El problema que grandes inversores como BBVA y JP Morgan ven a las criptomonedas

Las criptomonedas deben dotarse de un marco regulatorio más claro para terminar de ganarse al sector institucional, el de grandes inversores como BBVA y JP Morgan

La expansión de las criptomonedas llevó a estos activos a captar el interés de grandes actores del mercado como JP Morgan o, en el caso de España, de BBVA. Pero muchas de estas grandes instituciones se abrieron paso en este nuevo mundo de puntillas, sin dar grandes pistas sobre su intención con las mismas, o su opinión respecto a ellas.

Esta realidad se pudo constatar en la entrada con distintos niveles de transparencia de cada una de las entidades del Big Four de la consultoría - Deloitte, PwC, KPMG y EY -, o en el titubeo de las grandes aseguradoras globales a la hora de incluir criptomonedas en sus balances.

Publicidad

Para Alejandro Zala, director nacional de Bitpanda en España, esta presencia casi a escondidas de los grandes agentes del sector institucional en el universo de las criptomonedas tiene una explicación lógica.

El experto considera que están a la espera de una regulación más clara respecto a los criptoactivos para poder ir de frente acerca de su interés por los mismos, y así lo explicó en la conferencia organizada este pasado jueves por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Un evento donde el supervisor buscaba establecer una mesa de diálogo sobre los avances y necesidades del sector cripto en España, en el que se encontró con la buena disposición de sus representantes a aclarar las normas del juego lo antes posible.

Publicidad

BITCOIN BITCOIN (BTC)

16.420,39 $

0,08 % 1h
1,71 % 24h
3,83 % 7d

La cautela del sector institucional con las criptomonedas

"Hemos vivido los dos o tres últimos años con mucha adopción del sector retail, donde mucha gente ha comenzado a invertir recientemente en estos activos, pero el mundo institucional ha entrado de tapadillo, sin decir, estoy dentro", afirmaba Alejandro Zala en la conferencia de la CNMV.

"Nosotros tenemos muchas conversaciones con bancos, aseguradoras, fondos que están deseando entrar. Todo el mundo que parte desde una posición de generar negocio, sabe que la oportunidad es enorme y que esto está para quedarse", añadía.

Publicidad

Para Zala, la palanca fundamental para que estos actores institucionales den el salto definitivo a la piscina pasa por la aprobación del marco regulatorio europeo para el mercado de los criptoactivos.

Un instrumento conocido como MiCA por sus siglas en inglés que, en opinión del ejecutivo de Bitpanda, ayudaría a lograr no solo una mayor adopción de las criptomonedas por parte de los inversores, sino también una mejor convivencia entre aquellos entes del criptomercado que buscan operar en un entorno regulado, y los propios supervisores.

La adopción del contexto de ley de MiCA, además, ayudaría a paliar diferencias entre países europeos, donde la flexibilidad de naciones como Portugal, por ejemplo, le sitúan a la cabeza esta revolución, en detrimento de estados como España.

Al criptomercado le corre prisa

Uno de los principales problemas en la adopción de este marco regulatorio, a pesar de las buenas intenciones de Bruselas y de reguladores nacionales como la CNMV, expuestas en eventos como el organizado en Barcelona el jueves 16 de junio, es que el criptomercado avanza mucho más deprisa que la burocracia parlamentaria.

Tal y como relataba el director general de política estratégica y asuntos internacionales de la CNMV, Víctor Rodríguez, el calendario previsto para el MiCA contempla su aprobación este mismo año, y la implementación a lo largo de los 18 meses siguientes.

Publicidad

En función de los retrasos que pueda acumular este trámite, se podría posponer la adopción de un marco operativo común para toda la Unión Europea hasta casi el 2025, una fecha que tanto para Zala como para los otros expertos del panel, sería llegar muy tarde.

"A día de hoy ya es tarde [...] y cuando me hablan de 2025 me echo a temblar, viendo la evolución que ha habido en los tres últimos años", indicaba Zala.

"Nosotros siempre decimos que un año en el mundo real son como 5 años en el mundo del blockchain", bromeaba Alex Puig, director de tecnología de Caelum Labs.

Para Enrique Aznar, abogado de Real Fund, "hablar de 2025 no tiene ningún sentido". Por ello, agregaba, habría que intentar agilizar la implantación de soluciones.

Publicidad

Un punto de vista con el que coincidía el experto de la CNMV, Víctor Rodríguez, que concedió que ya se estaba produciendo una desfragmentación en cuanto al uso y aplicación de las criptomonedas y la tecnología blockchain en el mundo.

Los esfuerzos de España se centran en la publicidad

Al poner el foco en qué hizo España para regular las criptomonedas, más allá de la puesta en marcha por parte del Banco de España de un registro de buenas prácticas, la medida más llamativa es la establecida por la CNMV para regular la publicidad de las mismas.

En este sentido, el abogado especializado en tecnología blockchain del despacho Rocajunyent, y miembro de la junta regulatoria de la Crypto Valley Association suizaJoaquim Matinero Tor, apuntaba durante el evento que la circular "ha aportado claridad".

"Ha aportado que muchos proyectos que posiblemente vendían sueños de unicornio o productos que eran inviables, se hayan frenado", señalaba Matinero.

Matinero, asimismo, aseguraba hace unos días a finanzas.com que a pesar de la falta de medidas más específicas para delimitar el ámbito de actuación de las criptomonedas, la CNMV "siempre estaba muy por la labor de colaborar y entender los modelos de negocio, porque entiende que este es el futuro".

Publicidad

Una afirmación que se refuerza con eventos como el organizado este pasado jueves, pero que necesitará dotarse con normas más específicas si quiere lograr de convencer al sector institucional para que abrace al criptomercado abiertamente.

En portada
Publicidad
Noticias de