Sony contraataca a Microsoft

Sony ha respondido a la compra multimillonaria de Microsoft con la adquisición de su propio estudio de videojuegos

Sony ha pasado al contraataque ante Microsoft, respondiendo a su compra de Activision con la búsqueda de su propia empresa de videojuegos con la que convencer a los aficionados a las videoconsolas, y la ha encontrado en Bungie Studios, por quien ha pagado 3.600 millones de dólares.

La respuesta del mercado financiero, que cuando Microsoft compró Activision penalizó a Sony con bajadas que llegaron al 14 por ciento, ha sido positiva, pero desde luego no tan drástica como hace unas semanas.

Publicidad

Tras subir hasta un 2,5 por ciento en la apertura de la Bolsa de Tokio durante la jornada del martes, las acciones de Sony han cerrado su cotización en el mercado asiático con una mejora que se ha quedado en tan solo el 0,3 por ciento, fijando el precio de sus títulos en 12.770 yenes japoneses (98,78 euros).

"La experiencia mundial de Bungie en el desarrollo multiplataforma y los servicios de juego en vivo nos ayudarán a cumplir nuestra visión de expandir Playstation a cientos de millones de jugadores", aseguraba Sony en un comunicado publicado en la web de Playstation. Y en ese camino, también logra calmar a sus inversores.

Sony se guarda las espaldas

La compra de Activision por parte de Microsoft hizo que muchos inversores miraran con preocupación al futuro de Sony, dado que Activision es una empresa desarrolladora de videojuegos, como World of Warcraft o Call Duty, que acaparan cientos de millones de usuarios.

Hasta el momento, los videojuegos de Activision pueden disfrutarse tanto en Xbox, de Microsoft, como en Playstation, de Sony.

Publicidad
Publicidad

La posibilidad de que Microsoft decida quedarse con esos juegos en exclusiva para potenciar tanto un modelo de suscripción mensual similar al de Netflix como la venta de su dispositivo Xbox, sin embargo, resultó aterradora para el mercado, provocando que Sony sufriera una fuga de capital de casi 18.000 millones de euros en las horas posteriores al acuerdo.

Ante este escenario, Sony ha movido ficha rápidamente, adquiriendo un desarrollador independiente con el que lleva colaborando desde hace tiempo, y que ha creado "algunas de las franquicias más aclamadas en la industria de los videojuegos, como Halo y Destiny", según explica el propio comunicado de la compañía nipona.

Al contrario que Microsoft con Activision, no obstante, Sony ha querido aclarar que "Bungie seguirá operando de forma independiente, manteniendo la capacidad de autopublicación y de llegar a los jugadores allí donde decidan jugar".

Es decir, que en sus planes iniciales no entra ofrecer estos títulos exclusivamente a los usuarios de Playstation. Pero si la guerra con Microsoft obligara a ello, Sony tiene ahora esa posibilidad al ser la dueña de Bungie.

La compra de Bungie consolida las buenas perspectivas de futuro de Sony

Cuando estalló la noticia de la compra de Activision, el banco japonés Mizuho aseguraba en su análisis de la operación que Sony había pagado un precio muy caro en bolsa por el miedo del mercado a que el 10 o 15 por ciento de ventas que representan los títulos de Activision para Playstation se esfumaran bajo el mando de Microsoft.

En consecuencia, Mizuho esperaba un movimiento de adquisición por parte de Sony que ahora se ha convertido en realidad, y gracias al que la entidad financiera ratifica su recomendación de compra de las acciones de la empresa, a las que otorga un precio objetivo de 19.600 yenes (151 euros). O lo que es lo mismo, un potencial de retorno de más del 50 por ciento.

Publicidad

Esta visión optimista respecto a la cotización de Sony la han compartido también otras entidades como Morgan Stanley, que tras el anuncio de compra de Bungie ha actualizado su recomendación de compra de la empresa japonesa, manteniendo el precio objetivo de 18.000 yenes japones que calculara para sus acciones.

De acuerdo al análisis realizado por Bloomberg Intelligence, "la compra de Bungie por parte de Sony puede consolidar aún más su posición como plataforma de juegos, y también puede servirle de trampolín en su empeño por alcanzar el liderazgo de la industria en la próxima generación de juegos en la nube".

Esta percepción parece ser generalizada entre el consenso de analistas, dado que más del 80 por ciento recomienda comprar o sobreponderar las acciones, mientras que el 20 por ciento restante se mantiene neutral ante las mismas.

Publicidad

La diversidad del negocio de Sony apoya su causa

Cabe destacar que pese al buen tono con el que ha sido recibida la noticia del movimiento de Sony para cimentar su liderazgo en el sector del videojuego, gran parte de culpa del éxito de la empresa en el mercado es la diversificación de sus líneas de negocio, que se extiende hasta la industria musical o de los dispositivos electrónicos.

Según apunta Bloomberg Intelligence, el beneficio operativo de Sony "podría alcanzar un segundo récord consecutivo en el ejercicio fiscal 2022 que finaliza en marzo, gracias a su negocio de contenidos de software y hardware".

El análisis de la casa de inteligencia norteamericana explica que el nuevo software de juegos de Playstation 5 podría impulsar un fuerte crecimiento de las ventas para Sony, unido a los 47,2 millones de suscriptores de la red de juegos de la compañía, pero que su capacidad para desarrollar contenidos de música, anime y películas populares también puede impulsar estas ventas.

"La demanda de sensores de imagen de gama alta podría recuperarse en el ejercicio 2022, ya que la empresa podría ampliar con éxito su base de clientes, así como el hardware de gama alta de Sony, como televisores, cámaras y auriculares inalámbricos, que también podría impulsar el crecimiento de los ingresos", concluye.

En portada
Publicidad
Noticias de