Renta variable

Prudencia en Wall Street ante las dudas en la recuperación económica

En la apertura de la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones y el S&P 500 se mantenían planos, entre el -0,1% y el 0,1%, mientras que el Nasdaq cogía más impulso y se anotaba un 0,6%

En las operaciones previas a la apertura de la Bolsa de Nueva York, sus tres principales índices permanecían planos, con leves caídas del 0,1%

Tras una avalancha de compras en la sesión anterior, este martes llega la prudencia a Wall Street. El aumento de contagios de Covid-19 frenan las reaperturas de la economía y elevan la aversión al riesgo en los mercados financieros.

Así, en la apertura de la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones y el S&P 500 se mantenían planos, entre el -0,1% y el 0,1%, mientras que el Nasdaq cogía más impulso y se anotaba un 0,6%. 

¿Qué más leer?

Dudas en el IBEX 35 para cerrar la primera mitad de un año marcado por el coronavirus

Al mismo tiempo que el PMI del sector servicios y el manufacturero de China muestran una mayor expansión, lo que supone una señal de esperanza para la economía global, el mercado bursátil pone en duda la recuperación.

“Los inversores se han pasado los últimos meses obviando deliberadamente cualquier señal que apuntase en otra dirección que no fuera una rápida recuperación de la actividad económica y ver ahora cómo siguen siendo necesarias nuevas cuarentenas hunde los ánimos”, explica Aitor Méndez, analista de IG.

A esto hay que añadirle la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de este martes: “Lo peor de la pandemia está aún por venir”, señaló.

En Australia, el estado de Victoria dijo que cerraría 10 áreas en la metrópoli de Melbourne; Arizona ordenó el cierre por 30 días de una serie de establecimientos y Nueva Jersey detuvo el permiso para estar en el interior de los bares y restaurantes.

"Los cierres renovados de la actividad económica traerían volatilidad adicional del mercado", indica Kristina Hooper, jefa estratega de mercado global en Invesco en Nueva York

Atención a la Fed

Además, el presidente de la Fed, Jerome Powell, aseguró este lunes que las perspectivas para la economía estadounidense son "extraordinariamente inciertas" y señaló que podría ser necesario un mayor estímulo monetario.

Powell comparecerá este martes ante la Cámara de Representantes. El máximo dirigente del banco central estadounidense ya recalcó que la recuperación fue más rápida de lo esperado, aunque reconoce el reto que supone controlar el virus. No obstante, expresó el máximo compromiso de la Reserva Federal.

Junto a Powell, comparecerá el secretario del Tesoro estadounidense, Steve Mnuchin, de quien sí que se espera alguna pista sobre el nuevo plan de estímulos que podría anunciar el Ejecutivo de Donald Trump

Shell anuncia una depreciación de activos 

En el mercado de la materias primas, la anglo-holandesa Royal Dutch Shell advirtió este martes de que prevé una depreciación de sus activos de entre 15.000 y 22.000 millones de dólares en el segundo trimestre de 2020 por el efecto de la pandemia de coronavirus en el petróleo.

En un comunicado a la Bolsa de Londres, la compañía rebaja su pronóstico sobre el precio medio del crudo hasta 35 dólares este año; 40 dólares en 2021; 50 dólares en 2022 y 60 dólares en 2023.

Shell, que señala que la devaluación no se computará como una pérdida en efectivo en sus resultados del segundo trimestre, indica que espera una rebaja del valor de sus activos entre 8 y 9 millones de dólares en el área de gas integrado; de 4 a 6 millones en sus proyectos de exploración -especialmente en Brasil y los Estados Unidos- y entre 3 y 7 millones en sus productos refinados.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este martes con una bajada del 1,54%, hasta los 39,09 dólares el barril, motivada por el temor de los inversores a que los repuntes de la demanda no estén siendo suficientes y por la posibilidad de que Libia retome el bombeo de crudo, paralizado desde enero.

Los precios del petróleo bajaban en medio de preocupaciones por que la situación de escasez de la demanda se vea agravada por un aumento de la oferta si Libia retoma su producción, así como por el pesimismo provocado por el aumento de casos de coronavirus en Estados Unidos.

¿Qué más leer?

Iberdrola echa el resto por la perla australiana

En cuanto al análisis técnico, el futuro del crudo de Texas comenzó la semana apoyándose en los 37,50 dólares, un soporte muy sólido para el mercado. “El precio subió con fuerza hasta la resistencia de los 39,90 dólares, nivel que ha rechazado en la madrugada de este martes, quedándose a expensas de cotizar en los 40,00 dólares”, explica Sergio Ávila, analista de IG.

Los inversores de petróleo comienzan a tener indecisión ante el incremento de contagios que se está dando en muchos países, especialmente en China, segundo máximo consumidor de petróleo del mundo.

Por lo tanto, Ávila recomienda vigilar el nivel de soporte de los 37 dólares y esperar una confirmación por encima de los 40 para poder tomar una decisión óptima.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.