La reelección de Powell, la mejor opción para los mercados

El mandato de Jerome Powell en la Fed llega a su fin, aunque es el principal candidato para continuar liderando la política monetaria estadounidense

Jerome Powell fue la persona designada por Donald Trump para liderar la Reserva Federal en 2017. Cuatro años después y con Joe Biden en la Casa Blanca, el economista sigue siendo el favorito para liderar la política monetaria estadounidense.

Reforzado tras su discurso en Jackson Hole, el tono moderado de Powell en el simposio sentó bien a los mercados al confirmar que el programa de retirada de estímulos dependerá de la evolución de la economía de los Estados Unidos.

El mandato de Powell expirará en febrero, aunque su gestión de la crisis sanitaria y las simpatías que despierta tanto entre republicanos como entre los demócratas indican que es más probable que repita durante otros cuatro años. 

Sin movimientos en los mercados

La decisión corresponderá a Biden, si bien nombrar a un sustituto podría tener consecuencias especialmente en Wall Street.

“Se espera la reelección de Powell y se espera que no mueva los mercados. No volver a nombrarlo lo haría, dada la importancia de la Fed para la Bolsa”, explica en un comentario Ben Laidler, analista de Etoro.

Publicidad
Publicidad

Un año y medio después del desplome de los mercados por el coronavirus, la Bolsa de Nueva York se ha beneficiado del programa de compras de activos activado por la Fed para dispararse hasta máximos históricos.

Presiones para un cambio

Pese a que el ‘chair’ de la Fed granjea apoyos incluso dentro de los demócratas, en las últimas semanas se han escuchado algunas voces pidiendo un cambio en la cúpula del banco.

Entre ellas, la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Ortez, que instó a Biden a efectuar el reemplazo para “volver a imaginar una Reserva Federal centrada en eliminar el riesgo climático y promover la justicia racial y económica”.

Esta fue, precisamente, una de las críticas que recibió Powell tras Jackson Hole al no hacer ni una mención al cambio climático durante su intervención.

Junto a Ocasio-Ortez, otros demócratas de la Cámara de Representantes como Rashida Tlaib, Ayanna Pressley o Mondaire Jones se unieron a las presiones al presidente estadounidense para relevar a Powell.

Publicidad

Su propuesta pasa por devolver a una mujer a la cúpula de la Fed, ya que los focos se centran en Lael Brainard, también demócrata, y que entró al panel de la Fed al mismo tiempo que Powell, en 2014, durante la Administración Obama.

Brainard: papeletas para otro cargo

La salida de Powell podría “fácilmente impulsar un retroceso que se había esperado hace mucho tiempo”, detallan los analistas de Etoro.

“Esta sería probablemente una oportunidad de compra, ya que hay pocas diferencias de la política monetaria de Brainard”, argumentan.

Sin embargo, la reelección de Powell parece tan clara que hasta su predecesora, la demócrata Janet Yellen, apoyó su candidatura a finales de agosto, justo antes de la cita en Jackson Hole, según confirmó Bloomberg.

Publicidad

“En cambio, un nuevo compromiso podría hacer que Brainard sea nombrada vicepresidenta de supervisión bancaria”, explican en Etoro. Sustituiría, por tanto, a Randal Quarles, lo que dejaría una situación financiera “moderadamente negativa”.

Biden podría anunciar finalmente su decisión a lo largo de este mes, principalmente antes de la reunión del FOMC para reforzar la posición de Powell en la cúpula.

En cualquier caso, el presidente de la Fed se mantendrá en el cargo hasta febrero, cuando se cumplirán exactamente cuatro años de su jura. Su relación con Biden es mejor que la que tenía con Trump, que arremetió en varias ocasiones contra Powell a lo largo de su trayectoria al frente de la Fed.

A favor, Powell tendrá la baza del tapering y de su gestión dependerá el rendimiento de las bolsas norteamericanas en el medio plazo. Si continúan batiendo récords, las quinielas indican que el presidente se mantendrá hasta 2025.

En portada
Publicidad
Noticias de