Aena mantiene el tipo pese a los efectos colaterales de la guerra

Aena mantiene la compostura en bolsa y vuelve a niveles similares a los registrados antes del estallido de la guerra en Ucrania

En un clima de volatilidad extrema en las bolsas, Aena mantuvo una relativa calma que se ganó el beneplácito del mercado a su ruta de recuperación pospandémica.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia desestabilizó durante semanas todo el sistema financiero, dejando más tarde paso a un periodo de optimismo moderado que permitió la recuperación de los parqués globales.

Durante este proceso, los títulos de las aerolíneas fueron algunos de los valores más afectados por las caídas en bolsa, al notar el impacto tanto del cierre del espacio aéreo en una parte de Europa, como de la escalada de un petróleo que amenazaba gravemente sus márgenes operativos.

Publicidad

En medio de esta tormenta, sin embargo, Aena se mantuvo relativamente estable. Ni su caída fue tan pronunciada como la de otras cotizadas del IBEX 35 comprendidas dentro del sector, como IAG, ni su recuperación fue tan sobresaliente.

Esta estabilidad, en un periodo convulso, sirvió para que el mercado continuara centrando las preocupaciones en torno a Aena en los problemas que le acucian desde inicios de la pandemia (como la recuperación del tráfico aéreo o las tarifas aeroportuarias) y la conclusión resultaba positiva para el gestor de infraestructuras aeroportuarias.

De las 15 actualizaciones de precios objetivos y recomendaciones emitidas por analistas desde el inicio de la guerra orquestada por Vladimir Putin, 7 mantuvieron sus posturas neutrales y 8 reafirmaron su consejo de compra sobre la empresa española.

Publicidad
IBEX 35: Aena mantiene el tipo pese a los efectos colaterales de la guerra | Autor del artículo: Ulises Izquierdo
Gráfica comparativa del rendimiento bursátil normalizado sobre 100 entre IAG y Aena. Bloomberg

Una tesis de recuperación que no se veía afectada por Ucrania

Tras la presentación de unos resultados financieros de 2021 en los que Aena redujo sus pérdidas a la mitad respecto al año anterior, desde Barclays se aseguraba que "Aena ofrece una probable fuerte recuperación del tráfico en verano".

El banco británico explicaba que "la dirección ve la capacidad aérea prevista para el verano por encima de los niveles de 2019, ya que las expectativas aumentan en torno a una recuperación de la demanda de ocio", y Barclays apostaba por la línea marcada por la empresa al considerar que la red de Aena era la mejor posicionada para beneficiarse de este repunte.

Publicidad

El motivo esgrimido para defender este razonamiento era su "mix de tráfico sesgado hacia las aerolíneas de ocio, de corta distancia y low-cost". Un posicionamiento ideal para un tipo de tráfico aéreo que, precisamente, está siendo el menos impactado por los efectos colaterales de la guerra en Ucrania.

AENA (AENA)AENA (AENA)

2,602,14 %
123,85

En este contexto, por tanto, se podía entender que Barclays ratificara el 25 de febrero el precio objetivo de 145 euros asignado a Aena durante su presentación de resultados.

Pese a la recomendación neutral de la entidad británica respecto a la compañía española, estos 145 euros ofrecían un mínimo margen de mejora respecto a los 139 euros en que cotizaba sus títulos durante la mañana del 17 de marzo.

La predicción de Barclays, no obstante, era una de las menos optimistas entre las emitidas a partir del 24 de febrero, y se situaba por debajo de los 159 euros de precio promedio del consenso de analistas.

Publicidad

Un precio que a principios de febrero marcaba el techo de Aena, pero que con la leve caída de estas semanas abría un pequeño margen a la recuperación, así como a la capitalización de la oportunidad de crecimiento por parte de los inversores.

El tráfico de febrero apuntalaba esta premisa

A falta de conocer el imprevisible desarrollo de la guerra en Ucrania, y si esta pudiera extenderse más allá de sus fronteras, algo que no está ocurriendo en estos momentos, los datos de tráfico aéreos de Aena en febrero invitaban al optimismo respecto a esta anunciada recuperación de los aeropuertos españoles.

De acuerdo a los datos proporcionados por la compañía nacional, los aeropuertos de la red de Aena cerraron el pasado mes de febrero con 11.908.046 pasajeros, lo que suponía una recuperación del 73,2 por ciento respecto al mismo mes de 2019, antes de que estallara la pandemia.

Otro dato relevante en esta comparativa es no solo la recuperación respecto a los niveles de 2019, sino la total superación de las cifras registradas en febrero de 2021, que fueron un 434,1 por ciento inferiores a las conseguidas durante este segundo mes de 2022.

Publicidad

Así pues, Aena encaraba el año 2022 con visos de lograr la tan ansiada recuperación, y pese a la volatilidad e incertidumbre provocada por el estallido del conflicto en Ucrania, el mercado mantuvo la confianza en la empresa española.

En portada
Publicidad
Noticias de