ACS centrará su potencia de fuego en EEUU

Florentino Pérez alinea sus intereses con las políticas de inversión en infraestructuras del Gobierno Biden

ACS ha comenzado el año pisando fuerte apoyada en una estructura financiera sólida y saneada y en una cartera internacional robusta. Además, acaba de firmar la venta a Vinci de su división industrial Cobra, que incluye gran parte de su negocio de renovables.

Esta operación le aportará un mínimo de 4.930 millones de euros y un máximo de 4.980 millones en efectivo. Su cuantía exacta se definirá "en función de los resultados del perímetro vendido a la fecha de ejecución de la compraventa", según ha señalado la empresa en un comunicado.

La transacción incluye, junto a las actividades de ingeniería y obras, las participaciones en ocho concesiones de proyectos, principalmente de energía, además de la plataforma de desarrollo de nuevos proyectos en el sector de energía renovable.

Más capital para crecer

Para financiar su expansión, otra de las iniciativas que va a acometer la empresa presidida por Florentino Pérez es una ampliación de capital por 574 millones de euros, que llevará a su junta de accionistas del 7 de mayo.

La ampliación se realizará a través de la emisión y puesta en circulación de acciones nuevas, de 0,5 euros de valor nominal cada una, de la misma clase y serie que las que están actualmente en circulación, según ha informado ACS a la CNMV.

Publicidad
Publicidad

El aumento de capital se hará íntegramente con cargo a reservas, sin prima de emisión, y las nuevas acciones serán asignadas gratuitamente a los accionistas.

El importe máximo previsto en la primera ejecución de la ampliación de capital será de 426 millones de euros, mientras que el valor de la segunda ejecución, si se lleva a cabo, no podrá sobrepasar 148 millones de euros.

El foco puesto en EEUU

Con esta ampliación ACS pretende financiar sus proyectos de expansión, entre ellos en los Estados Unidos, donde se originan el 43,8% de sus ventas. La compañía espera beneficiarse de las inversiones que el Gobierno de Biden va a realizar en infraestructuras.

Darío García, analista de XTB, cree que ACS está muy bien posicionada para hacerse con parte de estas licitaciones, ya que "sus intereses están muy alineados con las políticas de inversión en infraestructuras del Gobierno de EEUU, lo que también podría decantar la balanza sobre el comportamiento del valor".

Por ello, Ángel Pérez Llamazares, analista de Renta 4, considera que de cara a los próximos trimestres hay que estar muy pendiente de si "su excelente posicionamiento le permite a ACS aprovechar los distintos planes de estímulo que se prevén en las regiones donde está presente".

Publicidad

No vender

El consenso de analistas de Bloomberg también ve potencial en la acción de ACS, cuyo precio objetivo estiman que suba hasta los 31,67 euros desde los 28,22 euros a los que cotiza ahora. Así, el 68,8% recomienda comprar acciones de la constructora, el 31,3%, mantener, y ninguno opta por vender.

Entre las fortalezas del valor subrayadas por los analistas predomina, según Darío García, su diversificación geográfica que le "permite destacar respecto a otras compañías de su sector mucho más afincadas en el mercado local y expuestas a los riesgos que actualmente amenazan a España. Por ello, ACS es de las que mayor potencial de inversión tiene".

Diego Morín, analista de IG, va más allá y considera que es "la mejor colocada del sector de la construcción por su potencial crecimiento y por sus proyectos focalizados en renovables".

Argumenta que, desde el pasado mes de octubre, las acciones de ACS han ido conquistando niveles importantes gracias a la llegada de las vacunas, algo que ha provocado que el valor recupere sus niveles prepandemia.

Publicidad

Además, considera que "las acciones de ACS se encaminan a romper los máximos anuales, que se ubican en torno a los 29 euros".

En portada
Publicidad
Noticias de