ACS convence con el giro a su estrategia internacional

La constructora de Florentino Pérez se orienta hacia un perfil más concesionario para acelerar su crecimiento fuera de Europa tras perder la opción de adquirir ASPI

ACS busca nuevos objetivos tras confirmarse que finalmente no se hará con la adquisición de Autostrade per l’Italia (ASPI), la mayor operadora de autopistas del país transalpino.

El consejo de administración de Atlantia, propietaria de algo más del 88% de ASPI, confirmó la semana pasada la venta de la compañía a un consorcio del que forman parte el Estado italiano, a través del banco público CDP, y a dos fondos de inversión extranjeros, el estadounidense Blackrock y el australiano Macquarie.

La operación se cerrará finalmente en 9.100 millones de euros, algo menos de los 10.000 millones con los que se especulaba hace unos meses que ofrecía Florentino Pérez, presidente de ACS, por la todavía filial de Atlantia.

Pese a que habrá que esperar hasta noviembre para dar por cerrada la operación, la estrategia internacional de la mayor constructora española se orienta ahora hacia otras regiones fuera de Europa.

ACS (ACS)ACS (ACS)

-0,20-0,83 %
23,88

Mayor caja tras la venta de Cobra

En la parte positiva, ACS cuenta con una sólida posición de caja para acometer nuevas inversiones. Especialmente tras la venta de su división industrial Cobra al grupo francés Vinci, que regará las cuentas con 4.900 millones de euros.

“La sensación es que está buscando cierto crecimiento después de algunas ventas de activos. Si no encuentra precios razonables en Europa, quizás empiece por regiones más alejadas”, explica David Tomás Navarro, gestor de renta variable de Andbank Wealth Management.

Publicidad
Publicidad

Lo “difícil”, explica el experto, es conocer el foco al que se orienta ACS. “Te puede sorprender con operaciones muy grandes en sitios donde parecía que no tenía nada que hacer”.

Perfil más concesionario

Pese a la dificultad para anticipar los movimientos de ACS, a principios de mayo, en la junta general de accionistas, Florentino Pérez mostró una declaración de intenciones al afirmar que el foco ahora está en el negocio de concesiones.

Principalmente en las autopistas, tal y como aseguró el presidente de la constructora durante la cita con los inversores.

“La parte de concesiones quizá sea donde crecer a nivel de negocio, mientras que en infraestructuras y construcción, quizás sea mejor fuera de Europa”, apunta David Tomás Navarro.

"De alguna forma da una gran visibilidad de resultados y de recurrencia de dividendos, es mucho más visible a más largo plazo", apunta Ángel Pérez, analista de Renta 4.

Publicidad

Australia, el gran foco de ACS

Lejos de Italia, ACS tiene en el eje Asia-Pacífico uno de sus principales mercados. Frente a su apuesta en los últimos años por los países asiáticos, es en Australia donde la constructora centra sus miras tras la pérdida de ASPI.

En la última semana de mayo, ACS anunció un ‘megacontrato’ por 1.200 millones de euros para construir una autopista en Nueva Gales del Sur a través de su filial australiana Cimic.

En febrero, Cimic anunció otro contrato para la operación y el mantenimiento de la red de ferrocarriles precisamente en el Estado de Nueva Gales del Sur, donde se encuentra Sidney, la mayor ciudad australiana.

Una confirmación de que Australia se ha convertido en uno de los principales sustentos para la compañía. En el primer trimestre, las ventas representaron un 20 por ciento del total del grupo, lo que la convierte en la segunda región en volumen de proyectos solo por detrás de Estados Unidos, cuyas ventas alcanzaron el 54 por ciento del total.

Publicidad

"En Australia hacen unos márgenes muy buenos en comparación con Estados Unidos, allí son algo inferiores", explica Ángel Pérez.

Norteamérica, pendiente de los fondos de Biden

Al otro lado del Pacífico, la partida de fondos anunciado por el presidente estadounidense Joe Biden como cobertura tras la pandemia es otro de los objetivos internacionales de ACS.

“Las expectativas de que los proyectos en infraestructuras y la financiación por parte de la Administración Biden podrían sustentar grandes licitaciones y concesiones a la constructora”, explica Darío García, analista de XTB.

“Ese dinero irá cayendo poco a poco, tendrá su parte del pastel. El negocio en infraestructuras se gira hacia occidente y probablemente a ACS le pilla con poca presencia, por lo que tendrá que acelerar el crecimiento en Norteamérica”, comenta, por su parte, David Tomás Navarro.

"El sector infraestructuras gusta mucho a los políticos para reactivar la economía por su visibilidad y porque emplea mucha mano de obra. ACS está muy bien posicionada para seguir liderando proyectos en ambas regiones", apunta Ángel Pérez.

Publicidad

Nueva salida a bolsa en busca de caja

De la misma forma, la filial de ACS baraja la salida a bolsa de Ventia, el negocio de servicios que gestiona junto al fondo Apollo, en una operación que la prensa australiana especuló podría alcanzar los 2.700 millones de dólares locales, al cambio, unos 2.200 millones de euros.

“La operación podría servir para generar caja adicional para el grupo y poder afrontar con holgura el crecimiento previsto en Australia gracias a los planes de infraestructuras en el país”, explica Ángel Pérez.

No en vano, la división genera unos ingresos cercanos a 5.000 millones de dólares australianos -más de 3.100 millones de euros- al año.

De acuerdo a las cifras conocidas, la operación supondría valorar en 7,7 veces el ebitda de Ventia, en la que ACS cuenta con un 47 por ciento de la participación a través de la posición de control que ejerce su división Hotchief en Cimic.

Potencial de revalorización del 26 por ciento en bolsa

Otro de los indicadores que reflejan la buena acogida de la nueva estrategia internacional de ACS es la confianza que deposita el mercado en el valor.

A pesar de que las acciones se mueven en un contexto negativo. "Desde que en mayo perdiera la directriz alcista principal, iniciada en febrero de 2020, ha venido concatenando máximos y mínimos decrecientes que podrían concluir con un retesteo del soporte cercano a los 24 euros", comenta Darío García.

Según el experto, ese nivel sigue siendo la referencia frente a los más de 25 euros en los que cotizan sus acciones ahora.

Sin embargo, el consenso consultado por Finanzas.com ve los títulos de ACS en más de 32 euros, lo que arroja un potencial de revalorización a 12 meses cercano al 26 por ciento.

Las recomendaciones, siguiendo el panel de expertos, también son determinantes para conocer las sensaciones del mercado: un 75 por ciento de los analistas apuesta por la compra mientras que el 25 por ciento se mantiene neutral sobre un valor que no tiene ninguna recomendación para la venta de acciones.

En portada
Publicidad
Noticias de