Los Estados Unidos frenan la OPV de Robinhood

Los Estados Unidos estrechan la vigilancia sobre las criptodivisas de Robinhood y frenan la salida a bolsa, que estaba prevista para junio

Los Estados Unidos frenaron en seco la salida a bolsa de Robinhood, que estaba prevista para finales de junio. El intercambio de información entre los reguladores aparcó un estreno que el bróker de las ‘acciones meme’ lleva impulsando desde el año pasado.

El estallido del caso Gamestop obligó a Robinhood a limitar la operativa sobre las acciones más volátiles, lo que provocó una rebelión minorista y colocó al bróker en el ojo del huracán. Además, frustró el salto al parqué.

Publicidad

Ahora, el regulador del mercado estadounidense, la SEC, ha estado intercambiando información con Robinhood sobre su floreciente negocio de criptodivisas.

El bróker presentó en marzo la solicitud de salida a bolsa y sus planes pasaban por llegar al parqué en junio. Pero las dudas de los reguladores aplazarán el estreno probablemente hasta el otoño, según fuentes consultadas por Bloomberg.

Las criptodivisas de Robinhood están en el punto de mira de los reguladores

Robinhood lanzó el trading con criptodivisas en 2018. A día de hoy, sus clientes pueden operar con el bitcoin y el ethereum, además del dogecoin, la moneda meme impulsada por Elon Musk.

Esta última moneda digital es precisamente una de las más volátiles y peligrosas para los inversores menos experimentados. Especialmente ahora que la corrección del bitcoin disparó la volatilidad del mercado.

Publicidad
Publicidad

Con llegada de Gary Gensler a la presidencia de la SEC, el regulador estadounidense adoptará una postura mucho más fiscalizadora en el mercado critpográfico. Y en particular con los brókeres especializados en el trading con dinero digital.

Además, la solicitud de Robinhood llegó en un año donde el trabajo se ha multiplicado y hay mucho que  revisar, en especial por la eclosión de las ‘spac’ , las empresas de adquisición con propósito especial.

Robinhood permitirá a sus clientes comprar sus propias acciones

Es cierto que Robinhood aún estaría a tiempo de salir a bolsa en verano. Pero con estas perspectivas, y teniendo en cuenta que la revisión de cada ‘spac’ tarda en torno a un mes, es probable que los planes se retrasen hasta el otoño.

Los reguladores del mercado estadounidense quieren curarse en salud. Por eso, no dejarán ningún cabo suelto con una de los brókeres más polémicos y actor clave en el auge de las ‘acciones meme’. Y el cerco se estrechará aún más porque Robinhood permitirá a sus clientes comprar sus propias acciones.

La compañía ganó millones de usuarios tras el confinamiento, muchos de los cuales se lanzaron a un trading alocado siguiendo las recomendaciones de los foros de Redditt. Ello provocó fuertes alzas en acciones como Gamestop o Nokia.

Publicidad

Por eso, en mayo del año pasado empezó a trabajar en su salida a bolsa. Más de doce después, y tras la explosión de volatilidad en el mercado criptográfico, el bróker sigue en la casilla de salida.

En portada
Publicidad
Noticias de