Revista Inversión

La inflación eleva la rentabilidad real de los depósitos

La entrada en negativo del IPC dispara la rentabilidad real de los depósitos por encima del 1 por ciento

La inflación se convierte en un aliado del ahorro familiar en esta crisis provocada por la pandemia de coronavirus, explica la revista INVERSIÓN en su último número, que además identifica las seis empresas opables del IBEX. Puede suscribirse desde 3 euros por semana o acudir a su quiosco (4 euros).

Los precios entre abril y mayo sufrieron un fuerte desplome que hizo que la inflación se situara en el -1 por ciento. Si tenemos en cuenta que la rentabilidad media de los depósitos en España se sitúa en el 0,03 por ciento, hace que la rentabilidad real, la que se obtiene sumando o restando la inflación, rebase el 1 por ciento, una tasa más que aceptable si se tiene en cuenta que el precio oficial del dinero sigue anclado en el 0 por ciento desde 2016. 

Y es que las familias y empresas siguen concentrando gran parte de su ahorro en estos productos.  

Víctor Alvargonzález, socio fundador de Nextep Finance, reitera que «los depósitos sigue siendo una opción válida» frente a fondos monetarios o renta fija a corto plazo que cotizan con rentabilidades negativas y a los que hay que añadir comisiones.  

También es una opción más ventajosa que los bonos o letras del tesoro, que se mueven  en negativo.  

«Más que la inflación actual», señala Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, «también hay que tener en cuenta la futura», sobre todo porque hablamos de depósitos a plazo fijo que, en su mayoría, superan los 12-18 meses.

En este sentido, lo cierto es que las previsiones hablan de una inflación que rondaría el 0,4 por ciento en 2020 y el 0,7-0,9 por ciento en 2021, por lo que, efectivamente, la operación saldría rentable.

«No mucho, pero sí que ha mejorado respecto a años anteriores» concluye González. Por poner un ejemplo, a finales de 2018 la inflación se situó en el 1,2 por ciento, por lo que para no perder poder adquisitivo la rentabilidad de estos productos debería ser igual o superior.

Depósitos y cuentas, los favoritos de las familias

Según los datos del Banco de España, tanto familias como empresas volvieron a incrementar sus depósitos en abril como consecuencia de la incertidumbre de los mercados y el miedo a una recesión.  

De esta manera, las primeras atesoran más de 872.000 millones de euros en estos productos a plazo, lo que supone un incremento interanual del 6,2 por ciento y casi 10.000 millones más que en marzo. Se bate un nuevo récord y se mantiene la tendencia iniciada en 2014.  

Es decir, el ahorro en depósitos ha pasado de representar los 754.000 millones de euros a finales de 2019 hasta los 872.000 millones de euros en abril de 2020. Y dentro de estos productos, las cuentas a la vista han crecido un 67 por ciento respecto a 2015.

Igual postura han adoptado las empresas, cuyo incremento ha sido también muy relevante: concretamente un 11,4 por ciento interanual y un 5 por ciento respecto a marzo, lo que eleva el saldo total a 275.000 millones de euros. 

En conjunto, familias y empresas tienen ahorrado más de un billón de euros en depósitos a plazo y a la vista.  

El doble riesgo 

No obstante, la inversión en depósitos tiene un doble peligro, recuerda Alvargonzález. La primera, es la pérdida de oportunidad». Es verdad que ahora mismo los mercados siguen convulsos, pero el experto apuesta por invertir parte de ese dinero en renta variable, «un 20 por ciento» para aprovecharse de la recuperación de las bolsas y ganar un plus de rentabilidad. 

El otro riesgo viene de las políticas expansivas que los bancos centrales están llevando a cabo para frenar los efectos de la crisis económica. Esta labor se basa en la impresión de dinero, que a la larga tiene como objetivo generar inflación.

Lo que ahora es un aliado, por lo tanto, a larga puede ser un enemigo que reste rentabilidad real a estos depósitos si realmente consiguen reflotarla algo que no está tan claro teniendo en cuenta que durante el quantitative easing del BCE la inflación no llegó al objetivo fijado del 2 por ciento.  

Suscríbase a INVERSIÓN desde 3 euros por semana o acuda a su quiosco (4 euros).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses