Las actas de la Fed apuntan a una retirada de estímulos progresiva

La Reserva Federal podría anunciar en Jackson Hole la retirada de estímulos. Los miembros del banco central mostraron consenso en torno al objetivo de inflación antes de conocer el buen dato de empleo en julio

Las actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed) apuntan a una retirada progresiva de los estímulos monetarios activados el año pasado por la pandemia.

Los miembros del banco central mostraron consenso en la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), celebrada entre el 27 y el 28 de julio, en torno al cumplimiento del objetivo de inflación.

“La mayoría de los participantes juzgaron que el estándar hacia la meta de máximo empleo aún no se había cumplido. Al mismo tiempo, la mayoría comentó que este estándar se había logrado respecto al objetivo de estabilidad de precios”, reflejan las actas de la reunión, publicadas este miércoles por la Fed.

Reunión anterior al dato de empleo

La cita se celebró antes de que se conociera el dato de creación de empleo de julio en los Estados Unidos

El mes pasado, el mercado laboral incorporó 943.000 empleos, superando ampliamente las expectativas -el consenso de analistas marcaba los 870.000 puestos nuevos- y las cifras de junio, en el que se sumaron 850.000 trabajadores.

Publicidad

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo en la reunión que el mercado laboral “aún tenía camino por recorrer”, pero tras conocer el repunte por encima de las previsiones, varias voces del banco central se han posicionado a favor del adelanto de la retirada de estímulos.

Publicidad

Las actas de la cita reflejan, por otra parte, consenso entre los miembros del organismo en torno a que la recuperación económica “ha progresado” en los últimos meses.

“Todos los participantes evaluaron que la economía había avanzado hacia los objetivos de máxima estabilidad de precios y empleo del Comité desde la adopción de la guía sobre compras de activos”, muestran las actas, en un escenario en el que el volumen de compras actual se sitúa en los 120.000 millones de dólares mensuales.

Más voces se suman al inicio del tapering

En las últimas semanas, varios representantes de las distintas Reservas Federales estadounidenses han presionado para que el banco central reduzca el programa de estímulos.

El presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, dijo la semana pasada que esperaba un repunte “algo mayor” de las cifras de empleo para que el banco tomara esta determinación.

Jim Bullard, de la Reserva de San Luis, comentó por su parte que desearía ver la reducción del programa de compras para el primer trimestre del próximo año, si bien los analistas coinciden en que esto no resulta una sorpresa. “Su posición ‘hawkish’ es de sobra conocida”, explican en Bankinter.

Publicidad

El último en sumarse fue el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, que aseguró esta misma semana que los objetivos fijados podrían alcanzarse en septiembre.

“La pregunta ahora es si los problemas asociados a la expansión de la variante delta van a ralentizar la mejora del mercado de trabajo”, dijo el banquero en una entrevista el lunes.

Mientras tanto, Wall Street profundizó las pérdidas con las que abrió la sesión de este miércoles y se aleja aún más de sus máximos históricos, alcanzados el lunes.

El Dow Jones y el S&P 500 marcan un retroceso del 0,3 por ciento mientras que el Nasdaq, que abrió con ligeras ganancias, pierde un 0,14 por ciento.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de