Las cuatro razones para confiar en Repsol

La apuesta de Repsol por las renovables, su dividendo, un balance saneado y sus resultados le colocan como uno de los valores con mayor potencial del IBEX 35

Repsol es uno de los valores del selectivo español con mayor proyección alcista este año, aseguran los analistas. Pasó de cerrar 2020 como el cuarto valor del selectivo español con mayores caídas, un 40%, a colocarse en lo que va de ejercicio como la cuarta cotizada por revalorización con un 26%.

Este buen comportamiento ha hecho que el consenso de analistas de Bloomberg apueste por el valor: el 40,6% recomienda comprar, un 50%, mantener, y un 9,4% opta por la venta, y atribuyen su revalorización a cuatro causas.

Resultados

La petrolera registró en 2020 unas pérdidas de 3.289 millones de euros, debido al descenso de la cotización de las materias primas que influyó negativamente en la valoración de los inventarios de Repsol, con un impacto negativo de 978 millones de euros.

No obstante, "estos resultados fueron mejores que los de las empresas del sector", señala Pilar Aranda, analista de Bankinter, lo que han tenido muy en cuenta los inversores.

Renovables

Otra de sus fortalezas está en que ha puesto el foco en las energías renovables para diversificar su modelo negocio y convertirse en una empresa multienergética.

"La salida a bolsa de esta área o la entrada de un socio será un catalizador a corto plazo para la compañía", asegura Aranda, lo que le permitirá continuar creciendo en el sector sin comprometer sus métricas financieras.

Publicidad
Publicidad

El deseo de Repsol por convertirse en una compañía 'verde' cada vez menos dependiente del petróleo ha hecho que el 30% de sus inversiones hasta 2025, unos 5.500 millones de euros, lo destine a su negocio de bajas emisiones.

Por ello, en IG consideran que "los procesos de desvinculación del carbón que va realizando la compañía son positivos de cara a los próximos meses, incluso años, aunque estará también a merced de lo que haga el petróleo, ya que si el oro negro se mantiene entre los 60 y 70 dólares sería positivo para la petrolera porque podría continuar con su plan de inversión y su apuesta por el dividendo".

Balance saneado

La deuda controlada y una fuerte posición de caja son otras de las cualidades de la petrolera más valoradas por los analistas, y que ha logrado mantener a pesar de haber afrontado uno de los años más difíciles de su historia.

Retribución al accionista

A todo ello se suma su dividendo, con una rentabilidad del 6,3%, que, según Aranda, además de "atractivo" es "sostenible" por la fortaleza de su balance y por el alza de los precios del petróleo.

Y es que la retribución al accionista es uno de los aspectos cruciales de su plan estratégico. Hasta 2022 el dividendo será de 0,6 euros la acción y en los años sucesivos aumentará gradualmente, hasta los 0,75 euros en 2025.

Publicidad

Todos estos factores hacen que desde Bankinter estimen el precio objetivo de las acciones de Repsol en los 11,6 euros y recomienden comprar el valor. Ahora cotiza a 10,37 euros.

Una subida menos pronunciada

También Joaquín Robles, analista de XTB, ve "potencial en el valor" y cree que "es un buen momento para invertir en él", aunque "tiene una fuerte resistencia en los 11 euros que le va a costar superar".

No obstante, reconoce que su subida no será similar a la que se ha producido en los últimos cinco meses debido a que ya ha recogido gran parte de las buenas perspectivas de negocio previstas para este año, sobre todo por la fuerte subida que ha experimentado el precio del petróleo.

Publicidad

Este incremento de más de un 30% en lo que va de año generará a Repsol un mayor margen de beneficio del que había estimado para este ejercicio, por lo que, según Robles, "el precio del petróleo es un perfecto aliado para mejorar las cuentas de Repsol".

En portada
Publicidad
Noticias de