El mercado castiga con dureza la apuesta de BBVA por Turquía

BBVA roza las zonas más sensibles tras el desplome de la lira turca. Los analistas ven más presión sobre el valor

Las acciones de BBVA perdieron más de un 13 por ciento en las últimas seis sesiones, tras la presentación del plan estratégico y la opa por Garanti. El desplome de la lira turca hasta nuevos mínimos históricos ha sido la puntilla que colocó a los títulos contra las cuerdas.

Mientras el consenso de analistas se ha ido moviendo al alza con sus valoraciones  sobre BBVA, el mercado no termina de verlo claro y sigue incrementando la presión bajista.

Publicidad

Esta disonancia entre expertos e inversores suele ser muy frecuente. De hecho, es lo mismo que se vio con los resultados de Banco Santander o los de Repsol.

La mayor caída de la lira en dos décadas deja temblando a BBVA

Lo cierto es que el foco del mercado se volvió a trasladar por enésima vez hacia la lira turca, que se hundió un 13 por ciento y marcó su mayor caída en dos décadas. En lo que va de año, la moneda se deja un 40 por ciento contra el dólar.

"Las acciones de BBVA podrían tener un rendimiento inferior a corto plazo, ya que la creciente volatilidad de la lira turca hace que la valoración de Garanti en euros sea más incierta", dijeron los analistas de Morgan Stanley.

Publicidad

Según explicaron a finanzas.com en Bloomberg Intelligence, la caída de la lira solo en este último trimestre (que ronda el 30 por ciento) puede haber reducido el capital de los seis mayores bancos turcos en una media de 130 puntos básicos, lo que equivale a unos 3.000 millones de dólares.

Publicidad

Este es un problema añadido para todas las entidades financieras que operan en Turquía, pero en especial para BBVA, que redoblado su apuesta por Garanti en el peor momento posible desde el punto de vista macroeconómico.

“La opa ha sido un chasco para muchos inversores, que quizá todavía no puedan ver el potencial que pueda tener esta adquisición. Es compleja en un contexto de bajada de los tipos de interés”, dijo Jesús Reglero, profesor de OBS Business School, en el podcast de cierre mercados de finanzas.com.

BBVA (BBVA)BBVA (BBVA)

0,010,25 %
4,79

El efecto sobre los consumidores

A juicio de Reglero, las bolsas miran a corto plazo y descuentan estas circunstancias, aún cuando la apuesta del banco sea para largo plazo. El mercado ni siquiera perdona que el banco tenga cubierto en un 75 por ciento el impacto de la divisa sobre la cuenta de pérdidas y ganancias.

De hecho, por muchas coberturas que haya, también existen motivos razonables para la preocupación. La entidad puede cubrir la divisa pero no puede obligar a los consumidores turcos a pedir créditos cuando cada vez están más empobrecidos por la moneda y por la subida de los precios.

La espiral bajista de tipos de interés impulsada por el presidente Erdogan no solo ha hundido a la lira, sino que también dejó rienda suelta a la inflación, que ya es del 20 por ciento.

Publicidad

Menor volumen de créditos

"Es posible que con una inflación al alza se pierda poder adquisitivo, ya que la gente comprará menos y pedirá menos créditos", admitió Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco. Por el contrario, "la penetración de la banca tampoco es tan grande y hay gran parte de la población que todavía no tiene una cuenta bancaria", diijo esta experta.

Por eso mismo, las fuentes consultadas dan por hecho que los volúmenes de crédito no podrán crecer al ritmo del 18 por ciento de este año, pero tampoco se desplomarán. Según calculó Álvarez, el volumen de crédito en 2022 será del 8 por ciento y del 4 por ciento en 2023.

El problea de fondo sigue siendo la lira y la inflación, que no darán tregua. “La inflación impulsará la depreciación de la lira. Y una lira más débil alimentará la inflación nuevamente. Esto es una espiral”, dijo Ibrahim Turham, ex gobernador del banco central turco.

Y no es la mejor noticia para el mercado. “A pesar del potencial de crecimiento que presenta Turquía como región, la inestabilidad política y la situación macroeconómica suele generar incertidumbre en los inversores”, recordaron los analistas de Renta 4 Banco.

Publicidad

BBVA defiende soportes críticos

Tras las caídas de las últimas sesiones, la cotización de BBVA se toma un respiro este miércoles y se mueve en los 5,32 euros. Pero el canal alcista en el que viene moviéndose desde febrero está más que discutido.

De hecho, el valor trata de recuperar el soporte perdido de los 5,35 euros, una zona que “es clave para la evolución de la cotización en el corto plazo”, dijo José Luis Herrera, analista en Banco de Inversión Global (BIG).  

Hace apenas unas semanas, los analistas veían posible el ataque a los 6,6 euros, dada la fuerza que mostraba la tendencia de BBVA. Ahora, toca recomponer los avances tras el susto turco. Para eso, será importante que la cotización amarre los 5,35 euros en cierre semanal.

Con todo, en Morgan Stanley consideran que las acciones de BBVA "estará bajo presión" hasta que la lira "muestre cierta estabilidad" o se aclare el resultado de la opa por Garanti.

De seguir las caídas, en los 5,22 euros, está la referencia de la media de 200 sesiones en el gráfico diario, la referencia de soporte que más miran los inversores a largo plazo. Perderla complicaría el panorama, porque todas las zona sensibles están a la vuelta de la esquina.

Publicidad

En portada
Publicidad
Noticias de