El euríbor de mayo será el más caro en 7 años

El euríbor vuelve cerrar en positivo por segundo mes consecutivo y encarece las cuotas de las hipotecas entre 470 y 1.000€ al año. Es el mayor estirón desde 2015

El euríbor que se cierre en mayo incrementará la presión sobre los hipotecados. Y es que se prepara para cerrar en el 0,285 por ciento, el nivel más alto desde enero de 2015.

Además, en relación con mayo de hace un año, este valor experimentaría una subida de 0,759 puntos.

Publicidad

Se trata del segundo cierre del índice por encima del cero, lo que ya supone el carpetazo definitivo a los tipos negativos.

Pero, además, la variación diaria del índice también indica que el euríbor seguirá al alza en los próximos meses, ya que ha roto la barrera del 0,30 por ciento varios días consecutivos.

Este ritmo de subidas del euríbor amenaza con dejar obsoletas las previsiones sobre el índice que se hicieron ante el cambio en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

Los expertos de Bankinter esperaban que el euríbor alcanzara el 0,40 por ciento a finales de año. Ahora, la percepción es que no sólo se sitúe en ese nivel a mediados de año, si no que lo rebase holgadamente en diciembre, llegando al 1 por ciento.

Publicidad
Publicidad

Encarecimiento de las hipotecas

Esta subida del euríbor supondrá un nuevo encarecimiento de las cuotas de los préstamos hipotecarios.

En el caso de que el euríbor cerrara con el valor medio actual de 0,285 por ciento y para una hipoteca media de 120.000 euros a 20 años que le toque revisión anual en mayo, la hipoteca se verá afectada en una subida de la cuota mensual en unos 39,12 euros. Supone un incremento anual de casi 470 euros más.

Pero para los hipotecados que tengan un crédito inmobiliario por valor de 300.000 euros a 30 años, la subida de la cuota puede ser de 99 euros al mes, lo que hace un balance total de más de 1.000 euros.

Cuenta atrás para que el BCE suba tipos

El euríbor comenzó su escalada en enero, ante la posibilidad de que subiera el BCE tipos para controlar una inflación que era más alta y más persistente que la inicialmente esperada.

Lo que parecía que iba a ser una única subida de tipos, a finales de año, acabará en varias. Los planes del BCE ya contemplan un endureciendo de las medidas.

Publicidad

La guerra en Ucrania ha acelerado las tensiones inflacionistas y ha obligado al BCE a actuar con más prontitud.

Así, en marzo, el responsable de la política monetaria de la eurozona suspendió las compras de bonos que llevaba a cabo bajo el programa de compras pandémicas (APP).

Y señaló como el final de las compras la fecha para subir tipos.

El APP finaliza en julio y a partir de ese mes diferentes miembros del BCE, como el vicepresidente del organismo, Luis de Guindos, señalaron que la subida de tipos se podría dar en cualquier momento.

Publicidad

A ello hay que añadir que el mercado descuenta ya que sean tres las subidas de tipos y que podrían llegar a las tasas de interés al 1 por ciento a principios de 2023.

El euríbor rebasará el 1 por ciento

Este cambio en la política acomodaticia del euríbor hace que los análisis sitúen al euríbor por encima del 1 por ciento para el próximo año. En concreto, desde Caixabank ven plausible que el índice escale a un nivel que iría entre el 1,40-1,50  por ciento en 2023.

Pero también los nuevos tipos de interés de las hipotecas a tipo fijo y a variable dan pistas acerca de cómo ven la evolución del euríbor la banca a medio plazo.

Así, las hipotecas a tipo fijo se están encarceciendo y cada vez es más difícil encontrar préstamos por debajo del 2 por ciento.

En cuanto a las hipotecas a tipo variable, la estrategia de la banca es recortar los diferenciales. En este sentido, abundan las ofertas referenciadas a euríbor más un tipo de interés por debajo del 1 por ciento.

Publicidad

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de