La inflación de EEUU concede a los mercados la décima que anhelaban

E IPC se reduce por primera vez desde octubre del año pasado en los EEUU. Se coloca en el 5,3%

La inflación en los Estados Unidos da un respiro a la Reserva Federal (Fed) y al resto de los mercados. Consignó en agosto la primera reducción desde octubre del año pasado.

El índice de precios al consumo (IPC) se situó en el 5,3 por ciento, una décima menos que respecto al dato de julio.

Publicidad

La cifra supone un alivio para el banco central estadounidense ya que podría indicar que la inflación ya llegó a su pico desde el inicio de la pandemia.

El IPC subyacente cae por debajo de las previsiones

La ralentización de la inflación cumplió por primera vez en los últimos meses con las expectativas de los analistas después de que a lo largo del verano se situara en su nivel más alto de los últimos 13 años.

“El retroceso podría hacer pensar que la inflación ha tocado techo”, explican en Bankinter. El foco, según los analistas del banco, está en “comprobar si las tensiones en precios siguen concentradas en ciertos nichos de la economía o si empiezan a extenderse”.

Publicidad

El IPC subyacente, que excluye los precios de la energía y de los alimentos, se redujo en agosto hasta el 4 por ciento, dos décimas por debajo de las expectativas del consenso y tres décimas menos respecto al dato de julio.

Publicidad

En el acumulado del último año, sin embargo, el aumento de este indicador es del 4 por ciento.

Powell respira

Hace una semana, la Fed reflejó en su Libro Beige que la inflación se viene manteniendo “estable a un ritmo elevado” en los últimos meses, lo que dificulta la retirada de los estímulos monetarios activados por la pandemia.

En julio, el repunte del IPC fue de tres décimas, siendo el último dato que manejaba el organismo que dirige Jerome Powell.

“Con escasez generalizada de recursos, las presiones sobre los precios continuaron siendo generalizadas”, destaca el informe elaborado por la Fed, que refleja el sentimiento económico de las distintas regiones estadounidenses.

El presidente de la Fed, por tanto, tiene motivos para respirar aliviado, ya que la ralentización cumple con los planes del organismo.

Publicidad

Si bien en agosto ha llegado la reducción más clara, en julio ya se vinieron mostrando ciertos avances. En tasa mensual, los precios en los Estados Unidos subieron un 0,5 por ciento, lo que significa cuatro décimas menos que el 0,9 por ciento que subieron el mes anterior.

Wall Street diluye la apertura alcista

Tras conocer el dato de inflación, Wall Street reaccionó con subidas en sus principales indicadores, aunque la alegría solo duró en los primeros compases de negociación.

El Dow Jones, que comenzó con un alza del 0,2 por ciento, se hunde un 0,3 por ciento hasta los 34.755 puntos. El S&P 500, por su parte, cede un 0,2 por ciento hasta los 4.460 enteros.

El Nasdaq, referencia de los valores tecnológicos, cotiza plano tras abrir con un repunte del 0,3 por ciento. Se coloca en 15.430 puntos, a unos 200 enteros de distancia frente a sus máximos históricos comienzos de mes.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de