Las nuevas tecnologías que marcarán el ritmo del mercado

Las tecnologías emergentes apuntan a convertirse en el motor del mercado financiero este ejercicio

La pandemia del coronavirus ha convertido a las empresas tecnológicas en protagonistas aún más relevantes del mercado financiero, empujando no solo la cotización de grandes empresas relacionadas con sectores como el comercio electrónico o la digitalización de servicios, sino también la inversión de capital de riesgo en startups y compañías emergentes.

Para 2022, a pesar de que el frenesí bursátil parece haberse relajado levemente en los últimos meses, las señales apuntan a una continuidad de esta tendencia, gracias sobre todo a la liquidez que mantienen los fondos de capital riesgo y a la gran cantidad de oportunidades existentes en empresas tecnológicas en fase inicial.

Publicidad

Ese es, al menos, el análisis que se desprende del informe sobre tecnologías emergentes realizado por PitchBook, empresa filial de Morningstar dedicada a la recopilación de datos en los mercados de capital privado.

En este informe, la empresa de análisis desgrana hasta 11 categorías de tecnología emergente cuyo futuro pinta prometedor el próximo año, pero destaca especialmente el área de la medicina personalizada y la seguridad de la red de conexiones entre objetos o "internet de las cosas", entre otras.

NASDAQ 100 (QQ)NASDAQ 100 (QQ)

-87,60-0,76 %
11.485,50

El mercado saldrá ganando de la revolución del 5G

El "internet de las cosas" (IoT) es el nombre dado a una red de inteconexión entre distintos productos y objetos con internet, red que se espera que en 2022 viva un año de aceleración en su crecimiento gracias a una mayor extensión del 5G.

Sistemas y tecnologías como el almacenamiento en la nube o una mayor velocidad de conexión entre dispositivos posibilitada por el 5G hacen que cada vez sea más posible la sincronización entre, por ejemplo, teléfonos móviles y coches, televisiones, o incluso neveras, y en ese contexto, las empresas de ciberseguridad estarán listas para brillar.

Publicidad
Publicidad

"La seguridad del IoT producirá una cotización pública con más de 1.000 millones de dólares de valor de salida", afirma PitchBook en su informe, añadiendo que "la seguridad en el IoT se ha convertido en un motor de valor para las principales empresas de seguridad pública como Microsoft, JFrog, o SentinelOne".

Ante el incremento de los ciberataques a estos nuevos dispositivos conectados al "internet de las cosas" pero más expuestos que, por ejemplo, un ordenador, PitchBook considera que empresas bien posicionadas en el mercado como Dragos, Armis, o Claroty tienen potencial para continuar con su crecimiento a través de una cotización pública.

El algoritmo de la salud

Otra área tecnológica emergente es el de la medicina personalizada, que PitchBook considera que recibirá un nivel récord de inversión de capital riesgo en 2022.

La medicina personalizada aboga por elaborar tratamientos individualizados que "se adaptan a los genes, el entorno y el estilo de vida del paciente basándose en algoritmos que analicen el perfil de salud y bienestar de un individuo", explica el informe sobre las tecnologías emergentes.

La compañía estadounidense considera que la medicina personalizada "lleva varios años dando que hablar", con empresas como Apple exhibiendo propuestas como su Apple Health, pero que las lagunas tecnológicas y la ineficacia en el aprovechamiento del Big Data han impedido que se haga realidad.

Publicidad

"Sin embargo, una confluencia de tecnologías como los dispositivos de monitorización remota de pacientes, el Internet de las cosas (IoT), los historiales clínicos electrónicos o las bases de datos genéticos están ayudando a avanzar este sector", asegura el estudio de PitchBook.

Por ello, aunque la medicina personalizada todavía puede tardar varios años en comercializarse por completo, se prevé que el interés de las empresas de capital riesgo en esta área aumente en 2022 "debido a los fuertes impulsores del mercado y al potencial de un gran mercado direccionable".

Un ejemplo de qué patrón puede seguir este sector lo marca una empresa como Tempus, que ha creado la mayor biblioteca de datos clínicos y moleculares del mundo utilizando un sistema operativo basado en inteligencia artificial "para hacer que los conocimientos sean accesibles y útiles para pacientes, médicos e investigadores".

En diciembre de 2020, Tempus consiguió el mayor acuerdo de financiación logrado por una empresa de medicina personalizada, valorado en 450 millones de dólares, y ahora explora una salida a bolsa en los Estados Unidos.

Publicidad

El apetito de los grandes fondos por los sectores emergentes

Una muestra del interés de los grandes inversores por las nuevas tecnologías puede apreciarse en la información proporcionada por Edmond de Rothschild, que anunció el lunes que su fondo dedicado al Big Data ha superado la barrera de los 1.000 millones de euros en activos bajo gestión, con más de 370 millones de euros de entradas netas en 2021.

El fondo tiene, que tiene como objetivo "identificar y seleccionar empresas innovadoras y de alta calidad a nivel mundial que se beneficiarán de la revolución del Big Data" cuenta ahora con casi 1.200 millones de euros en activos.

De igual manera, KKR también anunció durante la mañana del lunes el cierre del primer vehículo de capital de crecimiento que dedicará a la salud, y que contará con 4.000 millones de dólares en caja para "generar fuertes rendimientos para los clientes invirtiendo en empresas sanitarias innovadoras con productos y servicios probados, que busquen un socio para comercializar y escalar".

"Ahora más que nunca existe una importante demanda tanto de productos y servicios innovadores en el sector sanitario como de un socio de capital experimentado y flexible que invierta en su crecimiento y amplíe su alcance", señaló Ali Satvat, socio responsable del crecimiento estratégico en el sector sanitario en KKR.

En portada
Publicidad
Noticias de