Los planes de reactivación económica despiertan a los fondos de infraestructuras

Biden busca aprobar un paquete de 2,25 billones de dólares en los Estados Unidos, mientras que España ha presupuestado 11.527 millones de euros para este capítulo en los Presupuestos Generales del Estado

Las infraestructuras han quedado rezagadas en los últimos años dentro de los presupuestos públicos a nivel global pero van a ser uno de los sectores más beneficiados por los planes de reactivación económica que se preparan a ambos lados del Atlántico para dejar definitivamente atrás la crisis del coronavirus.

“Las empresas de infraestructuras cotizadas a escala mundial deberían seguir beneficiándose del gasto público en Europa y los Estados Unidos”, escribía recientemente Sebastien Galy, responsable de estrategia macroeconómica en Nordea AM, en el informe de actualización de perspectivas de la firma para el segundo semestre del año.

"Se trata de una clase de activos defensiva que se negocia con descuentos históricos y cuenta con una elevada exposición a tendencias a largo plazo, como la obsolescencia de los activos, la descarbonización y el crecimiento de los datos, que impulsarán aún más el potencial de crecimiento", añadía este experto.

Los esfuerzos de Joe Biden por invertir en infraestructuras

En concreto, el presidente estadounidense, Joe Biden, trabaja para convencer a la oposición republicana para que dé su visto bueno a su plan de infraestructuras, que ha denominado ‘Build Back Better’ ('reconstruir mejor', en inglés).

De acuerdo con este plan, el presidente demócrata pretende destinar nada menos que 2,25 billones de dólares a la inversión en infraestructuras.

Para los republicanos, se trata de una cifra demasiado abultada que supera, incluso, los 1,9 billones de dólares aprobados el mes pasado para estimular la economía.

Publicidad
Publicidad

Por ello, el demócrata ha elaborado una estrategia similar a la que utilizó con su plan de estímulos, en la que pretende vencer la oposición republicana logrando el apoyo de los independientes, los gobernadores de algunos estados y la opinión pública.

España supera la barrera de los 10.000 millones por primera vez desde 2012

Por su parte, en España también se va a incrementar la inversión en infraestructuras en los próximos meses.

En concreto, los Presupuestos Generales del Estado para 2021 recogen una inversión de 11.527 millones de euros, por encima de los 10.300 millones inicialmente previstos en las cuentas de 2019 y que no llegaron a materializarse.

Esta cifra supone superar por primera vez la barrera de los 10.000 millones de euros desde el año 2012 y, aunque queda lejos del récord de 22.000 millones destinado en 2009, está muy por encima de los mínimos alcanzados en el año 2013 cuando se destinaron 7.530 millones.

“Si esperamos una tónica similar en el resto de los países de la Unión Europea, podemos presuponer unos vientos de cola a favor para la inversión en infraestructuras y las empresas dedicadas en este sector en Europa”, dice un informe de ASP Family Offices.

Publicidad

El 5G y la descarbonización de la economía, catalizadores para esta temática

Pero, además, hay otros factores que dan soporte a este sector a nivel mundial.

“Otros factores que invitan al optimismo dentro del sector a nivel mundial, aparte del gran plan de gasto propuesto por Biden en los Estados Unidos, es que cada vez más los gobiernos buscan una cooperación conjunta con el sector privado a la hora de realizar infraestructuras debido a su elevado coste", dice el documento de ASP Family Offices.

Además, hay que tener en cuenta la transición tecnológica que está suponiendo la implantación del 5G en todo el mundo y el compromiso de cumplir los objetivos medioambientales de cero emisiones para 2050, que también va a requerir de fuertes inversiones.

Estos catalizadores han provocado que algunas firmas de inversión y gestores patrimoniales hayan puesto la vista en las infraestructuras, como Nordea o la citada ASP Family Offices, una compañía que augura una “tendencia positiva” en la inversión en infraestructuras.

Publicidad

Cómo invertir en infraestructuras

Yendo a la parte práctica, los inversores pueden apostar por esta temática a través de la inversión directa en acciones que se dedican a las infraestructuras como Transurban Group, Enbridge, NextEra Energy, Atlantia, Duke Energy, TransCanada, Kinder Morgan o Getlin, según el documento de ASP.

En cuanto a compañías españolas, el informe cita Aena y ACS.

Pero, si se prefiere optar por un instrumento diversificado y con ventajas fiscales, un fondo de inversión es lo más acertado.

Al respecto, estos son algunos de los fondos de inversión que invierten en el universo de las infraestructuras: M&G (Lux) Global Listed Infrastructure Fund, DWS Invest Global Infrastructure o First Sentier Global Listed Infrastructure Fund.

Por último, si lo que se desea es un fondo cotizado para pagar menos comisiones, se puede recurrir a los siguientes ETF: el SPDR S&P Global Infrastructure, el iShares Global Infrastructure o el Alerian Energy Infrastructure.

Publicidad

Pero, ojo, porque no todos los expertos ven con el mismo optimismo el sector. Recientemente, Bank of America publicaba un informe sobre las compañías españolas en el que se mostraba algo más cauto y solo ponía recomendación de ‘comprar’ sobre Ferrovial, mientras que dejaba en ‘neutral’ a Aena y ACS.

En portada
Publicidad
Noticias de