Meme coins: cómo identificar el próximo superventas cripto

La clave del éxito de las criptomonedas memes está en contar con una comunidad detrás

Durante este ejercicio, algunas criptomonedas memes que surgieron de los memes de Internet, arrojaron resultados asombrosos.

El dogecoin, un token que se creó a modo de broma e inspirado en el perro Shiba Inu, ha subido más de un 3.300 por ciento desde principios de año, según datos de CoinDesk. La criptomoneda Shiba Inu, que también tiene como referencia esta raza de perro, se ha disparado más del 45.500.000 por ciento hasta la fecha.

Estos extraordinarios resultados han impulsado a algunos inversores a buscar los nuevos superventas de las divisas digitales basados en estos memes. Sin embargo, es posible que el entorno actual del mercado no ayude como consecuencia de esta abundancia de criptodivisas, explicó Christopher Vecchio, estratega de divisas senior en el sitio de análisis de Forex DailyFX, a Distributed Ledger en una entrevista.

El papel de la Fed en las criptomonedas

El discurso más duro por parte de la Reserva Federal provocó una presión vendedora en los criptoactivos, ya que el organismo anunció la reducción del programa de compras de bonos y los analistas calculan hasta 3 subidas el próximo año.

Así el bitcoin ha bajado casi un 30 por ciento desde su máximo histórico de 68.990 dólares registrado en la primera semana de noviembre, mientras que el ether ha bajado más del 18 por ciento desde su máximo histórico de  4.866 dólares, según datos de CoinDesk.

Publicidad

El aumento de la participación institucional en el mercado de divisas podría reducir el espacio para los tokens de memes, dijeron algunos analistas. "A medida que el mercado se vuelve más eficiente y entra más dinero inteligente, hay menos dinero minorista", explica Jason Desimone, director de blockchain de la empresa de software enfocada en criptografía Ubik Group.

Publicidad

Señales de alerta

Invertir en tokens de memes no siempre es una apuesta segura, dijeron los analistas. "Mucha gente jugará con estas monedas tratando de elegir el próximo Doge o el próximo Shiba", dijo Desimone. "Y mucha gente se queda en el camino".

Antes de invertir en estas monedas, los expertos recomiendan tener cuidado a la hora de decidir en qué tokens invertir y evitar caer en las estafas. ¿A qué nos referimos con engaños? En ocasiones, los desarrolladores abandonan a medias el proyecto huyendo con los fondos de los inversores.

Un ejemplo es Squid Game, una criptomoneda que llamó la atención en parte debido a que su nombre replicaba el éxito viral de la serie coreana “El juego del calamar”. El token subió a 2.857 dólares desde 39 dólares en solo tres horas y luego colapsó a casi cero. Todo parece indicar que los desarrolladores renunciaron a los tokens tras captar el dinero.

Hubo señales de alertas que no fueron tenidas en cuenta como que los inversores informaron que solo podían comprar pero no vender SQUID, mientras que hubo varios errores ortográficos en el libro blanco de la criptografía.

Al examinar los proyectos de cifrado, los inversores deben analizar el historial de los equipos de desarrollo y verificar si son legítimos.

Publicidad

También es fundamental observar el modelo de distribución del token. Ninguno de los desarrolladores debería tener más del 5 por ciento.

El valor de la comunidad

Uno de los aspectos en los que se puede fijar el inversor y que puede anticipar el éxito de la operación es la existencia de una comunidad detrás de la moneda.

En ocasiones es tan fuerte el sentimiento de pertenencia que los desarrolladores comienzan a buscarle un propósito a ese activo digital acorde con las necesidades de los tenedores de la moneda.

Esta comunidad permite a la criptomoneda crecer y desarrollarse. El apoyo de celebridades también puede ayudar. Es el caso de Elon Musk y su actividad en Twitter apoyando al bitcoin (la compañía permite pagar con ella) o con sus declaraciones sobre el dogecoin.

Publicidad

Esto no quiere decir que no haya riesgos. Uno de ellos es perder todo lo invertido, ya que está entre su naturaleza tener un valor que va desde el cero por ciento hasta el millón, señalan los expertos.

En portada
Publicidad
Noticias de