Qué hacer con las acciones de Repsol

Las acciones de Repsol han aprovechado la escalada de los precios del petróleo y suman más de un 25 por ciento en el año

La escalada de los precios del petróleo benefició a Repsol en el primer semestre, cuyas acciones lograron remontar en el IBEX 35 tras el desplome del año de la pandemia.

El oro negro se dispara más de un 50 por ciento en lo que llevamos de año y las subidas son particularmente fuertes en la última semana, tras la reunión de los países productores de la OPEP, en la que el combustible suma un 6 por ciento.

Repsol, por su parte, sube un 25 por ciento en el selectivo de la bolsa española a pesar de comenzar en rojo la segunda mitad del año.

Cuando se cumple la primera semana de julio, las acciones pierden en torno a un 2 por ciento, aunque los últimos movimientos de la compañía seducen a los analistas, que ven potencial para que Repsol continúe la senda alcista que acumula en 2021.

Bank of Montreal aflora una participación del 3 por ciento

El banco más antiguo de Canadá, Bank of Montreal, afloró este lunes una participación del 3,467 por ciento, según la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esto le convierte en el quinto mayor accionista de la petrolera tras la constructora Sacyr, el banco de inversión JP Morgan y los fondos Blackrock y Amundi.

Publicidad
Publicidad

Cómo queda el podio de accionistas de Repsol.

  • Sacyr: participación del 8,2 por ciento
  • JP Morgan: participación del 6,8 por ciento
  • Blackrock: participación del 5 por ciento
  • Amundi: participación del 4,5 por ciento
  • Bank Of Montreal: participación del 3,4 por ciento

“Aunque no hay detalles sobre el precio medio de esta participación y el recorrido en el ejercicio deja un potencial algo más limitado, reiteramos nuestra opinión favorable en la compañía”, apuntan los analistas de Bankinter.

“Noticia de impacto limitado”, explican, por su parte, en el Sabadell. En este sentido, las acciones registraron pérdidas en la sesión de este martes, posterior al anuncio de la entrada del banco canadiense.

El giro hacia renovables

El último informe del banco sobre la compañía valora su “estrategia de aumentar presencia” en el ámbito de las renovables, que cuenta con 3.386 megavatios (MW) de capacidad instalada.

El objetivo de Repsol es duplicar esta cantidad de cara al ejercicio de 2025 hasta alcanzar los 7.500 MW para, en 2030, volver a multiplicar por dos esta cantidad hasta cerrar la década en 15.000 MW.

Publicidad

Repsol se convirtió además, a finales de junio, en la primera compañía en emitir eurobonos sostenibles en dos tramos: 650 millones de euros en deuda a 8 años y otros 600 millones en bonos a 12 años. Los volúmenes de órdenes de compra superaron los 2.250 millones, más del doble de la cantidad adjudicada.

“Vinculan directamente la estrategia corporativa de la compañía a través de unos indicadores de rendimiento”, apuntan los analistas de Renta 4.

Algo que incide en los objetivos de descarbonización de Repsol. La compañía prevé reducir las emisiones en función de los bonos emitidos: un 12 por ciento para 2025, correspondiente a los cupones a ocho años, y en un 25 por ciento para 2030, diseñado para los títulos a 12 años.

“Cada ejercicio que la compañía no cumpla el compromiso se incrementará el cupón a pagar en 25 puntos básicos, los primeros bonos, y en 37,5 (puntos) el de los segundos”, explican en Renta 4.

Publicidad

Pese a que los analistas muestran una valoración neutral sobre este anuncio, su recomendación pasa por sobreponderar las acciones hasta marcar un precio objetivo de 13,30 euros. En otras palabras, arrojan un potencial de subida superior al 20 por ciento.

Las recomendaciones dividen al consenso

No obstante, el futuro de las acciones divide al consenso de expertos consultado por finanzas.com: un 44 por ciento apuesta por la compra mientras que un 47 por ciento aconseja retener los títulos.

En este último grupo se encuentran entidades como Barclays o JP Morgan, que revisaron en la última semana su posición sobre Repsol hacia una recomendación neutral.

Mientras que los primeros analistas arrojan un potencial negativo que devolvería las acciones a los 10 euros -frente a los 10,30 que marcan ahora- el banco de inversión estadounidense considera que tiene fuerza para llegar, al menos, hasta los 13 euros por título.

La media del panel sitúa el precio objetivo para el próximo año en algo más de 12 euros. En cuanto al aspecto técnico, Eduardo Faus, analista de Renta 4, sitúa su soporte intermedio en los 9,85 euros, “si bien la zona de soporte más definida se encuentra en niveles de 9 euros”.

Publicidad

Descuento del dividendo y cambios societarios

La cotización de Repsol descontó este lunes -con una caída superior al 2 por ciento- el dividendo correspondiente al ejercicio de 2020.

La compañía entregará a sus accionistas este miércoles 0,30 euros brutos por cada acción, cuyo periodo de suscripción se cerró la semana pasada.

Además de continuar con su política de retribución, Repsol anunció el traslado de sus negocios industriales (Repsol Industria Transformation y Repsol Customer Centric) hasta Muskiz, en Bizkaia, en una vuelta a los orígenes tras varios años con la sede social en Madrid.

Pese a no ser un movimiento de calado por los analistas, esto permitirá rebajar el tipo fiscal de la petrolera hasta el 24 por ciento, un punto por debajo de la media española.

“Los cambios favorecerán el acceso a fuentes de financiación diferenciadas en función de su distinto perfil de riesgo”, apuntan en Renta 4, que valoran que Repsol consigue “facilitar” su actuación a la hora de establecer alianzas con otras compañías.

En portada
Publicidad
Noticias de