Revista Inversión

Margaret Franklin: “Estamos preocupados por la transparencia en los fondos ISR”

Margaret Franklin, la ‘jefa de los inversores’, confirma a la revista INVERSIÓN que CFA Institute prepara unos estándares para que los productos llamados responsables respondan a sus objetivos

Margaret Franklin fue nombrada en septiembre del 2019 consejera delegada de CFA Institute, la asociación mundial de los profesionales de la inversión. Es la primera mujer que lo logra en 73 años de historia de la institución. La conocida como “la jefa de los inversores” analiza para la revista INVERSIÓN el futuro de las finanzas. 

  • La industria de la gestión de activos ejerció un papel cuestionable durante la última crisis financiera. Una de las críticas más frecuentes es que no primó suficientemente la preservación de capital. En ese sentido, ahora que podríamos estar aproximándonos a otra recesión, ¿hay algo que el sector debería hacer de manera diferente?

La última crisis no fue igual que las demás. Estábamos al borde del precipicio ante la amenaza de quiebra del sistema financiero y no había prácticamente lugares en los que refugiarse. 

En otras crisis, lo normal es que el castigo se concentre en algunos sectores, por lo que resulta acertado el enfoque clásico de diversificación de carteras. Pero, aun así, los clientes que se mantuvieron en su hoja de ruta durante la última crisis y no la abandonaron, lograron superar el bache pasado un tiempo. 

Así que esa es una de las cosas más importantes que los gestores pueden hacer para afrontar futuros choques: construir carteras resistentes, entender qué función cumple cada uno de los componentes de la misma y, después, transmitírselo a los clientes en un lenguaje que puedan entender para que, cuando lleguen los momentos de inestabilidad, puedan mantener la estrategia. 

  • Usted es la primera mujer que ocupa el puesto de presidenta y consejera delegada de CFA Institute en la historia de la organización, ¿por qué otros sectores como la banca han ido avanzando en igualdad de género y el mundo de la inversión se ha quedado relegado?

¿Qué más leer?

Stephanie Kelton: “Los impuestos no son para financiar a los gobiernos (por si había dudas)”

Llevo en el negocio casi 30 años. Cuando obtuve mi certificación profesional, en el 1997, había un 18% de mujeres profesionales financieras certificadas y ahora hay un 19%. Es decir, en 22 años, las mujeres certificadas solo han aumentado un punto porcentual. 

Esto refleja que, claramente, tenemos un problema relacionado con la diversidad de género, algo que no pasa en igual medida en otras profesiones como la abogacía, la medicina o la contabilidad. 

Si bien, tengo que decir que los empresarios ya se han dado cuenta de la importancia de tener más mujeres en sus organizaciones. Ahora, la cuestión es cómo lograr las herramientas y estrategias para atraer, retener y ascender a más mujeres. 

Y eso es difícil porque no tenemos suficientes féminas en el sector, por lo que para los empleadores está siendo difícil romper esa brecha. Nosotros, en CFA Institute, tenemos diversas iniciativas para ayudarles a hacerlo.

"Los futuros profesionales de la inversión tendrán que ser expertos en impuestos y entender cómo usar el big data y la inteligencia artificial"

La consejera delegada de CFA Insitute, Margaret Franklin, durante la entrevista con la revista INVERSIÓN
La consejera delegada de CFA Institute, Margaret Franklin, durante la entrevista con la revista INVERSIÓN.
  • Cambiando de tema, una de las tendencias más relevantes de los últimos años en la industria de la gestión de activos es la inversión socialmente responsable (ISR). Sin embargo, al analizar las carteras de algunos productos, da la sensación de que hay mucho marketing y “greenwashing” (lavado de cara verde).

La ISG se ha vuelto muy importante. Lleva aquí algunos años, pero en el último ejercicio se ha convertido en una de las grandes prioridades de los directivos.

Pero lo que hemos identificado en los diferentes estudios que hemos realizado es que la mayoría de los gestores enfocan este tema desde la perspectiva de la mitigación de riesgos o para cumplir con las demandas de los clientes. 

Como usted, CFA Institute está preocupado por el “greenwashing” (o lavado de cara verde). Hay productos que se lanzan con esta etiqueta y, en realidad, no están necesariamente cumpliendo con sus objetivos. 

Uno de los problemas es que el lenguaje no es coherente, los criterios tampoco y no hay estandarización. Por eso, CFA ha lanzado un grupo de trabajo para desarrollar estándares ISG. 

En unos 18 meses tendrán listo su trabajo para ayudar a los profesionales en este tema. 

  • Asimismo, quería preguntarle por los bajos tipos de interés, un verdadero desafío para el sector que no tiene visos de darse la vuelta.

CFA Institute hizo un estudio hace tres años sobre el profesional de la inversión del futuro e identificó varias tendencias que iban a continuar durante bastante tiempo. 

Como usted ha apuntado, los tipos de interés y la rentabilidad reducidos son uno de esos temas clave. 

Los tipos negativos, que hubieran sido inimaginables hace algunos años, suponen un gran desafío para los gestores. 

Han llevado a los inversores a asumir más riesgo, al pasar de los bonos de gobiernos a la deuda corporativa, al high yield e, incluso, a las acciones, cuando debieran haberse quedado en la renta fija, lejos de clases de activos como el capital privado o las infraestructuras, que son muy ilíquidas. 

En ese sentido, los profesionales de la inversión tenemos que ser cuidadosos y asegurarnos de que los clientes entienden realmente las implicaciones de hacer concesiones para lograr más retornos. En el lado positivo, la inflación está baja.  

  • Por último, ¿cuál es su visión sobre el futuro del sector?

La tecnología lo ha cambiado todo. Cuando yo empecé, trabajábamos con excel. Ahora, todavía se usa, pero la tecnología ha mejorado la eficiencia de los procesos y ha ayudado a incrementar el número de datos que se manejan en la toma de decisiones. 

Claramente, habrá puestos de trabajo que se amorticen y surgirán otros nuevos. 

Los futuros profesionales de la inversión tendrán que ser expertos en impuestos y entender cómo usar el big data y la inteligencia artificial para mejorar la toma de decisiones. En todo caso, todas las decisiones no podrán ser tomadas por algoritmos. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.