¿Qué es el dogecoin?

El dogecoin es la nueva estrella del universo criptográfico. Uno de sus peligros es que es completamente inflacionaria

El dogecoin es la nueva estrella que irrumpió con fuerza en el universo de las criptodivisas. Hasta hacer unos días era prácticamente desconocida pero ahora ocupa la duodécima posición por capitalización de mercado, gracias a la publicidad desmedida de Elon Musk, el fundador de Tesla.

El hombre más rico del mundo no solo se limitó a calentar al bitcoin, sino que también tuvo tiempo para desatar la euforia con el dogecoin. Tanto es así que el dogecoin llegó a marcar máximos históricos en los 8,4 centavos, cuando a principios de año apenas valía 1 centavo.

Con este rally, la capitalización del dogecoin se disparó hasta los 7.500 millones de dólares y quedó por encima de algunas divisas veteranas en el mercado, como el EOS, el monero o el IOTA, entre otras.

El dogecoin, la moneda que nació como un “meme”

  • El dogecoin fue creado en 2013 como un “meme” que mostraba la imagen del perro Shiba Inu. Se trata de una moneda virtual descentralizada que utiliza tecnología “peer to peer’ para sus transacciones.
  • Fue creada por Billy Markus, un ingeniero de ‘software’ que asegura estar completamente desvinculado del proyecto.  
  • La gran diferencia con el bitcoin es que la oferta monetaria del dogecoin es ilimitada, es decir, no hay límite para la cantidad de monedas que se pueden producir. Por lo tanto, se trata de una criptomoneda inflacionaria.
  • Los grandes brókers que mueven buena parte del mercado, como es el caso de Coinbase o Kraken, no la tienen listada. Por tanto, su acceso es más complicado para los inversores minoristas.
  • La comunidad dogecoin suele emplear el eslogan “hasta la luna”, que muestra el gran optimismo que tienen los usuarios en esta moneda virtual.

De no haber sido por la publicidad de Elon Musk, es muy probable que el dogecoin hubiese seguido manteniendo el estatus de moneda digital completamente anónima. Y lo que es seguro es que tampoco habría marcado una fulgurante subida del 1.400% en el año.

El propio Markus confesó en una entrevista con Bloomberg que le parece surrealista toda esta euforia desatada en torno a una moneda que creó en un par de horas. Claro que tampoco pudo explicar bien por qué el mercado ha llegado a estos extremos.

Publicidad
Publicidad

Desde luego, en el ascenso del dogecoin tuvo mucho que ver la exuberancia irracional en el trading minorista que se desató en el foro Wallstreetbets de Reddit. Fuera de esta euforia desmedida, nada habría sido posible.

Tampoco está claro el daño que pueda hacer el meteórico ascenso del dogecoin al propio bitcoin.

Justo cuando las empresas e instituciones empiezan a tomarse en serio a la moneda digital más popular del mundo, y cuando está cerca de superar los 50.000 dólares, sería difícil de encajar que una moneda completamente inflacionaria y que prácticamente no aporta nada nuevo, concentre todos los focos.

En portada
Publicidad
Noticias de