CaixaBank implanta firma electrónica en los contratos de fondos de inversión

CaixaBank se ha convertido en la primera entidad financiera española en implantar la firma electrónica en todos sus contratos de fondos con clientes, con lo que toda la operativa de fondos de inversión se podrá formalizar a partir de ahora de forma digital.

La entidad financiera ha detallado, en un comunicado, que este tipo de operaciones se realizarán a través de los terminales SmartPC de los gestores o mediante los servicios de banca móvil y banca en línea de CaixaBank, en el canal Línea Abierta.

Asimismo, ha apuntado que, con la digitalización total de este segmento, la entidad busca potenciar la calidad en la atención al cliente, simplificar la organización comercial y ser más sostenible medioambientalmente.

En opinión del consejero delegado, Gonzalo Gortázar, "la implantación de la firma electrónica es un ejemplo de innovación con beneficios inmediatos, tanto en la mejora de la calidad del servicio a los clientes como en el aumento de la eficiencia organizativa".

Durante el primer semestre de 2016, la entidad alcanzó el millón de firmas electrónicas mensuales en el total de contratación de productos y operativas y, actualmente, más del 84 % de las contrataciones en la entidad ya se firman de forma digital.

Además de la firma electrónica, CaixaBank ofrece a los clientes la posibilidad de contratar sus productos a través del canal de banca en línea Línea Abierta y, de la herramienta, Ready to Buy, especialmente desarrollada para la formalización de contratos.

A día de hoy la entidad cuenta con 5 millones de clientes en banca por internet y 3 millones de clientes en banca móvil.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.