El Libro Beige de la Fed da alas a Powell para reducir los estímulos en 2021

El Libro Beige recoge la desaceleración del crecimiento económico, aunque refleja el optimismo de las distintas Reservas Federales para comenzar el tapering este año

La Reserva Federal (Fed) reconoce la desaceleración del crecimiento de la economía estadounidense, aunque el sentimiento de las distintas regiones da alas al presidente, Jerome Powell, para aplicar la reducción de los estímulos monetarios este mismo año.

Así consta en el Libro Beige publicado este miércoles, un informe que analiza el comportamiento de las economías de las distintas regiones de los Estados Unidos.

De esta forma, Powell podría continuar con la hoja de ruta marcada en Jackson Hole, donde ya anticipó que si la economía estadounidense avanza dentro de las previsiones se procederá a aplicar el tapering a finales del ejercicio.

Ritmo moderado

El crecimiento de la economía se redujo “levemente a un ritmo moderado” entre julio y agosto, según explica el informe.

Los sectores más fuertes de la economía fueron la manufactura, el transporte, los servicios no financieros y los bienes raíces residenciales. 

Según la Fed, la desaceleración se reflejó en preocupaciones en torno a la seguridad por el aumento de contagios debido a la variante delta. Esa ralentización del crecimiento se percibió también en otros sectores “donde la actividad disminuyó o fueron restringidos por las interrupciones de la oferta y la escasez de mano de obra”.

Publicidad
Publicidad

Por ejemplo, la debilidad de las ventas de coches se atribuye “ampliamente a los bajos inventarios en medio de la actual escasez de microchips”, mientras que las débiles cifras del mercado inmobiliario se explican por la “baja oferta”.

Los informes de los sectores de agricultura o energía fueron mixtos, “pero en general positivos”, recoge el Libro Beige.

“De cara al futuro, la empresa de la mayoría de los distritos se mantuvieron optimistas sobre las perspectivas a corto plazo”, detalla el informe.

No obstante, siguió existiendo “una preocupación generalizada” debido a las continuas interrupciones en la cadena de suministro y la escasez de recursos.

Aumento generalizado del empleo

En cuanto al empleo, otro de los objetivos a alcanzar marcados por Powell para la retirada del programa de compras, la Fed explica que “todos los distritos continuaron reportando un aumento en general”.

“La demanda de trabajadores siguió aumentando, pero los distritos notaron una gran escasez de mano de obra que limitaba el empleo y, en muchos casos, obstaculizaba la actividad comercial”, apunta el banco central.

Publicidad

El varapalo llegó con las cifras de agosto, conocidas el pasado viernes. El mes pasado solo se crearon 235.000 empleos en los Estados Unidos, por debajo de los 500.000 puestos esperados y muy lejos de los 943.000 de julio.

Aquí volvió a incidir el efecto de delta, aunque la mayoría de los distritos “notaron aumentos salariales particularmente enérgicos” entre los trabajadores con los sueldos más bajos.

Inflación: estable pero elevada

La Fed considera, además, que la inflación se mantuvo “estable a un ritmo elevado” debido principalmente a que la mitad de los distritos notaron un aumento de precios fuerte, mientras que la otra mitad describió el avance como moderado.

“Con escasez generalizada de recursos, las presiones sobre los precios continuaron siendo generalizadas”, destaca.

Publicidad

En julio, la inflación se mantuvo en el 5,4 por ciento, mismo porcentaje que en el mes anterior, aunque supone la tasa más alta desde 2008.

En tasa mensual, los precios subieron un 0,5 por ciento en julio, cuatro décimas menos que el avance de junio.

En portada
Publicidad
Noticias de