Bayer y Merck confirman su recuperación más allá del Covid-19

Las mayores farmacéuticas alemanas encuentran la rentabilidad en otras vías de negocio más allá de la pandemia

Las farmacéuticas alemanas Bayer y Merck continúan mostrando síntomas de recuperación en sus cuentas del primer trimestre pese a contar con un mayor protagonismo frente a la pandemia que sus rivales estadounidenses Pfizer y Moderna.

Dos de las mayores compañías del sector a nivel europeo han encontrado una mayor rentabilidad en otras vías de negocio más allá de la lucha contra el Covid-19.

Algo que reflejarán en los resultados registrados entre enero y marzo y que ambas compañías presentan este miércoles.

Bayer: impacto más leve que en 2020

En 2020, Bayer perdió 10.500 millones de euros frente a los 4.000 millones de beneficios registrados un año antes. La compañía optó por no participar activamente en el desarrollo de una vacuna hasta el pasado enero, cuando anunció que colaboraría junto a la alemana Curevac en el apartado de los ensayos clínicos de su tratamiento antiCovid.

Las ventas totales del grupo ya se vieron lastradas el pasado ejercicio, con una caída del 4,9% hasta situarse alrededor de los 41.000 millones. En este apartado, Bayer seguirá notando aún el impacto de la crisis sanitaria.

Publicidad

Los analistas de JP Morgan estiman una caída interanual del 8% hasta los 11.760 millones en el trimestre, una cifra similar a la que recoge el consenso estimado por Vara Research, que prevé un desplome del 7%.  

Publicidad

De acuerdo a los analistas de Bloomberg Intelligence, el ebitda -margen operativo- de Bayer se reducirá un 11% frente al primer trimestre de 2020 hasta los 3.800 millones.

Recuperación gracias la división agrícola

Las estimaciones de JP Morgan apuntan a que los ingresos de la división farmacéutica caerán un 1% hasta los 4.250 millones, pero no en todos los fármacos.

De esta forma, el medicamento Xarelto, usado contra la insuficiencia renal, disparará sus ventas un 8% hasta los 1.142 millones. El mismo porcentaje que registrará el Eylea, un tratamiento contra infecciones oculares que dejará más de 600 millones en las cuentas.

En este sentido, Bayer también comenzará a notar la recuperación de su división agrícola, Crop Science, cuyas ventas se elevarán un 2% interanual, según apuntan en JP Morgan.

“Es posible tener mejores perspectivas. Bayer ve el 2021 como un año de transición para Crop Science”, apuntan, por su parte, en Bloomberg Intelligence.

Publicidad

Merck, impulso por los semiconductores

En cuanto a Merck, la farmacéutica ya mostró una recuperación mucho más sólida en 2020, cuando cerró el ejercicio ganando un 50% más hasta rondar los 2.000 millones de euros de beneficio neto.

Hace una semana, la compañía adelantó algunos indicadores, como el aumento de los ingresos del 2% interanual hasta registrar 4.561 millones en el trimestre, por encima del consenso recogido por Vara Research.

El ebitda también se disparó un 14% mientras que el beneficio por acción para sus accionistas fue de 1,74 euros entre enero y marzo, un 25% de los pronósticos del mercado.

De la misma forma, Merck ofreció una guía de ingresos para 2021 de 19.500 millones, 1.000 millones por encima de sus primeras estimaciones, y un aumento del margen operativo de 400 millones hasta cerrar el ejercicio en 5.800 millones.

Publicidad

“El ritmo está impulsado por los niveles más altos de las divisiones LifeScience y electrónica”, explican en JP Morgan, sobre la línea de negocio de Merck dedicada a los semiconductores. “Las perspectivas de medio plazo son sólidas, particularmente dentro de la división LifeScience”, coinciden en Bloomberg Intelligence.

Doble foco en los Estados Unidos y China

El mercado mirará, además, hacia los resultados de la división de la farmacéutica en los Estados Unidos, que representará en torno al 16% de las ventas totales del grupo en el primer trimestre, según calculan en Bloomberg Intelligence.

En este sentido, los analistas prevén que el tratamiento de hormonas de Merck, Gonal-F, continúe como el principal impulsor de las ventas, con un 58% de contribución a la cartera farma de la compañía hasta dejar ingresos por valor de 675 millones en el trimestre.

Los analistas estarán pendientes, además, de la evolución del trimestre en China, una de las regiones más importantes para Merck por las ventas de su tratamiento Erbitux contra el cancer de colon.

“Es un mercado clave para el Erbitux en medio de la competencia en otras geografías”, explican en JP Morgan sobre un medicamento que en 2020 dejó más de 900 millones de euros en ventas, lo que supone un 13% del total del grupo en el ejercicio.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de