El dividendo de Banco Sabadell se descolgará del ritmo que marca la gran banca española

Banco Sabadell se descolgará de los pay out del 40 por ciento en los que se mueve el resto de la banca española

La cotización de Banco Sabadell se tomó un respiro en su rally alcista sobre los 0,71 euros. Mientras el resto de bancos cotizados aprovechó para actualizar su política de dividendo y acelerar, la entidad catalana tendrá que esperar al año que viene.

El regreso a los dividendos previos a la pandemia colocó en el foco del mercado a la banca española, pero no todas las entidades recuperaron la velocidad de crucero.

Publicidad

Bankinter abrió la veda anunciando un pay out del 50 por ciento y Banco Santander siguió por el mismo camino de vuelta a la normalidad tras informar de un pay out del 40 por ciento, dividendo que dejo al mercado con ganas de más.

También se sumó al carro de los dividendos BBVA, con una remuneración de 0,08 euros por acción y un pay out de entre el 35 y el 40 por ciento. No obstante, Banco Sabadell sigue con su política de pay out del 30 por ciento.

Banco Sabadell proyecta la rentabilidad por dividendo más baja de la banca española

Con estas noticias sobre la mesa, los analistas actualizaron sus modelos y están proyectando una rentabilidad por dividendo para Banco Sabadell del 2,76 por ciento, según Bloomberg.

Este porcentaje está muy por debajo del 5,8 por ciento que el consenso de expertos calcula para Banco Santander, del 5,6 por ciento de Caixabank y del 4 por ciento de BBVA.

Publicidad
Publicidad

Lo cierto es que llegar a las cifras de pay out anunciadas por el resto de la banca española será muy complicado para Banco Sabadell, según las fuentes consultadas por finanzas.com.

B.SABADELL (SAB)B.SABADELL (SAB)

0,00-0,17 %
0,81

Banco Sabadell se está centrando en reforzar su capital

 “El 30 por ciento de pay out es razonable porque hay que tener en cuenta que el banco está en un proceso de reestructuración, con un plan de eficiencia y centrándose en reforzar el capital”, dijo Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco.

De hecho, la ratio de capital es una de las métricas clave para mejorar los dividendos por lo que los expertos entienden la cautela

La ratio CET1 del 12 por ciento “es suficiente, y aunque los beneficios podrían mejorar este año, la capacidad orgánica de generación de capital se mantendrá baja frente a sus comparables españoles”, apuntan a finanzas.com los analistas de Bloomberg Intelligence.

De acuerdo con estos expertos, la perspectiva del índice CET1 es plana, lo que cuadra con el hecho de que el banco haya pagado este dividendo más modesto.

Publicidad

Tampoco hay perspectivas de ir a más este año pero otra puede ser el próximo ejercicio. “No creo que de momento vayan a revisar la política de dividendos pero sí que hay que margen para que el banco pueda mejorar su retribución de cara a 2022”, dijo Álvarez.

Banco Sabadell juega en otra liga

Las fuentes consultadas apuntan que el Banco Sabadell está en situación distinta al resto de entidades. Cuando el BCE impuso las limitaciones, directamente “canceló el dividendo, ni quiera pagaron el mínimo que puso el regulador europeo”, recuerda Álvarez.

“Va en otra dirección, juega en otra liga. No hay que olvidar que ha estado vendiendo en los últimos años sus activos estratégicos, como la gestora, Solvia o los servicios inmobiliarios, todo para poder preservar capital y mejorar su ratios”, apuntan en fuentes de un bróker con sede en Madrid.

Con este opinión coincide Joaquín Robles, analista de XTB, cuando apunta que “preservar el capital también es importante y el mercado valora que refuerce balance” más allá del dividendo, sobre todo cuando el año pasado sus beneficios fueron testimoniales.

Publicidad

Objetivo del rebote en los 0,77 euros

A falta de más catalizadores alcistas, la cotización de Banco Sabadell se tomó un respiro en torno a los 0,71 euros, aunque las opciones de continuar el rally siguen intactas.

“Estamos viendo una fuerte recuperación con un valor que sube más de un 100 por cien en el año y lidera las subidas del IBEX 35”, dijo Robles.

Tiene una fuerte resistencia en los 0,77 euros, un primer objetivo que el banco podría atacar en cuanto reactive los avances, añadió este experto.

Más arriba queda un objetivo aún más ambicioso en los 0,8-0,85 euros, aunque para eso habrá que esperar a la presentación de resultados como catalizador, dijo Robles.

En portada
Publicidad
Noticias de