La resaca de Wall Street lastra el inicio de semana en Tokio

La Bolsa de Tokio retrocedió hoy, en una jornada en la que pesó como una losa la fuerte caída del viernes de Wall Street, ante la posibilidad de que los tipos vuelvan a subir próximamente en Estados Unidos sugerida por un miembro de la Reserva Federal (Fed).

El selectivo Nikkei cerró hoy con una caída de 292,84 puntos, un 1,73 por ciento, y quedó en 16.672,92 enteros, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, retrocedió 20,76 puntos, un 1,54 por ciento, y cerró en 1.323,10 unidades.

Los 33 sectores del parqué nipón retrocedieron con el minero, el metalúrgico y el financiero a la cabeza en cuanto a pérdidas.

Los efectos del retroceso en Nueva York al término de la semana pasada golpearon desde el inicio al Nikkei, que por momentos llegó a perder más de un 2 por ciento, aunque la publicación de unos datos -mejores de lo previsto- de pedidos de maquinaria en Japón en julio ayudaron a calmar un poco las aguas.

La caída de Wall Street, donde el Dow Jones cedió un 2,13 en una de sus peores sesiones desde junio, vino dada por unas palabras del presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren.

Rosengren afirmó que la política de mantener los tipos en niveles tan bajos está aumentando las posibilidades de sobrecalentamiento de la economía y consideró "apropiado" un ajuste gradual de la política monetaria.

"Los comentarios de Rosengren han hecho pensar que la Fed podría subir los tipos muy pronto pese a los malos indicadores macroeconómicos estadounidenses de las últimas semanas", dijo Shingo Ide, analista de NLI Research Institute, a la agencia Kyodo.

En ese sentido, todas las miradas estarán hoy puestas en el discurso que tiene previsto dar en Chicago la gobernadora de la Fed, Lael Brainard, cuyo contenido podría marcar el devenir de la semana a ambos lados del Pacífico.

Entre las más perjudicadas de la jornada estuvo la química Kumiai, que redujo el viernes su previsión de beneficios para el ejercicio y hoy se desplomó un 12,4 por ciento.

La farmacéutica Ono se dejó un 2,8 por ciento, después de que el diario Nikkei adelantara el fin de semana que un fármaco estadounidense para el tratamiento del cáncer está cerca de ser aprobado para su uso en Japón, mercado en el que sería competencia directa.

Por su parte, el minorista Don Quijote perdió un 3,1 por ciento al anunciar que sus ventas en agosto disminuyeron a ritmo interanual.

En la primera sección, 1.599 valores retrocedieron, frente a los 282 que avanzaron, mientras que 94 terminaron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 1,791 billones de yenes (15.528 millones de euros), por debajo de los 2,166 billones de yenes (18.779 millones de euros) del viernes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.