Renta fija

El Tesoro español eleva la rentabilidad de las Letras a seis y doce meses

El Tesoro español eleva la rentabilidad de la deuda a corto plazo en la primera subasta después del Eurogrupo

El Tesoro eleva la rentabilidad de su deuda a corto plazo

El Tesoro español coloca 5.750 millones de euros en letras a 12 meses, y 1.123 millones de euros en letras a seis meses, pero eleva el interés.

Se trata de la primera subasta del Tesoro Público tras el parón de Semana Santa, que retoma sus operaciones con la intención de captar entre 11.500 y 13.500 millones de euros en subastas a largo y corto plazo.

En concreto, busca entre 6.000 y 7.000 millones de euros en letras, cifra que consigue, pero tiene que elevar el interés.

De esta manera, coloca 6.875,39 millones de euros con un rendimiento marginal superior respecto a la anterior subasta celebrada en marzo.

En relación a las letras a doce meses, el Tesoro adjudica 5.752 millones de euros a un interés del 0,16%, casi 0,65 puntos porcentuales superior al registrado en la anterior puja del pasado 3 de marzo, cuando se situaba en terreno negativo, en el -0,489%.

En cuanto a las letras a seis meses, el Tesoro vende 1.123,07 millones de estos títulos con un rendimiento del -0,01%, casi medio punto porcentual superior al aplicado en la anterior subasta de marzo, establecido en el 0,505%.

La demanda de esta subasta eleva a 10.035,41 millones de euros, de los que 3.073,09 millones correspondieron a letras a seis meses y 6.962,32 millones a letras a un año.

De esta manera, la ratio de cobertura, relación entre el importe solicitado y el finalmente adjudicado, se sitúa en 2,74 veces en el caso de las letras a seis meses y en 1,21 veces para los títulos a un año.

Objetivo de 11.500 millones de euros mínimo

El Tesoro Público español busca como objetivo colocar entre 11.500 y 13.500 millones de euros en deuda esta semana.

Además de la subasta de letras celebrará otra de bonos y obligaciones.

La deuda a medio y largo plazo tiene como objetivo captar entre 5.500 y 6.500 millones.

En concreto, ese día, el Tesoro venderá bonos del Estado a tres y cinco años, obligaciones a quince años, y otras obligaciones que vencen en 2026.

La última vez que España apeló al mercado fue el pasado 2 de abril, y en esa ocasión adjudicó casi 6.000 millones en deuda a medio y largo plazo, pero tuvo que elevar el interés en la mayoría de las denominaciones.

Prueba de fuego tras el acuerdo del Eurogrupo

Los inversores están atentos al resultado de la subasta ya que se produce tras la reunión del Eurogrupo.

Las rentabilidades ofrecidas por España para colocar su deuda a corto plazo refleja las tensiones a las que están sometida la deuda periférica como consecuencia de los programas de ayuda destinados a la recuperación económica por la crisis del coronavirus.

La rentabilidad del bono español a diez años roza el 0,8% desde el 0,777% precedente, un 2% más, y el de cinco años también se revaloriza hasta el 0,265% desde el 0,256% anterior, el 3% más.

Así, está claro que tanto España como Italia y Portugal no podrán cumplir con el Pacto de Estabilidad de la Unión Europea e incrementarán su deuda pública por encima del 100%.

En ese sentido, también es fundamental el acuerdo del Eurogrupo, donde finalmente no salió la propuesta de los eurobonos.

Sí que se aprobó, en cambio, un paquete de 500.000 euros que suponía la activación de fondos por un valor de 240.000 millones de euros a través del MEDE, (el Mecanismo Europeo de Estabilidad que fue creado a raíz de la crisis financiera). Este mecanismo se hará a través de un crédito.

 A lo que hay que añadir 200.000 millones de euros para la reconstrucción económica, a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y 100.000 millones de euros para un fondo destinado para el desempleo.

Esta solución no satisface a todos, puesto que Francia y España exigen la creación de un fondo de recostrucción.

 

 

 


 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.