Caixabank se cuela en las nuevas carteras profesionales por la potencia de su dividendo

Bankinter introduce a Caixabank en su cartera modelo de dividendos al esperar que su pay out esté entre los 5 nuevos más potentes

Bankinter ha modificado su cartera modelo de dividendos y en ella ha introducido a Caixabank de la que espera que reporte un DPA del 5,6 por ciento, el quinto más elevado de toda la cartera. 

El DPA sale del cociente entre el dividendo anual de una cotizada y el beneficio neto del último ejercicio. 

Publicidad

De este modo, se trata del porcentaje resultante del beneficio neto repartido en forma de dividendo entre sus accionistas. 

Bankinter muestra así su gusto por incluir valores bancarios en esta cartera por la que pasó recientemente BBVA. Caixabank es ahora el único representante bancario de unas apuestas donde también se ha abierto hueco a las energías renovables representadas Iberdrola, Endesa y RWE

Por el contrario, han salido Enagás y Red Eléctrica al entender que estas tiene “un perfil más ‘brond proxy’” y las nuevas apuestas son “la principal alternativa al petróleo y gas ruso”. 

Publicidad

Por otro lado, han incrementado la exposición al sector inmobiliario con Merlin Properties y Vonovia

Objetivo de rentabilidad de hasta el 2,9% 

Además, creen que estas compañías “se benefician de un entorno de inflación y tipos más elevados” en un momento en que reducen su exposición al petróleo, sale Galp, y alimentación, desaparecen Ahold y Unilever, mientras que en farmacéuticas sacan de su modelo a Sanofi

La cartera de dividendos de Bankinter concluyó marzo con una subida del 2,5 por ciento “apoyada en el sector petróleo, redes de distribución e inmobiliario”. 

Publicidad

Pese a la subida, las pérdidas son del 3,2 por ciento incluyendo los dividendos y el objetivo es lograr una rentabilidad anual mínima de entre el 2,4 por ciento 2,9 por ciento “procedente directamente de los dividendos abonados por las compañías en cartera, pero conservando al menos intacto el patrimonio en mediciones de 3 años móviles”, explican desde Bankinter. 

De vuelta a Caixabank, el analista de Bankinter encargado de cubrir a la entidad catalana, Rafael Alonso, aconseja a los inversores “comprar” acciones del banco y fija un precio objetivo de 3,60 euros, por encima del precio objetivo promedio del consenso compilado por Bloomberg que es de 3,57 euros de cara a un año. Así, el potencial es superior al 10 por ciento. 

Alonso considera que Caixabank parte de una “buena posición para capturar la recuperación macro prevista para 2022 y 2023” con una cartera de crédito “equilibrada” (sobre el 52,4 por ciento en particulares y el 42,0 por ciento para empresas).

Publicidad

El negocio acompaña 

El experto estima que se mueve cuotas de mercado elevadas en los negocios más dinámicos y con un ROE “atractivo” para “sorprender positivamente en un entorno de tipos de interés al alza con un apalancamiento operativo positivo y unos índices de calidad crediticia que evolucionan positivamente”. 

La morosidad se mantiene “estable” para Alonso, en el 3,6 por ciento, con una cobertura “elevada”, del 63 por ciento y un colchón de provisiones “equivalente al 3,9 por ciento del patrimonio neto”. 

Respecto al dividendo, Caixabank confirmó un pay out del 50 por ciento sobre el beneficio neto ordinario de 2021, 0,146 euros por acción y espera mejorarlo para este año hasta el 60 por ciento. Además, prepara un plan de recompra de acciones.

Posible desembolso de 3.800M€ 

Dicho plan se dará a conocer en el ‘Investor Day’ previsto para mayo, donde también dará a conocer su nuevo plan estratégico, pero desde Bankinter ya adelantan que “la idea es invertir en acciones propias un importe equivalente al exceso de capital” y este está en el 11-11,5 por ciento, desde el 12,8 por ciento actual. 

Los cálculos de Bankinter apuntan a que Caixabank podría recomprar unos 3.800 millones de euros en acciones propias, lo que llevaría a la ratio de capital justo hasta el 11 por ciento, “pero lo más probable es que el objetivo de capital definitivo sea conservador”, sobre el 12 por ciento, explica Alonso. 

Publicidad

Así, si las hipótesis de Bankinter son acertadas, el plan de Caixabank rondaría 1.800-2.000 millones de euros, equivalente el 6,7-7,7 por ciento de la capitalización bursátil actual y una rentabilidad por dividendo para el año del 5,5 por ciento, según Alonso.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de