Banco Santander: el mercado se queda con ganas de más dividendo

Los analistas interpretan en tono de cautela el pay out del 40 por ciento de Banco Santander. Análisis divididos respecto a la recompra de acciones

El dividendo anunciado por Banco Santander recibió el visto bueno del mercado, lo que se reflejó en una subida para sus acciones del 2 por ciento en una sesión alcista para el IBEX 35. Sin embargo, la noticia generó sentimientos encontrados entre los analistas que siguen el valor.

La sensación general es que el banco se limitó a cumplir con el guion previsto, pero tampoco forzó la máquina y prefirió apostar por la cautela.

Publicidad

El BCE levantó el veto a los dividendos pero también dejó bien claro que estaría muy encima de las entidades para evitar que tiren la casa por la ventana a las primeras de cambio. La presión en la sombra del supervisor europeo nunca ha desaparecido.

Al colocarse en la parte baja del rango de pay out que esperaban los analistas, el 40 por ciento sobre un abanico de hasta el 50 por ciento, mandó el mensaje de que la fortaleza del capital es tanto o más importante que la remuneración a los accionistas.

El pay out del 40 por ciento no sorprende a los analistas

De entrada, la decisión de abonar el 40 por ciento de los beneficios no sorprendió a los analistas. “Está en el extremo inferior del rango pero en línea con las expectativas”, dijo el broker Jefferies.

Está en línea con lo que el banco quería haber hecho desde el principio. En los resultados del primer trimestre ya dedujeron del capital un dividendo equivalente a un pay out del 40 por ciento”, añadió Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco.

Publicidad
Publicidad

La decisión se interpretó con un sesgo conservador. Banco Santander “devolverá el 40 por ciento de los beneficios de 2021 frente a su objetivo del 40-50 por ciento, lo que refleja la cautela y una ratio CET1 relativamente baja”, explicaron en Bloomberg Intelligence.

A juicio de Álvarez, “está bien” que el banco no vaya a recuperar el 50 por ciento de inicio ya que sigue habiendo incertidumbres.

“Hay que tener en cuenta que uno de los aspectos que lastró al banco es el tema del capital, que fue de las razones por las que cayó en bolsa tras los resultados del segundo trimestre, pese a generar unos beneficios récord en el trimestre”, recalcó esta experta.

La novedad de la recompra de acciones provoca opiniones dispares

La auténtica novedad de este dividendo es la recompra de acciones, a la que el banco destinará 840 millones de euros. Es la primera vez que opta por este tipo de remuneración, tras la vía abierta por BBVA con las recompras.

El giro de Banco Santander hacia esta forma de remuneración no contentó a todos los expertos. “Tenía más en mente que fuera un pago del 40 del pay out más la recompra de acciones como algo adicional”, dijo Nagore Díaz, analista de Norbolsa.

Publicidad

Algunos bancos de inversión, como Credit Suisse, identificaron la recompra de títulos propios como un catalizador alcista.

Pero Díaz confiesa su sorpresa al ver las subidas del valor. “Me ha sorprendido para mal por las estimaciones que tenía de dividendo en efectivo”, apuntó Díaz.

Por el contrario, Álvarez no vio mayores sorpresas en el anuncio de la recompra de acciones, “dado que la entidad ya había adelantado la posibilidad de usar esta opción”.

Banco Santander recupera el pulso en bolsa

Con las subidas de esta sesión, las acciones de Banco Santander recuperaron el pulso en bolsa. Los títulos se tambaleaban en arenas movedizas y estuvieron a punto de perder el soporte de los 3 euros con la crisis de Evergrande, pero consiguieron apuntalar esta zona crítica.

Además, la cotización ha recuperado importantes referencias técnicas de largo plazo, como la media de 200 sesiones, que este miércoles se sitúa en los 3,026 euros.

Publicidad

Sostener estos niveles es importante pero las opciones de remontada para Banco Santander, que dependerán de la evolución del IBEX 35 y de los temores por la inflación que lastraron al mercado en las últimas sesiones.

En portada

Noticias de