nos conviniera o nos pareciera que podría perjudicar" Freixenet se volvería a "plantear" cambiar su domicilio social.

"Yo lo volvería a poner en el orden de un Consejo. Y el Consejo decidiría. Yo desde luego defendería salir si no hubiera un orden constitucional normal que es a lo que hay que ir", ha asegurado.

Bonet ha dejado claro que pase lo que pase "el resultado hay que respetarlo el día 21 porque España es una democracia, homologada como las mejores del mundo"" y se trata de "una votación con garantías" y ha augurado que "si se repitiese" una victoria independentista "habrá dos posibilidades".

"Que sigan por la senda constitucional estatuaria y democrática y en este caso estaremos en la normalidad y podría pasar que siguieran con esos devaneos antidemocráticos del mes de octubre y en este caso lo que haríamos, desde luego, es marcharnos", ha remachado. "Ya veremos", ha dicho.

Al ser preguntado por las condiciones que exigirían los empresarios para dejar de aplicar el artículo 155 en Cataluña, Bonet ha sido muy claro: "La normalidad. Nosotros lo que queremos es que haya estabilidad, normalidad. Nada más", ha zanjado, recordando que sin estabilidad los negocios se van. "Si no hay estabilidad me marcho", ha insistido.

Bonet se ha desplazado a Bruselas para asistir a la cena de gala de la Cámara de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo en reconocimiento a los Amigos de la Marca España y las marcas españolas renombradas en Bélgica, entre ellas Freixenet, en el marco de una iniciativa abanderada por el Foro de las Marcas Renombradas Españolas y de la Oficina del Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.