El gurú de Ripple avisa de que el culto al bitcoin desestabilizará a las criptomonedas

El CEO de Ripple aseguró que el sectarismo respecto al bitcoin boicotea la expansión de la industria de las criptomonedas

A pesar de que por momentos viera debilitado su reinado al ceder una leve porción de su capitalización de mercado, el bitcoin domina con puño al resto de criptomonedas.

La soberanía del bitcoin, sin embargo, puede resultar perjudicial en el proceso de expansión general del mundo de los criptoactivos, debido a cierto aire de sectarismo que rodea a los simpatizantes de la criptomoneda líder del mercado, y que a la vez lastra al resto de actores del mismo.

Publicidad

Así lo analiza, al menos, Brad Garlinghouse, CEO de la empresa de blockchain Ripple, responsable de la criptomoneda de mismo nombre que cotiza bajo el símbolo XRP.

"La polarización no es sana. Tengo bitcoin, ether, y algunas otras, y creo firmemente que la industria puede continuar brillando", aseguró Garlinghouse en una conferencia sobre blockchain en París, de acuerdo a las declaraciones recogidas por CNBC.

Y para ilustrar cómo pueden convivir diferentes criptomonedas en un nuevo sistema financiero, el CEO de Ripple estableció un contraste con la burbuja tecnológica de inicios de los años 2000.

"Yahoo logró el mismo éxito que eBay, estaban resolviendo problemas distintos. Hay diferentes casos de uso, diferentes audiencias y diferentes mercados. Creo que muchos de esos paralelismos existen hoy en día", explicó.

Añadió que "todos los barcos pueden salir a flote".

Publicidad
Publicidad

La lucha entre el bitcoin y el ether como ejemplo de esta fractura

Para sostener esta idea de que el culto al bitcoin a menudo lastra al resto de criptomonedas, Garlinghouse puede apoyarse en ejemplos como el del fundador y ex-CEO de Twitter, Jack Dorsey, reconocido activista del bitcoin, pero que en ocasiones utiliza su plataforma para desacreditar a otros activos.

"Si Internet tuviera una divisa nativa, debería ser el bitcoin", aseguraba Dorsey en una conferencia en la que participó junto a Elon Musk, en la que alababa "la interconectividad y descentralización" de la criptomoneda.

Una opinión que contrastaba con otra, anteriormente expresada, de que "todas las demás monedas no tienen ninguna importancia".

Publicidad

Por ello, el fundador de Twitter no consideraba incluir ninguna otra criptodivisa que no fuera bitcoin en Square, la plataforma de pagos en la que centró su atención tras salir de la red social.

Dorsey, asimismo, causó un gran revuelo en redes sociales esta misma semana al asegurar que la red de blockchain del ethereum tiene, "al menos uno, si no muchos, puntos únicos de fallo", y que, por tanto, no es una plataforma que le interese.

La influencia de los magnates tecnológicos en esta pelea

Los comentarios de Dorsey respecto a la red de Ethereum son de gran relevancia para ilustrar el argumento expuesto por Garlinghouse respecto al sectarismo dentro del criptomercado, pero no solo porque ratificaran su tesis.

También lo son porque dan una muestra del poder de influencia que ejercen los grandes magnates tecnológicos en el criptomercado, y cómo estas batallas internas emborronan y rigen la conversación más amplia en torno a la industria.

Publicidad

Los comentarios de Dorsey respecto a la red que sustenta al ether nacieron, precisamente, de una interacción con el cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, en la que este criticaba la posibilidad de que Musk comprara Twitter.

"No me opongo a que Elon dirija Twitter (al menos en comparación con el statu quo), pero no estoy de acuerdo con el entusiasmo más generalizado de que personas u organizaciones ricas tomen hostilmente las empresas de medios sociales", aseguraba Buterin.

Dorsey respondió a ese tuit con un escueto "igual" que le servía para mostrar su acuerdo con Buterin.

La conversación, sin embargo, acabó derivando en esta crítica a Ethereum después de que interviniera una plataforma de redes sociales construida sobre una red descentralizada.

A esta red social dirigió Dorsey el comentario de "falta de interés" ante una aplicación construida en la red del ethereum.

Al ex-CEO de Twitter, paradójicamente, no le resultaba interesante una plataforma construida para evitar lo que él mismo defendía antes de verter su crítica.

Es decir, que gracias a la tecnología descentralizada, una sola persona o institución sea la que rija toda una industria.

Pero no le resultaba interesante porque este proyecto no se diseñaba en la red de blockchain que sustenta a la criptomoneda de su interés, el bitcoin.

Garlinghouse, precisamente, denunció en su alegato recogido por CNBC que esta lucha fratricida entre criptomonedas les restaba poder para hacer lobby frente a los legisladores estadounidenses.

El caso es que la web 3.0, construida para corregir errores de la anterior burbuja tecnológica, como el acaparamiento de poder por parte de un pequeño grupo de mega-empresas e inversores individuales -como Google, Facebook o Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, Elon Musk y el propio Dorsey- en ocasiones parece tener los mismos tics monopolísticos.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de