La Fed prepara al mercado para un tapering acelerado por la inflación

El presidente de la Fed, Jerome Powell, admite que la inflación ya no es transitoria. Prepara al mercado para acelerar la retirada de estímulos y la subida de los tipos de interés

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, admitió ante el Capitolio de los Estados Unidos que “la amenaza de una inflación persistente” ha aumentado y preparó a los mercados para una retirada acelerada de los estímulos monetarios (tapering).

El discurso de Powell supuso un cambio de tono respecto a su postura en las últimas comparecencias, en las que el máximo dirigente de la Fed siempre había hablado de la inflación como un fenómeno transitorio.

Publicidad

Es más, el banquero recalcó expresamente que quizás sea este el momento adecuado para dejar de usar la palabra transitoria en relación a la inflación.

Los comentarios de Powell llegaron cuando la inflación alcanzó el 6,2 por ciento en octubre, la tasa más alta en tres décadas, impulsada por los problemas en las cadenas de suministro y el incremento de los costes empresariales.

Powell acelerará el tapering

El presidente de la Fed dejó muy claro que el banco central se embarcará en una política monetaria más restrictiva, cuyo primer paso será acelerar el tapering, es decir, la retirada de estímulos. Es decir, mantiene el juego que ya se conocía.

Utilizando como justificación la fuerte subida de los precios y la solidez de la recuperación económica, Powell dijo que este parece el momento “adecuado para acelerar el fin de las copras de bonos unos meses antes”.

Publicidad
Publicidad

Tras su reciente reelección al frente de la Fed, los analistas esperaban un tono más agresivo de Powell. Algunos expertos creen ahora que, incluso, el banco central podría ir más allá con las subidas de tipos.

Suben las expectativas de incremento de tipos

“Parece que la Fed quiere tener margen para subir los tipos mucho antes de que finalice el próximo año si sienten que lo necesitan", dijo Brian Coulton, economista jefe de Fitch.

“Powell sugirió que se ha cumplido la meta de inflación. Si la recuperación del empleo continúa, está efectivamente preparado para marcar el camino hacia unos mayores tipos de interés”, dijo Neil Dutta, economista jefe en Renaissance Macro.

De hecho, así lo reflejaron los futuros, que descontaban una probabilidad del 50 por ciento de que la Fed incremente los tipos en mayo. Antes del discurso de Powell, se esperaba el primer incremento para junio.

Powell advierte sobre ómicron

En relación a la variante ómicron de coronavirus, Powell reconoció que supone una mayor incertidumbre, con potenciales efectos sobre los niveles de crecimiento económico y empleo.

Si el virus se expande más debido a ómicron, podría acelerarse la vuelta al teletrabajo, lo que a su vez intensificaría lo problemas en las cadenas de suministro y lastraría la recuperación del mercado laboral, expuso el presidente de la Fed.

Publicidad

Poco antes del discurso de Powell, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, intentó transmitir calma tras apuntar que la nueva variante del virus es motivo de preocupación pero no de pánico.

La inflación deja de ser transitoria

Con todo, el matiz que más caló entre los expertos tras las palabras de Powell fue el hecho de que la inflación dejó de ser un fenómeno transitorio.

De esta forma, el banquero “corrigió finalmente una grave caracterización errónea” de la inflación, dijo el ex directivo de Pimco y analista, Mohamed El-Erian.

Publicidad

A su juicio, el presidente de la Fed también puso el foco sobre la inflación, que es el verdadero riesgo para los mercados y la economía

“Es evidente, y es algo que no puede pillar por sorpresa a los inversores, que la inflación está descontrolada, por lo que la Fed se va a ver forzada a actuar”, dijeron al respecto los analistas de Link Securities.

Ahora, está por ver la habilidad de Powell para manejar los tiempos.

En portada
Publicidad
Noticias de