BBVA vs Santander. Dividendo bancario 'best in class' o 'improver'

La entidad que preside Carlos Torres acumula mejores calificaciones en sostenibilidad que su competidor. Pero el banco que lidera Ana Botín está mejorando en todos los campos

La banca española no ha querido esperar ni a la llegada de octubre para recuperar sus políticas de retribución una vez que el Banco Central Europeo (BCE) ha levantado el veto al reparto de dividendo.

Los consejos de Bankinter, BBVA y el Banco Santander ya han aprobado los primeros pagos normalizados tras el parón de forzado por la pandemia de coronavirus.

La entidad que lidera María Dolores Dancausa abonó el 1 de octubre 0,107962 euros por título; mientras que las que presiden Ana Botín y Carlos Torres pagarán 0,0485 y 0,0648 euros el 2 de noviembre y el 12 de octubre, respectivamente.

Más allá de la rentabilidad de los pagos, que rondan el 3 y el 1 por ciento para el Santander y BBVA a precios de cierre de este viernes, acercarse a estas entidades para aprovechar su dividendo pero con el enfoque de un inversor responsable forzaría a adoptar distintas estrategias.

BBVA es uno de los 'best in class', mientras que el Santander es un 'improver'. Bankinter, cuenta con número menor de calificaciones ESG, se encontraría en un punto intermedio entre ambos, según datos de Bloomberg.

Publicidad

El inversor que solo busca lo mejor

Uno de los debates que se mueven alrededor de las estrategias ESG es si las empresas con mejor perfil ya tienen todo lo bueno que les ofrece esa ventaja dentro del precio, dado el fortísimo flujo de capitales que ha atraído la inversión responsable en los últimos doce meses.

Las acciones con mejores notas en materia de sostenibilidad se las considera 'best in class'. Esa calificación las ha colocado en un lugar preferente para formar parte de índices especializados, ETF, o carteras de productos de inversión que siguen este modelo inversor.

Publicidad

El resultado es que ahora, los valores aventajados en ESG, también podrían estar cotizando con una prima respecto a sus competidores más retrasados.

Hay que tener en cuenta que las calificaciones ESG habitualmente miden el desempeño de la compañía en términos medioambientales, sociales o de gobernanza respecto dentro de su sector. Es decir, que las notas más altas -es el caso de Moody's o S&P- las consiguen los líderes en sus categorías.

Para algunos analistas, justo este punto fuerte puede convertirse en uno débil en el caso de que algún 'best in class' tropiece y se produzca una controversia ESG lo suficientemente fuerte como para poner en riesgo su calificación

BBVA es el banco con mejores calificaciones globales de ESG del IBEX -teniendo en cuenta las notas de S&P, Moody's y Sustainalytics-. Es, además, el banco del IBEX con mejores calificaciones globales, por lo que forma parte de la alineación estable del índice SOCIAL INVESTOR.

Publicidad

En la encuesta anual que realiza S&P para la elaboración de su familia de índices de sostenibilidad, BBVA obtiene 99 puntos. En la misma encuesta, el Santander consigue 95 puntos y Bankinter 92 puntos. También logra una calificación más alta en Moody's (es AAA) que el Santander, que luce una BBB. El estadounidense no estaría midiendo la calidad ESG de Bankinter.

En términos de transparencia en la difusión de datos sostenibles, que es un indicador que elabora Bloomberg, el banco que lidera Carlos Torres es el que obtiene una puntuación más elevada, de 62,3. El Santander y Bankinter alcanzan los 56,6 y 55,3 puntos, respectivamente.

La oportunidad de los 'improvers'

En un contexto en el que se plantea si los precios de las acciones con mejor perfil ESG ya están ajustados, las gestoras que buscan alternativas y oportunidades en este aspecto, ponen en marcha estrategias de 'improvers'.

Esta búsqueda exige ir analizando las compañías que están haciendo un mayor esfuerzo para mejorar su perfil de sostenibilidad y, de acuerdo con la base de datos de Bloomberg, ese es sin duda el Banco Santander.

Publicidad

De acuerdo con la agencia de información financiera, teniendo en cuenta su evolución en los últimos cinco años, el Banco Santander estaría mejorando tanto en su perfil ambiental, como en el social y el de gobernanza.

Este esfuerzo parece enfocado a reducir la brecha con sus competidores, ya que en todos estos campos todavía estaría rezagado frente a su competencia.

En el caso de Bankinter, el análisis es mixto. Mejora respecto a su media en cinco años en los campos medioambientales y de gobernanza, pero se mantiene sin cambios en los aspectos sociales.

Además, ya bate a sus competidores en las dos características en las que está avanzando, pero está por debajo en los aspectos sociales.

La banca de inversión inclina la balanza

Los analistas parece que tienen bastante claro cuál de las dos estrategias -al menos en el derby Santander y BBVA- se debe seguir: se inclinan por la de 'improvers'.

Independientemente de que el futuro pago de dividendo del Santander es más rentables, el primer banco de la bolsa española cuenta con mejores recomendaciones y con más potencial.

Publicidad

De acuerdo con Bloomberg, un 71 por ciento de los analistas recomiendan adquirir sus títulos, frente al 47 por ciento que lo hace en el caso del BBVA.

En cuanto a su precio objetivo a doce meses, el del Santander, de 3,76 euros, le daría un potencial alcista que rondaría el 20 por ciento. En el caso del BBVA, su precio objetivo está mucho más alineado con su cotización. El consenso fija en 6,04 euros su valor; algo menos de un 8 por ciento por encima de su cotización.

En portada
Publicidad
Noticias de