El cara a cara entre Florentino Pérez y los Benetton encarecerá la opa a Atlantia

La negativa de la familia Benetton a perder el control en Atlantia desatará una guerra de precios en la opa que diseña Florentino Pérez a través de ACS

Florentino Pérez, presidente de ACS, y la familia Benetton, con el apoyo del fondo de inversión Blackstone y de la fundación bancaria italiana CRT, se están pertrechando ante una posible guerra de ofertas para hacerse con la concesionaria italiana Atlanta, que podría desembocar en una opa hostil.

La cotizada española comunicó el miércoles a la CNMV que está valorando, junto a los fondos de inversión GIP y Brookfield, lanzar una oferta para adquirir “la mayoría del negocio de concesiones de autopistas” de Atlantia, socia de ACS en Abertis y Hochtief.

Publicidad

Por el momento, ACS no ha dicho nada más. Prefiere "no dar información sobre el tema" y ha remitido a finanzas.com al hecho relevante enviado a la CNMV.

La familia Benetton, a través de un comunicado, ha rechazado la oferta de ACS y los fondos porque considera que supondría trocear un grupo que califican como "estratégico". También ha confirmado sus conversaciones para adquirir junto a Blackstone y CRT la totalidad de la empresa de infraestructuras. Finanzas.com ya informó a primera hora de la mañana de cuáles eran las intenciones de los Benetton.

Es su mayor accionista con un 33,2 por ciento de su capital, junto al fondo de Singapore GIC, con un 8,29 por ciento; HSBC, con el 5,01 por ciento, y Fondazione Cassa Di Risparmio di Torino, con el 4,54 por ciento.

Fuentes de Bankinter señalan que el cara a cara entre Florentino Pérez y los Benetton podría desencadenar una "operación hostil". También Ángel Pérez, analista de Renta 4, ve esta posibilidad: "La oferta de Florentino Pérez puede desatar una guerra de precios con la familia Benetton que desencadene una opa hostil, que, de prosperar, generaría cambios en la dirección de Atlantia".

Publicidad
Publicidad

ACS (ACS)ACS (ACS)

-0,06-0,28 %
21,59

Los principales obstáculos de ACS para hacerse con Atlantia

Antes de lanzarse a la operación, “Florentino Pérez debe pensarlo bien porque es muy complicada”, le recomiendan los analistas, y más si cuenta con la negativa de los Benetton.

Entre los factores que la dificultan destacan el valor de mercado de Atlantia de 15.700 millones de euros, más del doble de los 6.500 millones de ACS.

Otra de las incertidumbres que planean es que los 5.000 millones de euros que ACS acaba de recibir por la venta de los servicios industriales a la francesa Vinci, se quedarán muy cortos para afrontar una operación para la que, según Bloomberg, el grupo español prepara una oferta por 45.000 millones de euros.

A ello se suma la posible negativa del Gobierno italiano a que ACS se haga con Atlantia, ya que se trata de un activo estratégico para Italia, como ya se vio cuando en 2007 Abertis lanzó una opa sobre Autrostrade-Atlantia y el Ejecutivo italiano no lo permitió.

En opinión de Diego Morin, analista de IG, "este es el principal obstáculo para que la operación se produzca".

Publicidad

Un precio entre los 24-27 euros la acción

Que siga adelante o no la compra también dependerá "de su precio y del porcentaje que asumirá ACS en la compañía con respecto a sus socios GIP y Brookfield", señala Ángel Pérez, que no descarta ver una "desinversión en el área de aeropuertos por parte de ACS para financiar, al menos parcialmente, la operación".

Sobre el precio tampoco se sabe nada. Pero Morín apunta que el mercado habla de “una horquilla de entre 24-27 euros la acción”, ahora cotiza a 20,50 euros.

“Aún es pronto para valorar esta horquilla, especialmente después de que Blackstone quiera también hacerse con la empresa italiana. Lo que sí está claro es que el juego está servido", estima Morín.

Objetivo de Pérez: convertir a ACS en líder mundial de infraestructuras

El interés de Florentino Pérez por Atlantia se debe a que quiere crecer en infraestructuras y esta operación permitiría a ACS incrementar su participación, tanto en Abertis donde cuenta con un 30 por ciento directo, más un 20 por ciento a través de Hochtief, como en la propia Hochtief en la que tiene una participación superior al 50 por ciento.

ACS y Atlantia son socios de la concesionaria española Abertis y se reparte su capital prácticamente a partes iguales. El grupo ACS tiene el 50 por ciento del capital social de Abertis menos una acción y la firma italiana tiene el otro 50 por ciento más una acción. 

Publicidad

Si la operación le sale bien a Florentino Pérez, "la nueva compañía se convertiría en líder mundial en infraestructuras, un sector que presenta un gran atractivo por la recurrencia de sus flujos de caja a largo plazo", apuntan los analistas de Bankinter.

Atlantia controla 48 concesiones de autopistas en 11 países y opera cinco aeropuertos, dos de ellos en Italia y tres en Francia.

Los riesgos de la operación

La compra también conlleva riesgos para ACS, dependiendo de la participación que pueda asumir.

"Podría producirse un significativo repunte del apalancamiento del grupo español, y aunque el perfil de riesgo cambiaría debido a la mayor aportación de infraestructuras para el conjunto del grupo, podría presionar su rating", señala Ángel Pérez. Recuerda que ACS tiene el compromiso de mantener el grado de inversión.

Publicidad

Este riesgo se debe a que Atlantia cerró 2021 con una deuda de 30.000 millones de euros.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de