El Banco Santander despeja el camino hacia los 6.000 millones de beneficio

Los retornos sobre el capital tangible que prevé el Banco Santander proyectan un beneficio neto implícito de entre 6.000 y 7.000 millones en 2021

La pandemia del coronavirus generó unas pérdidas netas en 2020 para el Banco Santander de 8.771 millones de euros, pero la cuenta de resultados dará un giro radical este año.

Las perspectivas de recuperación económica tras el coronavirus han mejorado notablemente gracias a las vacunas y aunque la amenazas que nublaban el horizonte de las entidades financieras no se han disipado, el entorno es mucho menos hostil.

Como prueba de que el negocio sigue remontando, el banco cántabro acaba de anunciar la compra a Credit Agricole de Indosuez, su división de banca privada en Miami, por la que pagará 3.600 millones de euros.

La operación supone reforzar la apuesta por los Estados Unidos y al mismo tiempo la recuperación de la economía global, de la que la economía estadounidense será una de las principales cabezas tractoras.

Publicidad

El año de la recuperación

La mejora de las proyecciones ya se está dejando sentir en algunas variables críticas para los inversores. Por ejemplo, el mercado barrunta un fuerte repunte del dividendo que será fruto de los mayores beneficios obtenidos por la entidad.

En el que está llamado a ser el “año de la recuperación”, según apuntan los analistas de Renta 4 Banco en un reciente informe, el Banco de Santander impulsará la rentabilidad y la mejora de la eficiencia.

Publicidad

Otra de las métricas que gustan mucho al mercado, la rentabilidad sobre el capital tangible (RoTE) debería mostrar claros síntomas de mejoría en este contexto.

“La caída de los gastos de explotación, junto con unos ingresos estables apoyados por los volúmenes en América y las menores provisiones deberán contribuir a una mejora del RoTE”, apuntan en Renta 4 Banco.

Rumbo hacia los 6.000 millones de beneficio neto

Con el RoTE que el banco estima alcanzar este año, en torno al 9%-10%, se podría alcanzar un beneficio neto implícito en 2021 de entre 6.000 y 7.000 millones de euros. En Renta 4 Banco se quedan algo por debajo, hasta los 5.906 millones.

A esta cifra (que está en la parte baja del rango que permitiría el RoTE) se llegaría sin contar partidas extraordinarias. No obstante, no formarán parte de este último capítulo los gastos de reestructuración en España, que la entidad ya tiene contabilizados.

Publicidad

Contando con extraordinarios, el consenso de analistas de Bloomberg calcula ya que el Banco de Santander reportará un beneficio neto de 5.200 millones.

Pero es de esperar que el cálculo vaya aumentando a medida que los analistas revisan sus estimaciones. Sin ir más lejos, la mejor proyección según el panel de Bloomberg cifra el beneficio neto en 6.300 millones de euros.

Esfuerzo en provisiones

De alcanzar esta cifra en torno a los 6.000 millones de euros, Joaquín Robles, analista de XTB, considera que sería “positivo”.

No en vano, “los bancos hicieron un esfuerzo de provisionar todo lo que pudieron precisamente para no tener que arrastrar un lastre en los siguientes ejercicios”, recalca Robles.

Publicidad

El mayor esfuerzo en provisiones reducirá el coste del riesgo del Banco Santander

La buena noticia es que este mayor esfuerzo en provisiones también reducirá el coste del riesgo de Banco Santander, otras de las variables más escrutadas por el mercado. Así, en Renta 4 Banco calculan que alcanzará el 1,07%  este año, frente al 1,28% del ejercicio pasado.

En esta misma línea, los analistas de Goldman Sachs redujeron sus estimaciones de pérdidas crediticias, lo que a su vez es producto de un menor coste del riesgo esperado para 2021.

Para el Banco Santander, “nuestras estimaciones de ingresos mejoradas reflejan la orientación constructiva proporcionada sobre las tendencias de ingresos para 2021, respaldada por las tendencias positivas recientes en la región de Latinoamérica”, recalcan en el banco estadounidense.

Ataque a los 3 euros

Con estas perspectivas más positivas, las acciones de Banco Santander cosechan un rebote en el año del 15%, lo que dejó la cotización al borde de los 3 euros por acción.

Este antiguo soporte fue siempre muy relevante y ahora actúa como la principal resistencia que ha frenado los precios. A juicio de Robles, se dan las condiciones para que el movimiento alcista siga su curso.

Publicidad

“Pesamos que sigue teniendo potencial al alza en el corto plaza y que tarde o temprano terminará por romper los 3 euros”, recalca el experto de XTB.

Así, recuerda Robles, el valor “se ha parado aquí un poco a la expectativa, a la espera de que el mercado empiece a ver ques esos datos de más crecimiento están justificados”.  

En portada

Noticias de