Aena toca techo en bolsa

Aena ha recuperado el valor de sus acciones hasta casi igualar el tope bursátil esperado por los analistas

Después de una dura caída en noviembre provocada por la variante ómicron, Aena ha recuperado fuerzas en bolsa.

En el último mes, la empresa de gestión de infraestructuras aeroportuarias ha crecido un 3,85 por ciento, y durante la sesión del miércoles ha llegado a alcanzar una cotización de 152,35 euros que trae recuerdos de tiempos más felices para la compañía.

Publicidad

La última vez que las acciones de la cotizada española ostentaron un precio más alto, de hecho, fue el 27 de febrero de 2020, cuando la sociedad global aún se preguntaba cómo podría afectar el coronavirus al devenir de la historia.

La vuelta de Aena a estos registros es, sin duda, una buena noticia, pero también esconde otra realidad para los inversores: que a ojos de una parte importante del mercado, la empresa ha tocado su techo bursátil.

AENA (AENA)AENA (AENA)

2,602,14 %
123,85

El potencial de recuperación de Aena se agota

Las expectativas del consenso de analistas para los próximos 12 meses de Aena arrojan un precio objetivo de 155,96 euros de sus acciones que está muy cerca de la cotización actual de la empresa española, marcando un potencial de retorno que se queda en tan solo un 3 por ciento desde su nivel actual.

Aena ha sido protagonista de múltiples informes positivos sobre su futuro estos últimos meses, como los realizados por Bank of America o JP Morgan, que veían los buenos datos de tráfico de pasajeros en los aeropuertos españoles y la estabilidad del turismo doméstico como señales positivas para la recuperación de la compañía.

Publicidad
Publicidad

Esta perspectiva ha ganado enteros en las últimas semanas gracias al menor impacto de lo esperado de la variante ómicron, y a noticias que han impulsado al sector turístico, como la reapertura de Australia o los buenos resultados el operador turístico más grande de Europa, Tui.

El cumplimiento de estos pronósticos realizados cuando los títulos de Aena rondaban los 130 euros ha sido una buena noticia tanto para la empresa como para los inversores que apostaran por la compañía en ese momento, pero a ojos del mercado, lo que viene ahora es una fase de estabilidad que mantendrá las acciones en el entorno de precios actuales.

El mercado no ve recorrido al alza a corto plazo

Un ejemplo de esta cautela ante el futuro a corto plazo para Aena es que en el último mes tanto Caixabank como el banco de inversión estadounidense Stifel han rebajado sus expectativas sobre la gestora de infraestructuras.

Caixabank cambió su recomendación neutral por una de subretorno el pasado 24 de enero, mientras que dos días más tarde Stifel modificó su apuesta por comprar títulos de la empresa española por una posición neutral respecto a los mismos. Ambas entidades, además, otorgan un precio objetivo a las acciones de 150 euros.

La postura neutral frente a Aena es la más extendida entre los analistas, siendo la opción defendida por hasta 15 de los 32 expertos que conforman el consenso.

Publicidad

Seis de ellos, mientras tanto, abogan por vender las acciones al no contemplar mayor recorrido del conseguido hasta el momento, mientras que 11 mantienen su postura alcista, augurando un rebote que en el mejor de los casos se iría hasta los 170 euros en los que las acciones de la cotizada española se movieron por última vez a principios de enero de 2020.

El dividendo puede ayudar a mejorar las perspectivas de Aena

Una de las entidades que mantiene su postura alcista sobre Aena es JP Morgan, que en su previsión de resultados para el último trimestre de 2021 estimaba que la empresa anunciará ingresos de 571 millones de euros que seguirían siendo un 46 por ciento inferiores a 2019.

"En general, esperamos que los ingresos del ejercicio 21 se sitúen en torno a los 2.300 millones de euros, lo que supondría un -3 por ciento frente al consenso, y que el ebitda se sitúe en 613 millones de euros, lo que supondría un -13% frente al consenso", afirmaba el banco estadounidense.

La presentación de resultados financieros para el total del año 2021 por parte de Aena, por tanto, se antoja como un momento crucial para que el mercado calibre el futuro de la compañía durante el año 2022.

Publicidad

En esta presentación de resultados, los expertos del mercado también esperan que la compañía ofrezca una mayor visibilidad sobre cuándo recuperará el pago de dividendos, que diversas fuentes han colocado en 2023, lo que podría ayudar a vislumbrar un futuro más estable para el operador de aeropuertos.

En portada
Publicidad
Noticias de